Blog » Nuevos Autónomos » Facturar sin ser autónomo: ¿es posible?

Facturar sin ser autónomo: ¿es posible?

Se tiene la mala creencia de que para facturar hay que ser autónomo, y la realidad dista mucho de eso. En España es posible facturar sin ser autónomo, de hecho, solo hay que cumplir una serie de requisitos para poder hacerlo. ¿Significa eso que hay vía libre? ¿Qué no hay por qué darse de alta como autónomos? Ahí ya toca echar un poco el freno.

Estas cuestiones suelen ser las que más confusión generan entre las personas que se plantean hacer facturas por ciertos trabajos, pero no quieren figurar como trabajadores por cuenta propia. Son además las cuestiones que vamos a resolver aquí para que sepas con total precisión cuándo es posible y cuándo no es posible emitir facturas sin ser autónomo.

En este artículo aprenderás:

¿Se puede facturar legalmente sin estar dado de alta en autónomos?

Lo cierto es que sí. Toda persona en edad de trabajar puede facturar legalmente sin estar dada de alta como autónoma. Emitir facturas no es un “don” permitido solo para los trabajadores por cuenta propia.

Ahora bien, esto no significa que todo el mundo pueda hacerlo libremente, ya que la figura del autónomo carecería de sentido. La Seguridad Social ha establecido una serie de límites y requisitos para permitir esta posibilidad, y no cumplirlos equivale a recibir fuertes sanciones económicas.

En definitiva. Sí, es posible facturar sin ser autónomo de manera legal, pero hay que hacerlo con mucha cautela. Y sin abusar.

Requisitos para facturar sin ser autónomo

Como decimos, es posible emitir facturas sin ser autónomo, pero hay que asegurarse de cumplir una serie de requisitos para que esto sea totalmente legal. Te los explicamos a continuación:

  • Alta en Actividades Económicas (Hacienda): no puedes emitir ningún tipo de factura sin antes darte de alta en el registro de Actividades Económicas, es decir, Hacienda. Para ello, hay que rellenar y presentar el Modelo 036 o el Modelo 037. Es muy importante no confundir esta alta con la del RETA, que esa sí es para autónomos.
  • Actividad esporádica: es el requisito más importante para Hacienda. Estas facturas no pueden ser tu fuente de ingresos principal y tampoco pueden ser recurrentes. De ser así, el sistema lo detectará y recibirás una sanción económica.
  • No superar el Salario Mínimo Interprofesional: realmente esto no es un requisito, pero sí algo favorable. En caso de que la Seguridad Social reclame que te des de alta por haber facturado sin ser autónomo, pero tu facturación no ha superado el SMI (1.000 € brutos al mes o 14.000 € anuales), los tribunales pueden fallar a tu favor al recurrir la sentencia, ya que se han dado casos. Pueden, aunque no siempre tiene por qué aplicarse.

💡 QUIPU TIP: Si no cumples los requisitos y tienes que darte de alta como autónomo tienes la opción de la tarifa planta de autónomos 2023, mediante la cual te ahorrarás un buen pellizco del coste de la cuota mensual de autónomos.

¿Existe un límite para poder facturar sin ser autónomo?

Hay muchos mitos sobre la facturación sin ser autónomos, y la mayoría son totalmente falsos. Se suele decir que, si no se alcanza el SMI, puedes facturar con total normalidad sin darte de alta en el RETA, y otras muchas cosas que, al final, llevan a recibir notificaciones de la Seguridad Social con sorpresas bastante desagradables.

No existe un límite económico de facturación para poder emitir estas facturas sin tener que darse de alta como trabajador por cuenta propia.

Lo que sí hay es un límite temporal. En el caso de que las facturas sean algo totalmente ocasional y no recurrente, no habrá problema (siempre que se cumplan los requisitos del apartado anterior). ¿Qué queremos decir con esto? Que debes evitar emitir facturas durante varios meses seguidos si no eres autónomo, porque en ese caso la SS entenderá que estás ejerciendo como tal, al ser una actividad económica recurrente, y te dará de alta en el RETA, con sus correspondientes sanciones.

Ese es el único límite real que hay, y es importante también señalar que no hay un criterio claro para esta regularidad de facturación. La Seguridad Social toma decisiones de manera independiente según cada caso.

