¿Se puede abrir una tienda online sin ser autónomo?

¿Tienes una tienda online y no sabes si tienes que darte de alta como autónomo?

En el siguiente artículo te explicaremos todo lo que tienes que saber si vendes online y aún no tienes claro si puedes facturar sin ser autónomo, cuando darte de alta y cómo.

Iniciar una nueva aventura empresarial, por muy de moda que esté el concepto de ‘emprendimiento’, asusta un poco. Lo sabemos. Eso sí, con las facilidades que nos ha traído el mundo online y el auge de este tipo de comercio en los últimos tiempos, desaprovechar la oportunidad por no tener claras algunas cosas sería un error de bulto.

Por eso, desde Quipu hemos querido elaborar una guía en la que contaros paso a paso todas las opciones que tenéis para empezar a vender en internet. Y más importante aún, hacerlo como es debido para no llevaros ningún tipo de sobresalto.

¡Veamos juntos qué hace falta para lanzarse a triunfar en las ventas online!

¿Debo darme de alta en autónomos para vender en mi tienda online?

Lo primero que hay que tener claro a la hora de iniciar este tipo de actividad es que no basta con armar una web y empezar a recibir ingresos. Al igual que en las tiendas físicas, debemos declarar nuestros impuestos para estar al corriente con Hacienda, por lo que sí, tenemos que darnos de alta como autónomos desde el primer momento o, en su defecto, tal y como veremos un poco más adelante en este mismo post, dar de alta una empresa.

Al menos esto es lo que nos dice la ley, ya que como veréis la cosa da lugar a ciertas interpretaciones. Eso sí, tanto la Agencia Tributaria como la Seguridad Social buscarán hacerse ‘con su parte del pastel’, así que conviene jugar según sus reglas, ¡es como mejor nos irá!

Ya estoy dado de alta como autónomo

En caso de estar ya dado de alta en el RETA y tener otra actividad económica, lo primero que debemos hacer es dirigirnos a los epígrafes IAE y buscar el que más se asemeje a nuestro nuevo tipo de actividad.

Una vez lo tengamos, únicamente nos quedará ir al modelo 036 o al modelo 037, el que utilizásemos en su día para darnos de alta, y añadir dicho epígrafe en el apartado correspondiente.

❗️ DATO CLAVE:  Eso sí, mucho ojo con el modelo 303, porque habrá que presentar tantos como epígrafes distintos hayamos incluido. Es decir, no valdrá con presentar uno para todas nuestras actividades.

Es mi primera experiencia como autónomo

En caso de estar iniciando una nueva aventura como autónomos, lo mejor es seguir este paso a paso para darse de alta como trabajador por cuenta propia que os preparamos en Quipu con todo lo que necesitáis saber.

Al igual que en el caso anterior, es necesario seleccionar un epígrafe IAE, el que más se asemeje a la actividad que tengamos pensado desarrollar. Eso sí, antes de todo esto lo mejor es tener claro cuál de todas las plataformas existentes utilizaremos para echar a andar nuestro ecommerce.

Lo mejor es tenerlo todo listo para empezar en el mismo momento en el que nos demos de alta, ¡aquí os dejamos 5 consejos imprescindibles para gestionar vuestros ecommerce.

¿Es necesario dar de alta mi tienda online como autónomo?

Hay quien tiende a pensar que puede no hacer frente a la cuota de autónomos durante un tiempo, al menos hasta que el negocio se estabilice y comience a dar sus frutos. Por desgracia, aunque este periodo de amnistía nos vendría genial a todos, esto no es del todo así. Con la ley en la mano, debemos estar dados de alta en el RETA desde el primer día de la actividad, antes incluso de habernos puesto en contacto con nuestro primer cliente.

Existen ciertas lagunas que pueden invitarnos a pensar que podemos ahorrarnos dicha cantidad, y aunque lo cierto es que podríamos llegar a defenderlo dentro del marco de la legalidad, la cosa puede tornarse complicada.

Os lo explicamos:

  • Durante los últimos años se ha extendido la creencia de que, siempre y cuando nuestra actividad de venta no supere el SMI anual, o sea esporádica, podríamos no estar dados de alta en el RETA y estar ahorrándonos la cuota de autónomos.

Ahora bien, en caso de sufrir una  inspección de Hacienda tendríamos muchas cosas que explicar… y no todas serían sostenibles. Desde Quipu os animamos a que os deis de alta siempre.

