Obligaciones fiscales de una tienda online

El auge del comercio electrónico ha provocado que cada vez más emprendedores se arrojen a los brazos del ecommerce para convertir sus sueños empresariales en realidad. Sin embargo, lo cierto es que muchos de ellos desconocen que, por muy en la nube que se trabaje, hay que seguir cumpliendo con las mismas obligaciones fiscales que cualquier otro tipo de negocio. Eso sí, ¿cuándo y de qué manera deben declararse estas ventas?

Cierto, Hacienda puede llegar a ser algo ambigua con este tema, pero como a la hora de reclamar lo que es suyo no lo es para nada, hemos decidido hacerte un resumen con las diferentes situaciones en las que te puedes encontrar cuando vendes online y cómo debes actuar frente a cada una de ellas. ¡Ya no tendrás que volver a preocuparte por si estás haciendo las cosas bien o mal!

¿Debo declarar mis ventas online?

En internet hay tanto autónomos como empresas, pero cada vez es más habitual que sean los propios particulares los que compran y venden productos entre ellos directamente. ¿Sabéis cuándo hay que declarar las compraventas y cuándo no es necesario? ¡Os lo contamos!

Actividad esporádica

La compra-venta de artículos usados por internet, ya sea a través de redes sociales o de app diseñadas específicamente para ello, no tiene por qué implicar obligación fiscal alguna si no supera los 1.000 euros. Por lo general, Hacienda no suele entrar en pequeñas transacciones que no implican grandes cambios patrimoniales, por lo que, sobre el papel, no habría por qué preocuparse por ello.

Eso sí, con la ley en la mano, al igual que al adquirir un producto o servicio se debe tener en cuenta el IVA, cuando se compra algo usado habría que hacer frente al Impuesto de Transacciones Patrimoniales (ITP). Este se sitúa en el 4% del valor del producto, aunque lo cierto es que no es habitual que la Agencia Tributaria persiga pequeñas compras de este tipo de productos.

Sin embargo, en caso de superar la citada cifra, los mil euros de rigor, la transacción sí que deberá ser comunicada a Hacienda en la siguiente Declaración de la Renta, pudiendo esta reclamar su parte de la misma.

  • En caso de detectar una venta no declarada entre particulares, la Agencia Tributaria puede hacerte pagar la cantidad que no se incluyó en la Declaración, su recargo correspondiente e incluso una multa.

Y esto, desde luego, siempre y cuando utilicemos este medio como algo puntual, para deshacernos de algo que ya no se utiliza y a lo que aún se le puede sacar un rendimiento económico. Porque si lo hacemos de forma habitual… la cosa cambia.

facturacion excel

Configura los impuestos de tu plataforma Woocommerce paso a paso

Actividad habitual

Si utilizamos los canales de venta entre particulares de forma habitual para enriquecernos, no dejamos de estar practicando una actividad empresarial por la que tendríamos que estar abonando ciertas cantidades tanto a Hacienda como a la Seguridad Social. Es decir, estaríamos operando como autónomos, pero sin estar haciendo frente a las obligaciones fiscales que nos corresponderían, ¡y eso puede acarrear no pocos problemas!

Vamos, que si es tu caso, lo mejor que puedes hacer es darte de alta en el RETAaplicar el IVA correspondiente a cada producto y operar, como mínimo, como un empresario individual. Debes declarar tus ganancias trimestralmente con el modelo 130, rendir cuentas en la Declaración de la Renta y cumplir con las obligaciones fiscales de la forma legal que escojas, aunque esto lo veremos con más detenimiento en los próximos apartados, ¡así que sigue leyendo!

El hecho de que plataformas como Vinted, Wallapop, Amazon o Ebay te den cierta confianza en cuento a tu anonimato en la red no debe hacerte caer en el error de pensar que por ello no debes afrontar tus obligaciones fiscales. Incurrir en alguna irregularidad no declarando correctamente tus ventas puede acarrear serias sanciones, ¡y no te interesa para nada que esto ocurra!

Gestionamos tu alta de autónomo por 59€

  Darme de Alta 

Empresas y autónomos: Declarar ventas online

Aquí ya hablamos de otra cosa. La persona que se da de alta como trabajador por cuenta propia o crea una sociedad lo hace con la firme intención de hacer negocios. Es decir, en este caso, la propia actividad, antes incluso de dar comienzo, lleva implícitas una serie de obligaciones fiscales que conviene tener muy presentes para no llevarse ningún tipo de sobresalto.

Venta de forma esporádica

Es posible que la mayor parte de tu actividad como empresario se desarrolle de forma física, pero que de vez en cuando también hagas una venta online. ¿Significa esto que porque tus cantidades sean pequeñas o solo recurras a este tipo de actividad de forma esporádica no debes declarar tus ganancias? ¡Como ya supondrás, esto no es así para nada!

Eso sí, tenemos una buena noticia para ti: aunque tendrás que declarar tus ganancias del mismo modo que el resto, con su IRPF, su IVA y su factura correspondiente, no tendrás por qué cambiar tu epígrafe IAE.

Venta forma habitual

Como seguramente ya sospechases, si tu actividad profesional o la de tu empresa obtienen sus beneficios mayormente a través de internet,  o lo que es lo mismo, si vendes online de forma habitual, tendrás que declarar tus ganancias ante Hacienda como corresponde.

Para empezar, deberás añadir el epígrafe IAE correspondiente a la venta online a tu modelo 036 o tu modelo 037, el que utilizases en su día para dar comienzo a tu andadura profesional.

❗️DATO CLAVE : No te quiebres la cabeza buscándolo en el listado porque no existe uno específico para este menester. El más apropiado, el que más se suele utilizar en este caso, es el 665: Comercio al por menor por correo o catálogo.

