Si tenemos un ecommerce, ¿cómo debemos emitir las facturas de venta? ¿Deben contener IVA, o no?

Aplicación del IVA en el comercio electrónico

Al abrir un ecommerce, debes tener en cuenta muchas cosas: inversión, logística, programa de facturación asociado a todas las transacciones de ventas, etc. Y precisamente las ventas es algo que preocupa a todo aquél que quiere embarcarse en el mundo del comercio electrónico. Para los que estáis empezando, vamos a ver cómo tenemos que aplicar el IVA en las ventas que realizamos desde una tienda online.

La existencia de diferentes tipos de IVA aplicables en cada país y que a cada producto o bien se le puede aplicar un tipo de IVA diferente, puede llevarnos a mucha confusión. Los Estados miembros de la Unión Europea tienen tres tipos de IVA estándar, reducido y superreducido que se aplican a las diferentes categorías de productos y servicios. Puedes saber más sobre el IVA en los países de la Unión Europea.

Lo primero que tienes que saber es que aplicar o no el impuesto dependerá de dónde se entienda que se realiza la operación, esto es, la regla de localización del IVA. Esta regla hace referencia al lugar de realización del hecho imponible, y está regulado en los artículos 68 y siguientes de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido.
"plugin
Dicho esto, nos encontramos 2 casos:

  • Si tienes un ecommerce, con sede fiscal en España, y vendes tus productos a residentes en España (península y Baleares), las facturas que emitas SIEMPRE llevarán IVA, siempre dependiendo del porcentaje que se aplique a cada tipo de producto. Puede ser IVA general del 21% en España, el IVA reducido (10%) y el IVA superreducido (4%).
  • En cambio, si los productos que vendes necesitan ser transportadas de dentro del país (España) a fuera, encontramos que:
    • Si tu cliente reside en las Islas Canarias, o bien, en Ceuta  o Melilla, la operación se trata como una exportación y, en este caso, la factura que emites es sin IVA y se liquidaría el impuesto en destino (IGIC o IPSI), independientemente de si el cliente es empresa o particular. Puedes saber más sobre qué es y cómo declarar el IGIC (Impuesto General Indirecto Canario).
    • Si el comprador es un particular y reside en un país de la UE, las facturas que emitas llevarán el IVA que corresponda al producto. En cambio, si vendes servicios, ya que, por norma general, facturas el IVA al tipo aplicable en su país.
    • Si el comprador es una empresa que reside en un país de la UE, no tienes que facturar el IVA, pues se trata de una operación intracomunitaria y la empresa destinataria liquidará el impuesto en su país. Sin embargo, será necesario que la empresa receptora te proporcione un número de IVA válido (Código de Identificación Fiscal). Si el cliente no dispone de un número de IVA válido, deberás facturar el IVA al tipo aplicable en su país. Y si vendes servicios, no facturarás el IVA a tu cliente, ya que estos pagarán el IVA sobre los servicios recibidos al tipo aplicable en su país.

Como empresario y/o profesional, estás obligado a emitir siempre una factura y una copia de ésta, por las entregas de bienes y/o por la prestación de servicios que realices durante el desarrollo de tu actividad profesional.

Excepciones aplicación del IVA

Como hemos dicho, si tu cliente es un particular que reside en un país de la UE, debes aplicar el IVA español que corresponda al producto. Pero existen excepciones:

Si el importe total de las ventas que, como comercio electrónico, realizas en ese país de destino, supera el límite que el país receptor ha establecido para ese año en curso o durante el año anterior, el tipo de IVA que tendrás que aplicar será el vigente en ese país donde resida tu cliente. Y para ello debes inscribirte en ese país para poder facturar el IVA establecido por sus autoridades.

Y si el total de ventas no alcanza ese límite establecido por el país receptor, pero tú decides aplicar el IVA del país de tu cliente, tendrás que registrar a efectos de IVA en ese país. Esta idea te podría resultar atractiva en los casos en que el tipo de IVA que se aplique en ese país sea inferior al español.

En caso que vendas servicios de telecomunicaciones, radiodifusión, televisión y electrónicos, estos siempre tributan en el país del cliente.
ebook 303

Obligaciones si vendo por internet

¿Sabes cuándo debes declarar las ventas de tu tienda online? Te puedes encontrar varias situaciones cuando decides vender por internet, y en cada una de estas situaciones, tendrás que actuar de una manera u otra.

Puedes ser un particular y vender de forma esporádica artículos tuyos, de tu propiedad. En este caso, no estás obligado a declarar estas ventas, ni tampoco de informar a Hacienda de estas transacciones. Igualmente, tampoco tienes que darte de alta como autónomo.

Si se tornase en una actividad habitual, sí que tendrás que declararlo, dándote de alta como empresario individual o empresa y cumplir con todas las obligaciones fiscales correspondientes a la forma legal que escojas.

Si estás pensando en abrir un ecommerce, puedes crear tu tienda online en Prestashop o WooCommerce. Y podrás integrar tu plataforma de ecommerce con Quipu para crear de forma automática una factura por cada pago que recibas en tu tienda online. Es muy fácil y de esta manera tendrás todos los ingresos de tu ecommerce organizados y archivados en un mismo punto.

Y no olvides que puedes probar Quipu durante 15 días, ¡totalmente gratis!

Laura de Quipu
Especialista en Redes Sociales y Contenido. Graduada en Publicidad y RRPP ha acabado su máster en SEO para despuntar entre las SERP.