👉 El siguiente artículo será de tu interés si ya has decidido darte de alta como autónomo en tu ecommerce y necesitas llevar la facturación de tu tienda online Shopify. Y si lo que necesitas es generar facturas en Woocommerce en esta guia te lo explicamos paso a paso.

Cómo vender online sin ser autónomo

La única forma que hay de vender en Amazon sin ser autónomo, por poner un ejemplo, es vender artículos usados.

De igual modo, si utilizamos alguna app de compra/venta de objetos de segunda mano, muy populares en los últimos tiempos, también podemos hacerlo sin tener que darnos de alta como autónomos.

El resto de supuestos nos expondrían a posibles sanciones nada agradables para nuestra economía que os contamos justo a continuación.

👉 Por cierto, esto te resultará interesante si quieres aprender a crear una tienda tienda Shopify paso a paso

¿Qué problemas puedo tener con la Seguridad Social si no me doy de alta?

Siempre se ha dicho que España es un país de pillos, pero también está aquello de que ‘la policía no es tonta’. De ahí que, en caso de estar cometiendo algún tipo de irregularidad a nivel fiscal y ser cazados por la ley, nos expongamos a ciertas sanciones nada agradables.

  • El pago de todas las cuotas de autónomo atrasadas con su recargo correspondiente.
  • El impedimento de poder seguir desarrollando nuestra actividad comercial.

Esto hará que lo que nos hayamos estado ahorrando durante un tiempo se desvanezca de golpe, en un porcentaje aún más elevado y podría incluso dejarnos sin la actividad que nos ha estado dando de comer.

💡 QUIPU TIP: De ahí que nuestro consejo sea siempre mantenerse dentro de la legalidad, ¡es la mejor forma de subsistir y alcanzar el éxito empresarial. Tomarse las cosas enserio desde el primer momento.

¿Cuándo se considera que hay habitualidad o recurrencia en mi actividad?

Tal y como ya hemos comentado, una de las defensas que podríamos esgrimir es el hecho de que la actividad online no sea nuestra actividad económica principal, sino una actividad esporádica.

El problema es que si abrir una tienda unas cuantas horas al día ya es considerado como actividad económica habitual, ¿qué hay de un ecommerce que permanece ‘abierto’ las 24 horas del día? El hecho de que vendamos más o menos es algo que no importa a estos niveles.

Lo realmente importante a nivel legal es que estamos ofreciendo un producto o servicio y que, por ello, debemos cumplir con una serie de obligaciones fiscales.

Qué impuestos vas a pagar como autónomo de un comercio online

El hecho de estar al frente de un ecommerce conlleva más pagos además de la cuota de autónomos. Para empezar, esta variaría en función de las posibles bonificaciones de las que podamos beneficiarnos, si es que podemos. Eso sí, como ya hemos dicho nada nos librará de afrontar otros impuestos en un ecommerce que son comunes a cualquier tipo de actividad física, por muy en el mundo online que nos movamos

Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) – Modelo 303

Oscila entre el 10% y el 21% en función del tipo de actividad. Grava el consumo, y hay que tenerlo en cuenta a la hora de marcar los precios de nuestra tienda online. Técnicamente no es un impuesto para el comerciante, sino para el consumidor. El dueño de la tienda online actúa como mero intermediario.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) – Modelo 130

Se trata del impuesto más importante de la Agencia Tributaria española por las cifras que maneja, y grava la utilidad de personas, empresas y otros entes legales.

Básicamente, como autónomos estamos obligados a informar a Hacienda de nuestros ingresos mediante el modelo 130 y a responder ante ella en nuestra Declaración Anual de la Renta.

💥  BONUS  : Descubre el programa con el rellenas los impuestos por las ventas de tu ecommerce de forma fácil, sin hacer cálculos y sin errores.

Por todo esto, y por algunas cosas más, en Quipu ya te hemos contado en alguna ocasión que lo ideal es contar con una asesoría para tu ecommerce. Es la mejor forma de sacar el máximo partido a tu tiempo y no tener que preocuparte por ciertos asuntos que siempre están mejor en manos de especialistas.

¿Alta como autónomo o sociedad para mi tienda online?

