Antes de emprender con nuestro propio negocio, debemos conocer qué tipo de sociedad es la que más se adapta a nuestras preferencias.

¿Qué tipo de sociedad debo crear?

Antes de emprender, debes informarte bien para ser consciente de todas tus posibilidades. Existen diferentes tipos de sociedades mercantiles que puedes crear, las cuales se adaptaran en mayor o menor medida a tu plan de negocio, por lo que debes elegir la forma jurídica que más se ajuste a tu idea.

Tipos de sociedades mercantiles

A la constitución de una sociedad, debes tener en cuenta principalmente tres factores: el número de socios que vais a participar, el capital inicial con el que contáis y sobre quién recaerá la responsabilidad de los bienes. A partir de estas tres características, podemos clasificar los diferentes tipos de sociedades , y decidir cuál se adapta más a nuestras condiciones.

Antes de emprender, debemos conocer qué tipo de sociedad se adapta más a nuestro plan de negocio Clic para tuitear

Ventajas de las sociedades mercantiles

Entre la gran cantidad de sociedades mercantiles a las que puedes optar, hemos querido destacar las más comunes, que pueden ajustarse en mayor medida a lo que estás buscando:

Autónomo o Emprendedor de Responsabilidad Limitada

Estas son unas formas jurídicas unipersonales, que no requieren de capital inicial, y en las que la responsabilidad recae sobre el propio autónomo o es ilimitada. Estos tipos de entidades resultan ideales si quieres emprender en solitario.

Comunidad de bienes

Se trata de una forma jurídica que asociación entre varias personas, generalmente autónomos. Para formar una comunidad de bienes no se requiere ningún capital mínimo, así que puede ser una opción para emprender tu negocio.

Sociedad Civil (SC)

Este tipo de sociedad es la que te recomendamos si no dispones de mucho capital, ya que para constituirla no necesitas capital inicial ni tampoco inscribirla en el registro mercantil. De este modo, puedes configurarla de un modo ágil y sencillo, mediante la unión de, como mínimo, dos personas quienes serán los únicos responsables de todos los bienes.
presentar impuestos telematicamente

Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL)

Este es el tipo de sociedad que debes constituir si lo que pretendes es unirte con otros socios, quienes queráis tomar el control tanto de las decisiones como de las aportaciones de capital, que se pueden realizar en tanto a bienes o de forma monetaria, siendo necesario una aportación mínima de 3.000€.

Sociedad Anónima (SA)

Una sociedad anónima se ajustará a tu plan de negocio si dispones de un capital inicial de más de 60.000€, obteniendo fondos de un gran número de personas y en vistas de generar una gran expansión. Este tipo de sociedad es la más elegida por las grandes empresas, que tengan aspiraciones de expansión a un mercado internacional.

Sociedad Limitada (SL)

Este es el tipo de sociedad que debes formar si pretendes constituir una empresa en la que haya un número de socios reducido (ya sea unipersonal hasta un máximo de 5), con un capital inicial mínimo de 3.000€, y máximo de 120.000€. Por ello, si pretendes crear una pyme o una microempresa, crear una sociedad limitada podría ser una opción a considerar siempre y cuando consideres la responsabilidad que tiene el administrador de una SL.

Ahora que ya tienes toda la información, encárgate de decidir qué tipo de sociedad quieres crear, que de la facturación nos encargamos nosotros, inicia tu período de prueba gratuito aquí. Get quipu 😉

Judith de Quipu
Responsable de contenido. Al día de todas las novedades para poder ayudar a empresas y autónomos. Actualmente estudiando un Máster en buscadores.