Alta en Hacienda vs alta como autónomo

Aunque puedan ser parecidas, no se deben confundir ambas cosas. Para facturar, es imprescindible que la persona esté dada de alta en Hacienda, pero no tiene por qué estar dada de alta como autónomo. No obstante, para darse de alta como autónomo sí es obligatorio estar dado de alta en Hacienda.

Puede sonar confuso, pero son dos cosas diferentes y complementarias.

Darse de alta en Hacienda implica simplemente registrarse usando el modelo 036 o el modelo 037. Con eso es suficiente y se puede facturar, siempre y cuando se tenga en cuenta el requisito de que la actividad sea ocasional y no supere el SMI.

Por otra parte, para darse de alta como autónomo hay que darse de alta en la Seguridad Social. Es fundamental llevar a cabo ambos pasos, con sus consecuentes inscripciones en el RETA y en el IAE.

Darse de alta en la SS como autónomo implica pagar las cuotas y cumplir con las demás obligaciones fiscales propias de este grupo de trabajadores. Sí, también implica poder emitir facturas sin tener en cuenta la recurrencia y el importe de estas. Pero no es requisito imprescindible para poder elaborar facturas, como ya hemos visto.

🔗 Ampliar información: Si quieres saber más información sobre cómo darte de alta como autónomo te recomendamos que leas nuestro artículo específico.

¿Cómo facturar sin ser autónomo?

Para poder facturar sin ser autónomo, además de asegurarte de no hacerlo de manera periódica y sin superar el SMI para evitar problemas con la Seguridad Social, debes darte de alta en Hacienda con el modelo 036 o el modelo 037.

Hecho eso, podrás empezar a facturar. Pero ten cuidado, que no seas autónomo no significa que no debas aplicar impuestos a tus facturas. De hecho, tus posibles clientes declararán todas las facturas a Hacienda, y eso significa cruzar datos para comprobar que los impuestos se han declarado y las facturas se han hecho correctamente.

Así pues, es necesario añadir el IVA en las facturas, siempre y cuando corresponda a la actividad que realizas, y también aplicar el tanto por ciento adecuado en relación con el IRPF. Son los dos impuestos que debes incluir en tus facturas, como hacen los autónomos. Es más, también tendrás que declarar el IVA e IRPF trimestral y anualmente, respectivamente.

Eso es todo lo que debes tener en cuenta sobre la facturación en este caso. Una vez acabes dicha actividad, puedes y debes darte de baja en Hacienda con los modelos que empleaste para darte de alta, y todo quedará bien cerrado.

💡 Cómo empezar a facturar de la manera correcta

Con el programa de facturación de Quipu conseguirás:

✅ Evitar errores en tu facturación: Crea facturas con todos los requisitos legales que pide Hacienda y automatiza los cálculos del IVA e IRPF.

✅ Tener tus impuestos al día: Cada ingreso o gasto que añadas a Quipu te va a permitir saber en tiempo real qué impacto tendrá en tu presentación al final del trimestre.

✅ Deducir todos tus gastos: Podrás subir tus gastos desde cualquier lugar con el lector de tickets y facturas y los datos se procesarán automáticamente en menos de 24h.

📹 Descubre Quipu en 2 minutos

¿Cuál es la multa por facturar sin ser autónomo?

Como ya hemos mencionado varias veces, si facturas sin ser autónomo y no cumples los requisitos legales, tarde o temprano acabarás recibiendo una sanción económica, una multa con todas las letras.

¿Y a cuánto asciende esa multa? La horquilla va de los 300€ a los 3000€, dependiendo de las cantidades facturadas y del tiempo que se haya estado llevando a cabo la actividad.

Además de eso, se exige el pago de las cuotas de autónomos correspondientes a todos los meses en los que se haya estado facturando sin estar dado de alta, aplicando también un recargo del 20% sobre cada cuota como interés por demora. Y, en caso de haber recibido el paro o algún subsidio, se te exigirá el reembolso de este.

¿Qué significa todo esto? Imaginemos que en Enero comienzas a facturar sin ser autónomo y emites facturas mensualmente hasta Noviembre. La Seguridad Social te envía una notificación en Noviembre tras detectar tu actividad y te da de alta en el RETA, obligándote a pagar las cuotas que no has abonado.

Es decir, tendrías que pagar las cuotas de autónomos desde Enero hasta Noviembre, junto con un recargo extra del 20% para cada uno. Si miramos la tabla de cuotas de 2023 y nos centramos en la mínima, de 230 € al mes, hablamos de un total de 2530 € por los 11 meses más 506 por el 20% extra.