Además del aspecto de la seriedad, importante para alcanzar ciertos objetivos, actuar como sociedad conlleva múltiples ventajas:

  • La responsabilidad es muy distinta en función de los tipos de sociedades.
  • Los clientes suelen confiar mucho más en una compañía que en un empresario individual.
  • La carga fiscal es muy distinta.
  • Ventajas a la hora de contratar empleados.
  • Nos volvemos más competitivos frente a otras empresas.

Eso sí, formar una sociedad es un proceso algo más largo y complicado que darse de alta como autónomo, ¡veamos cómo es el proceso!

Formación de la sociedad para un ecommerce

Lo primero que conviene tener muy claro es cuáles son los pasos obligatorios para que tu ecommerce se forme como una sociedad:

  1.  Hay que determinar el tipo de sociedad que se quiere formar. Para un ecommerce, lo más indicado a nuestro juicio es constituir una Sociedad Limitada o una Sociedad Civil.
  2. Después toca solicitar en el registro mercantil un nombre de sociedad que esté libre. Para ello podemos acceder al apartado denominaciones del Registro Mercantil Central.
  3. También hay que redactar una escritura pública de constitución de la sociedad con los datos de los socios y su participación correspondiente. Para ellos hay que hacer la firma ante notario, presentando el documento de registro mercantil obtenido en el paso anterior. La escritura debe presentarse obligatoriamente  en el registro mercantil, como mucho dos meses más tarde junto a los siguientes documentos:
  • Copia del NIF provisional
  • Original de la escritura de constitución de la Sociedad.
  • Certificación  de denominación social.
  1. Alta de la cuenta bancaria como sociedad. En caso que sea una SL, la aportación debe ser de al menos 3.000 € en la cuenta bancaria con la participación de cada socio que se haya acordado. El banco te dará el certificado de apertura que tendrás que presentar ante notario.
  2. Marcar los estatutos sociales, tarea que te recomendamos que lo delegues a un abogado especializado o notario,donde se tendrán que indicar unos datos básicos de la sociedad:
  • El tipo de Sociedad
  • El objeto social: en este caso, venta online de nuestro producto/servicio
  • Domicio social
  • Capital social
  • Participación de los socios

Aunque en las sociedades express el objeto social ya viene predefinido e incluye la venta online, siempre se tendrá que revisar que queden bien claras las actividades a las que se va a dedicar tu sociedad.

  1. Pedir el NIF provisional – recuerda que el CIF ya no existe– , al cabo de 6 meses se nos va a pedir que lo renovemos y se nos dará el definitivo. Para solicitar este documento debes ir a Hacienda con el original y fotocopia de los socios, el modelo 036 correctamente cumplimentado, además de las etiquetas y tarjetas de identificación de la sociedad.

Este NIF será provisional durante 6 meses y luego tendrás que pedir el definitivo.

  1. Firma de escritura pública de constitución ante notario.
  2. Alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) a través del modelo 036.

Leyes que debe cumplir tu tienda online

Obviamente, tendrás que registrar el dominio de tu web, así como cumplir una serie de leyes dentro de tu tienda online antes de empezar:

  • Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD). Deberás dar de alta  los ficheros que  tengan datos personales en la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). Se deberá informar a los usuarios de esto y darles los medios necesarios por si quieren cancelar, acceder o corrección de sus datos.
  • Ley de Servicios de de la Sociedad de de la Información y del Comercio Electrónico (LSSICE). Con esta ley de transparencia se pretende mostrar fácilmente el acceso a todos los datos del administrador de la web. Generalmente, aparece en el apartado “Aviso legal” y debe contener la denominación social de la ecommerce, el contacto, las condiciones de uso, etcétera.
  • Ley de consumidores y comercio electrónico. En esta norma se incluyen los derechos básicos del consumidor como la devolución en 15 días, una página de precios de fácil acceso, un formulario de desestimiento o la aceptación de responsabilidades por parte de la tienda online de los daños que pudiera sufrir el paquete durante el transporte, entre otros.

Ahora ya lo tendremos todo listo para empezar a ofrecer tus productos o servicios por Internet.

💥  BONUS: Si quieres controlar mejor tus ventas, Quipu te puede ayudar porque por cada pago que recibas, creará automáticamente una factura e irá contabilizando los impuestos acumulados que te quedan pendientes de pagar.

De momento, estamos preparando las integraciones pero te podemos avisar cuando esté lista la de tu tienda online si te apuntas en nuestra lista de ecommerce y serás el primero en saberlo.

Etiquetas

Deja un comentario

facturacion ecommerce

You have Successfully Subscribed!