Blog » Autónomos » Cooperativa de facturación: qué es y su legalidad

Cooperativa de facturación: qué es y su legalidad

El coste de ser freelance o autónomo en España ha hecho que surjan sistemas de facturación o cotización que evite esas altas cuotas a los trabajadores por cuenta propia que no ganan lo suficiente para hacer frente a los pagos de la Seguridad Social. Uno de estos sistemas son las cooperativas de facturación de autónomos.

En este artículo aprenderás:

¿Qué es una cooperativa de facturación?

Las cooperativas de facturación son sistemas o soluciones de trabajo asociado que da la posibilidad a trabajadores autónomos o por cuenta propia de facturar, de forma esporádica, sin estar dado de alta en la Seguridad Social.

Estas cooperativas ofrecen el servicio a cambio de una suscripción o pago cada determinado tiempo. De este modo, se factura como un trabajador por cuenta ajena perteneciente a la cooperativa, lo que permite emitir facturas sin estar dado de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos).

¿Por qué surgen las cooperativas de facturación?

El nacimiento de estas cooperativas de facturación viene de la mano de las altas cuotas que hay que pagar a la Seguridad Social en España para poder ser autónomo. Una cuota mensual como trabajador por cuenta propia supone aproximadamente unos 300€ de media.

Esto hace que pymes o freelance que estén empezando tengan dificultades a la hora de hacer frente a estos pagos, ya que, en ocasiones, la facturación es inferior a los pagos que debe realizar al Estado.

Por ese motivo, muchas personas no dan el paso a lanzarse como trabajadores autónomos. En España no se contempla por ley al autónomo de bajos ingresos, por lo que, independientemente de lo que se gane siempre hay que pagar lo mismo a la Seguridad Social.

Esto ha hecho que surjan fenómenos como las cooperativas de facturación de autónomos, lo que permite ahorrarse el pago de los impuestos a cambio de una cota mensual mucho más reducida.

🔗 Ampliar información: Si las cooperativas de facturación no te convencen puedes leer nuestro artículo sobre cómo darse de alta como autónomo en España.

¿Cómo funciona una cooperativa de facturación?

El funcionamiento de una cooperativa de facturación es bastante sencillo, de ahí que sea tan atractivo para aquellas personas que quieran facturar trabajos de forma esporádica:

  • Primero, tendrás que registrarte en la cooperativa para formar parte de ella. Esto a cambio de tu cota como asociado. 
  • Cuando quieras emitir una factura, la cooperativa te da de alta como trabajador de la misma de forma temporal. 
  • De este modo, podrás facturar en nombre de la cooperativa. 
  • Las cooperativas también se encargan de deducir los impuestos correspondientes y obligaciones fiscales como el IRPF o el IVA.

Es un método ventajoso para freelancers que realizan trabajos puntuales y tengan bajos ingresos, ya que también se evitan las declaraciones trimestrales del IVA y se ahorran gastos de asesoría y gestoría, ya que corre a cuenta de la cooperativa en la mayoría de casos.

¿Quién puede darse de alta en una cooperativa de facturación?

Para poder formar parte o darte de alta en una cooperativa de facturación debes cumplir con una serie de requisitos. Es muy importante que no se supere el SMI, salario mínimo interprofesional, y que la actividad laboral sea esporádica y no habitual.

Ten en cuenta que no todos los profesionales autónomos pueden aprovecharse de las cooperativas de facturación, únicamente aquellas actividades laborales que no hace falta que facturen hasta alcanzar el SMI. Te las dejamos en el siguiente listado:

  • Artes gráficas, diseño gráfico y fotografía.
  • Bienestar y deporte: entrenadores personales, profesores de yoga o pilates…
  • Comunicación y marketing: gestión de redes sociales, planes de marketing, campañas de publicidad en Internet, redactores…
  • Creadores de contenido en Internet: youtubers, instagramers, tiktokers…
  • Escultura y artesanía. 
  • Informática y programación. 
  • Mundo del espectáculo. 
  • Producción audiovisual.

Recuerda que no puedes usar una cooperativa de facturación para emitir cobros recurrentes de la misma cantidad, sino que debe ser algún trabajo puntual.

❗️DATO CLAVE: Recuerda que si te das de alta como autónomo podrás acogerte a la tarifa plana de autónomos con la que tendrás una cuota de autónomos bastante más reducida.

¿Es recomendable utilizar una cooperativa de facturación?

Utilizar las cooperativas de facturación no es lo más recomendable, ya que están bastante perseguidas y son uno de los principales objetivos de las inspecciones de trabajo. Esto es debido a que el Ministerio de Trabajo considera que detrás de la actividad que realiza una cooperativa de facturación se esconden falsos autónomos.

Por ello, antes de entrar en este tipo de cooperativas, considera muy bien si merece la pena. No dudes en consultar con un gestor o asesor para que te puedan aconsejar cómo gestionar tu actividad sin tener que facturar a través de este tipo de cooperativas.

Por ejemplo, ya existen varias cooperativas que se encuentran en litigio con el Ministerio de Trabajo y el caso ha pasado a los tribunales. Como sanción, el ministerio ha obligado al pago de todas las cuotas atrasadas que los asociados a la cooperativa, como autónomos, deberían haber pagado. A esto se han sumado recargos y sanciones.

Varias cooperativas muy conocidas han sido disueltas y sus asociados están siendo investigados por fraude a la Seguridad Social, ya que Trabajo considera que han estado esquivando obligaciones legales como autónomos.

El Ministerio de Trabajo entiende que la diferencia entre un trabajador por cuenta propia y por cuenta ajena, se basa en:

  • La propiedad de los equipos y materiales con los que trabaja. En el caso del autónomo todo es de su propiedad y el trabajador depende de las instalaciones de una empresa. 
  • La organización y gestión del trabajo. Cuando eres tú mismo quien establece tus horarios y organización laboral eres autónomo. Cuando es un superior quién lo hace por ti, eres un trabajador por cuenta ajena.

Debido a esto, establecen la lucha con la legalidad de las cooperativas de facturación ya que consideran que todos sus asociados son autónomos. Ten en cuenta que, aunque pagues la cuota de la cooperativa, también tendrás que hacer frente a otros gastos como Seguridad Social, IRPF e Impuesto de Sociedades.

¿Qué me puede ocurrir si ya he utilizado una cooperativa de facturación?

Si ya has hecho uso o estás asociado a una cooperativa de facturación y tienes miedo por las posibles repercusiones legales, aquí te exponemos tres posibles casos y sus consecuencias:

  • Si factura poco y de forma muy poco habitual: por ejemplo, has emitido un par de facturas durante un año con bajas cuantías. Al ser un trabajo de poca habitualidad y no ser una gran fuente de ingresos no es necesario estar dado de alta en la Seguridad Social. 
  • Si las facturas se realizan de forma continuada, aunque no superes el SMI: puede que te sancionen o quizás tengas suerte. Sin embargo, el ministerio establece que, aunque no tengas ingresos suficientes, si facturas de forma habitual es porque estás ejerciendo una actividad laboral continua, aunque estés ganando menos. 
  • En caso de que las facturas sean habituales y superes el salario mínimo interprofesional: serás sancionado y con pocas opciones de recurrir ante los juzgados. Además, tendrás que pagar todas las cuotas de autónomo que no hayas pagado, junto a sanciones extra.