¿Es posible facturar sin ser autónomo con una cooperativa de facturación?

Durante un tiempo se estuvieron impulsando las cooperativas de facturación e incluso se legisló a favor de estas, siendo una herramienta clave para todos los que quisieran facturar sin darse de alta como autónomos. No obstante, dada la progresión de los últimos años, no es nada recomendable hacerlo.

El Ministerio de Trabajo lleva años persiguiéndolas, y cada vez con más fuerza. Aunque han resurgido algunas cooperativas, o algo similar a ellas para este tipo de facturas, lo mejor es dejarlas a un lado. La inseguridad que las rodea puede derivar en serios problemas con la Seguridad Social y sanciones.

🔗 Ampliar información: Si quieres saber más información sobre las cuotas de autónomos para 2023 te recomendamos que leas nuestro artículo específico.

Otras dudas frecuentes sobre facturar sin ser autónomo

En esta sección vamos a responder las principales dudas que nos soléis hacer llegar. Recuerda que si tienes cualquier otra duda relacionada háznosla llegar y la responderemos!!

¿Cómo hacer un modelo de factura si no soy autónomo?


La forma de realizar una factura es la misma que si estuvieras dado de alta como autónomo. La factura deberá de llevar los mismo datos obligatorios. Puedes ver más información sobre esto en el nuestro artículo de cómo hacer una factura.

¿Si no soy autónomo tengo que poner la retención del IRPF en mis facturas?


La retención del IRPF depende del tipo de actividad de tu negocio. Si estás dado de alta en un epígrafe de actividad del IAE del grupo 2 (Profesionales), tienes que poner el IRPF. En cambio, si estás dado de alta en una actividad del grupo 1 (Empresariales), no debes poner la retención en la factura.

¿Cuál es el límite máximo para facturar sin ser autónomo?


El límite establecido para poder facturar sin ser autónomo es el SMI, es decir, 1.000 euros al mes brutos o 14.000 euros anuales brutos.

Pero recuerda que como hemos explicado a lo largo del artículo, este no es el único requisito para poder facturar sin ser autónomo. Hacienda también exige que la actividad no sea continuada, es decir, que sea algo puntual.

¿Las cooperativas de facturación son una buena idea para facturar sin ser autónomo?


Si no cumples los requisitos para facturar sin ser autónomo, quizá estés pensando en si es buena idea utilizar una cooperativa de facturación para evitar tener que darte de alta como autónomo.

La realidad es que utilizar las cooperativas de facturación no es lo más recomendable, ya que están bastante perseguidas y son uno de los principales objetivos de las inspecciones de trabajo.

¿Y si llegados a este punto te das cuenta que tienes que darte de alta como autónomo?


Ya sea porque tu actividad así lo requiere o porque estás superando el máximo que puedes facturar mensual o anualmente. Puede que además no quieras perder tiempo en las gestiones diarias y en las obligaciones fiscales.

En este caso la mejor opción es que dejes estos temas en nuestras manos. Por 59€ te damos de alta como autónomo y además tendrás acceso a un software de facturación durante 1 mes completamente gratis. Aquí tienes más información sobre nuestro servicio de alta como autónomo.

¿Es legal facturar sin ser autónomo si son menos de 3.000€?


Rotundamente no! Realmente esto es un mito que circula con bastante asiduidad entre la población, pero lo cierto es que no tiene fundamento ninguno.

Por lo general se suele decir esto porque tanto los autónomos como las empresas están obligadas a presentar el modelo 347 para informar operaciones realizadas con un cliente o proveedor superiores a 3.005,06 €. Por este motivo muchas veces se suele pensar que no hay problema en facturar sin ser autónomo si la cantidad total está por debajo de esos 3.000€, pero nada más lejos de la realidad, ya que es ir en contra de la Ley y te expones a recibir sanciones.

Quipu: programa de facturación para autónomos

Para poder rellenar los modelos tributarios de forma trimestral y anual, puedes usar un programa de facturación online para autónomos que incluye todas las funcionalidades necesarias para que puedas cumplir con tus obligaciones tributarias con Hacienda fácilmente y sin dolores de cabeza.

📹 Vídeo demostración: En el siguiente vídeo te mostramos lo fácil y sencillo que es crear y gestionar facturas en Quipu. Y es que no queremos que simplemente te lo creas, queremos que lo veas 👇

Prueba gratuita de 15 días. Sin permanencia. Sin introducir tu tarjeta.