Sobre todo recuerda que, si nunca antes habías vendido online, deberás darte de alta en el epígrafe correspondiente para poder desarrollar esta actividad específica.

Lo que tienes que saber para empezar a vender online

Ya te hemos contado en otras ocasiones cómo dar de alta una tienda online como sociedad  o cómo dar dar de alta tu ecommerce como autónomo. Eso sí, si no tienes mucho tiempo para leer, aquí te dejamos un pequeño resumen con los modelos que tendrás que rellenar y mantener al día sí o sí para no llevarte ningún tipo de sobresalto con tus obligaciones fiscales. ¡Cuanto más al día estés, más fácil te resultará alcanzar el éxito!

Conviene no olvidar que, si nos dedicamos a la venta de productos o servicios a nivel profesional, debemos informar a Hacienda cada trimestre de cómo ha ido nuestro negocio (cuáles han sido nuestros ingresos) y hacer frente a los impuestos relativos a la actividad de tu tienda online

Como siempre, recuerda que tendrás que operar de una manera u otra dependiendo de si para trabajar con tu tienda online estás dado de alta como autónomo o como empresa.

Impuestos Ecommerce Autónomo

Si facturas como autónomo para tu ecommerce tienes que tener en cuenta que debes rellenar una serie de modelos de forma periódica para estar al día con tus obligaciones fiscales. El problema es que no son pocos y te restarán bastante tiempo.

Es por esto que desde Quipu siempre recomendamos contar con el soporte de una asesoría para tu ecommerce. De todos modos, aunque cuentes con ayuda profesional para aprovechar al máximo tu tiempo y tenerlo todo en orden, no está de más que estés al tanto de todo. Al fina y al cabo, en última instancia el responsable de todo eres tú como empresario individual, ¡así que presta atención a todo lo que necesitas saber!

  • Modelo 303: Autoliquidación del IVA  trimestral. Dicho impuesto es abonado por el comprador y el empresario actúa únicamente como depositario. Es decir, es un dinero que se cobra, pero que hay de devolver íntegramente a Hacienda.
  • Modelo 390: En este caso se trata del informe anual de IVA, aunque tiene carácter únicamente informativo.
  • Modelo 130: Tal y como hemos comentado un poco más arriba en el texto, este modelo es el de declaración para (auto)liquidar el pago fraccionado a cuenta del IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas).
  • Modelo 115: Se trata del modelo de liquidación trimestral por el que los autónomos declaran las retenciones practicadas por alquileres.
  • Modelo 180: Al igual que ocurre con el modelo 390, el modelo 180 es el mismo que el modelo 115, pero con carácter anual y meramente informativo.
  • Modelo 111: En él se declaran las retenciones practicadas a trabajadores, profesionales o empresarios.
  • Modelo 190: Cumple la misma función que el modelo 111, pero su carácter es anual y únicamente informativo.
  • Modelo 347: Con este documento anual se especifica la suma de operaciones realizadas con un cliente o proveedor si estas son superiores a 3005,06€.
  • Modelo 349: Es el que tienen que presentar todos los autónomos que tengan operaciones intracomunitarias como servicios, entregas o adquisiciones. Es decir, que se realizan dentro de la Unión Europea.
  • Modelo 369: es el modelo por el que se liquida el IVA de las ventas realizadas a particulares de la UE por medios online.

Impuestos Ecommerce Empresa

En caso de facturar desde tu tienda online como empresa, también debes conocer qué tipo de modelos debes presentar de forma periódica para mantener tu ecommerce al día en cuanto a obligaciones fiscales. Ahórrate disgustos, ¡resulta mucho más fácil de lo que puede parecer en un principio!

  • Modelo 200: Se trata del impuesto de sociedades, el que grava sobre las rentas obtenidas por las empresas.
  • Modelo 303: Al igual que en el caso de los autónomos, es el modelo que se utiliza para la autoliquidación del IVA trimestral.
  • Modelo 111: Documento en el que se declaran las retenciones practicadas a empresarios, trabajadores y profesionales.
  • Modelo 190: Cumple la misma función que el modelo 111, pero tiene carácter anual y se trata de un documento meramente informativo.
  • Modelo 115: Este modelo también es de liquidación trimestral y con él las empresas declaran las retenciones practicadas por alquileres.
  • Modelo 347: En este modelo de carácter anual de operaciones con terceros se especifica la suma de operaciones realizadas con un cliente o proveedor cuando estas son superiores a 3005,06€.
  • Modelo 349: Al igual que en el caso de los autónomos, es el modelo que tienen que presentar las empresas que tengan operaciones intracomunitarias como servicios, entregas o adquisiciones. Es decir, que realicen este tipo de actividades dentro de la Unión Europea.
  • Modelo 369: es el modelo por el que se liquida el IVA de las ventas realizadas a particulares de la UE por medios online.

Si vendes online o estás pensando en hacerlo, debes saber que Quipu también puede facilitar la actividad diaria de tu tienda online.

¿Y cómo lo hacemos? Quipu se integra con tu ecommerce para que, por cada venta pagada que hagas en tu tienda online, se cree una factura en tu cuenta. De esta forma siempre tendrás controlada toda tu facturación con datos en tiempo real.

Además, podrás añadir tus gastos, observar los impuestos acumulados con un simple golpe de vista o rellenarlos con un solo click cada final de trimestre. Queremos ahorrarte tiempo para que puedas centrarte en lo que de verdad importa

No te lo pienses más y consúltanos cualquier cosa que necesites saber, ¡automatiza tu ecommerce con Quipu!

¿Cómo hacer facturas en Woocommerce? ¡Te lo contamos paso a paso!

Deja un comentario

facturacion ecommerce

You have Successfully Subscribed!