Hoy veremos qué es el código de identificación fiscal o CIF de tu empresa y qué diferencia existe con el NIF

Bien, sorpresa: el CIF ya no existe y desde hace bastante tiempo. El CIF (Código de Identificación Fiscal) servía para la identificación fiscal de las empresas, y era utilizado por las personas jurídicas, tanto empresas como fundaciones, pero desde 2008 se eliminó esta denominación y pasó a ser el NIF.

Qué es el NIF en España

Así pues, el NIF (Número de Identificación Fiscal) es un número, una clave, que permite identificar a toda persona física o jurídica, así como a las entidades sin personalidad. Hasta el año 2008, era sólo para personas físicas que ejercían actividades mercantiles, pero a partir de esa fecha y con la reforma legal publicada en el Real Decreto 1065/2007, de 27 de julio, empezó a ser también para personas jurídicas.

El identificador fiscal en España está compuesto por nueve caracteres: una letra, que informa sobre la forma jurídica (si es una entidad española, o una entidad extranjera o de establecimiento permanente de una entidad no residente en España), un número aleatorio de siete dígitos y un carácter de control.

Diferencias entre DNI y NIF

El DNI o Documento Nacional de Identidad es un documento personal e intransferible que se utiliza para autenticar la identidad y la nacionalidad española de la persona titular de dicho documento. Es expedido por la Dirección General de la Policía (Ministerio del Interior) y podemos utilizarlo para muchas de las gestiones del día a día así como para multitud de trámites. Como pasaporte para poder viajar a los países en que se permite el DNI, como medio de firma electrónica de documentos; verificando la autenticidad de la firma, entre otros usos.

En cambio, el NIF lo utilizaremos para cualquier trámite a efectos tributarios y aduaneros. Es decir, todas las personas físicas y jurídicas que vayan a realizar operaciones tributarias están obligados a poseer un número de identificación fiscal (NIF). Y este número lo tendrán que incluir en las autoliquidaciones, declaraciones o comunicaciones que hagan ante la Administración.

Un apunte para aquellos que ya usen el Programa de Facturación Quipu: El programa reconoce tanto el DNI como el NIF y, por tanto, cuando subas la información de un cliente (que el software recordará y mostrará las siguientes veces), el programa reconocerá si se trata de un autónomo o una empresa y te pedirá entre los campos a rellenar, que incluyas el DNI (en el caso de un autónomo) o el CIF (en el caso de una empresa).

Para las personas que disponen de nacionalidad española, pero que no tienen la obligación de disponer de DNI, por ejemplo, los españoles no residentes en España o los residentes menores de 14 años, la administración les asignará un número de identificación fiscal (NIF) siempre que lo soliciten. Para los no residentes, empezará por la letra L y para los menores, por la letra K.

Haz facturas y presupuestos de forma fácil y sencilla
Empezar ahora

Diferencias entre NIF y NIE

Con carácter general, no existe una diferencia sustancial entre el NIF para los ciudadanos con nacionalidad española, y por tanto con DNI, y los extranjeros con la nacionalidad, y que, por tanto, tienen el NIE. Esto es, por sus siglas, el Número de Identidad de Extranjero, y es el documento de identidad para las personas con nacionalidad extranjera.

Igual que en el caso anterior, si una persona que carece de nacionalidad española, y no dispone de NIE, transitorio o definitivamente, deberá solicitar a la Administración tributaria la asignación de un NIF, cuando vaya a realizar operaciones con trascendencia tributaria.

Como en el caso de los que disponen de DNI, el NIF para las personas extranjeras sin nacionalidad española estará formado por nueve caracteres: una letra inicial, que será la M, siete caracteres alfanuméricos y un carácter de verificación alfabético.

Y si tienes un NIF con las letras L,K y M (casos que hemos indicado anteriormente) y posteriormente obtienes el DNI o NIE, lo tendrás que comunicar a la Agencia Tributaria en el plazo de dos meses.

Cómo me afecta esto

Sin embargo, muchas veces seguimos viendo el CIF en algunas facturas, webs o cuando un cliente nos facilita sus datos. Bien, sí que es cierto que sigue usándose a modo coloquial para referirnos a la identificación de las empresas, pero en términos legales es el NIF y es lo que deberás hacer constar en tus facturas cuando registres la información del cliente o proveedor o bien, si eres una empresa, cuando tu facilites tus datos fiscales.

Presenta los impuestos de forma telemática
Tus modelos listos en un clic con Quipu
Prueba Quipu

Letras del CIF antiguo que ahora son las del NIF

Si te fijas en el NIF de una empresa, es diferente al de un particular. Cuando cambió la normativa, cambió la fórmula de su elaboración. El NIF para personas jurídicas tiene una letra siempre delante que nos da información sobre el tipo de forma jurídica y nacionalidad de la entidad.

Lista de CIF que empiezan por cada letra y el tipo de entidad correspondiente:

A. Sociedades anónimas.

B. Sociedades de responsabilidad limitada.

C. Sociedades colectivas.

D. Sociedades comanditarias.

E. Comunidades de bienes.

F. Sociedades cooperativas.

G. Asociaciones.

H. Comunidades de propietarios en régimen de propiedad horizontal.

J. Sociedades civiles, con o sin personalidad jurídica.

N. Entidades no residentes.

P. Corporaciones locales.

Q. Organismos públicos.

R. Congregaciones e instituciones religiosas.

S. Órganos de la Administración del Estado y Comunidades Autónomas.

U. Uniones Temporales de Empresas.

V. Otros tipos no definidos en el resto de claves.

W. Establecimientos permanentes de entidades no residentes en España.

A partir de la letra, el NIF tiene 8 dígitos, tal y como hemos indicado anteriormente:

– 2 primeros para indicar la província.

– 5 dígitos correlativos según la inscripción en el registro provincial

– 1 dígito como control, que puede ser una letra o un número. Es el número que permite validar el formato de un NIF

¿Cómo sé el NIF de una empresa?

Si necesitas comprobar datos o simplemente saber más información sobre una empresa como el informe mercantil, marca registrada, accionistas, etc… aquí tienes un portal para buscarla.

¿Cómo sé el NIF de un autónomo?

Si eres autónomo, también necesitarás tener un NIF -recordemos que es obligatorio para todas las personas físicas -, y lo necesitarás para poder desempeñar tu actividad como profesional autónomo. Para solicitarlo, tendrás que rellenar el Modelo 036 de declaración censal, marcando la casilla 110.

Recuerda que con Quipu, sólo que guardes una vez la información del contacto, ya la tienes para siempre. Si aún no lo conoces, puedes probarlo gratis aquí.

¡Feliz semana!
kit autonomo

Júlia Areny Quipu
Responsable de comunicación. Puedes seguirme en twitter @juliadeQuipu o Facebook: juliaquipu ;)