Blog » Autónomos » Estimación directa vs objetiva: ¿cuál elegir?

Estimación directa vs objetiva: ¿cuál elegir?

Actualizado:

Foto del autor

Validado por

Roger Dobaño

Una de las decisiones más importantes que tendrás que tomar como autónomo a la hora de declarar tus impuestos es elegir entre el régimen de estimación directa y el de estimación objetiva, pues dependiendo del modelo que elijas se determinará el cálculo del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF).

Tributar en el régimen adecuado a tu actividad te será de ayuda a la hora de calcular tus ingresos, tus gastos y a cumplir con tus obligaciones fiscales. Sin embargo, cada uno tiene sus propias ventajas y características, y la elección correcta depende de las circunstancias individuales de tu negocio.

En este artículo aprenderás:

¿Qué es la estimación directa?

Mediante el método de estimación directa se calculan los impuestos en función de los ingresos y gastos reales del negocio durante el año fiscal. Es decir, se calcula el beneficio o pérdida neto del negocio restando los gastos deducibles de la actividad. El autónomo también puede deducir ciertos gastos, como el alquiler de oficinas, los suministros y los gastos de viaje, entre otros.

Para acogerse a este régimen, el autónomo debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Llevar una contabilidad ordenada y detallada de todas las operaciones económicas del negocio.
  • Emitir y conservar las facturas correspondientes a las ventas y servicios.
  • Declarar todos tus ingresos y gastos de forma exacta y completa.
  • Realizar y presentar las declaraciones trimestrales y anual del IRPF y del IVA.

No obstante, es importante destacar que el régimen de estimación directa tiene dos modalidades:

  • Estimación directa normal
  • Estimación directa simplificada

Si tus ingresos son superiores a 600.000 euros, es probable que debas optar por la modalidad directa normal, que ofrece mayor precisión en los cálculos fiscales y más posibilidades de deducción de gastos.

Sin embargo, si tus ingresos son inferiores a esa cantidad, la modalidad directa simplificada puede ser una opción más sencilla y rápida para ti. Es especialmente útil si tu actividad económica es menos compleja y tienes un menor volumen de facturación.

Cada estimación está adecuada para diferentes tipos de autónomos en función de sus ingresos y actividad económica. En resumen, la estimación directa es una herramienta valiosa para los autónomos que desean tener un mayor control sobre su situación fiscal.

Comprende cómo va tu negocio

La solución para gestionar tu facturación de forma digital, sin papel y desde un único lugar.

Ver más

quipu

¿Qué es la estimación objetiva?

El régimen de estimación objetiva, también conocido por “módulos”, tiene la ventaja de simplificar la gestión fiscal y contable para el autónomo, ya que las formalidades a las que se debe hacer frente se ven reducidas y no se pagan impuestos en función de cómo va el negocio, sino que se establece una cantidad fija según determinados indicadores o módulos.

Sin embargo, no todos los autónomos pueden optar por tributar en estimación objetiva, ya que los requisitos se han ido endureciendo en los últimos años como medida contra el fraude fiscal. Estos son los requisitos que debes cumplir si estás pensando en optar por tributar en módulos:

  • La actividad a desarrollar debe estar incluida en la Orden del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y no exceder los límites establecidos en ella para cada actividad.
  • El volumen de rendimientos íntegros del año anterior no debe superar los 250.000 euros para el conjunto de actividades económicas, y no más de 125.000 euros cuando el destinatario es empresario o profesional. El límite también se fija en 250.000 euros para las actividades agrícolas, ganaderas y forestales.
  • El volumen de compras en bienes y servicios, excluyendo las adquisiciones de inmovilizado, no debe superar los 250.000 euros anuales (sin incluir el IVA).
  • Las actividades económicas no deben ser desarrolladas fuera del territorio nacional.
  • No haber renunciado expresa o tácitamente a la aplicación del régimen de Módulos.
  • No haber renunciado o estar excluido de los regímenes especiales de IVA o, si corresponde, del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) en agricultura, ganadería y pesca.
  • Ninguna actividad ejercida por el contribuyente debe estar en estimación directa.

Además, los autónomos que tributan en módulos deben estar obligados a acogerse a uno de los regímenes especiales de IVA, como el régimen simplificado del IVA, el régimen especial de agricultura, ganadería y pesca o el recargo de equivalencia.

Diferencia entre la estimación directa y objetiva

A continuación te detallamos las principales diferencias entre el régimen de estimación directa y el de estimación objetiva para que elijas el que mejor se adapte a las necesidades y situación de tu negocio.

  • En la estimación objetiva, los impuestos se calculan en base a unos indicadores preestablecidos y no en función de los ingresos y gastos reales como en la estimación directa, lo que simplifica la gestión fiscal y contable del autónomo.
  • Los autónomos que tributan en estimación objetiva no tienen que llevar un libro de registro de ingresos y gastos como en la estimación directa, lo que les permite ahorrar tiempo y esfuerzo.
  • En la estimación objetiva, los autónomos no tienen que hacer frente a pagos fraccionados trimestrales como en la estimación directa, sino que el pago del impuesto se realiza de forma anual, lo que les permite una mayor planificación financiera.
  • El régimen de estimación directa es más flexible que el de estimación objetiva, ya que permite una mayor deducción de gastos y una mayor libertad a la hora de determinar el valor de los elementos patrimoniales.
  • En la estimación objetiva, los límites de facturación son más bajos que en la estimación directa, lo que limita la posibilidad de expansión del negocio.

En resumen, mientras que la estimación objetiva ofrece una gestión fiscal más sencilla y una mayor previsibilidad en el pago de impuestos, la estimación directa permite una mayor flexibilidad y la posibilidad de deducir más gastos.

¿Estimación directa u objetiva?

Llegados a este punto es posible que te estés preguntado si elegir la estimación directa o la estimación objetiva. Vamos a analizar en qué casos interesa más.

Tendremos que estar seguros al escoger un método u otro, pues una vez notificado, tendremos que esperar 3 años para volver a cambiar. Por eso, debemos tener en cuenta una serie de factores:

  • Antes de nada, deberás confirmar tus epígrafes del Impuesto de Actividades Económicas y comprobar que pueden incluirse en el régimen que quieras escoger.
  • En régimen de módulos deberemos pagar siempre la misma cuota tributaria, independientemente de nuestros ingresos/gastos de aquel periodo, por eso tenemos que tener claros nuestros beneficios para que nos salga a cuenta este régimen. Por lo contrario, en estimación directa pagaremos en función de los rendimientos obtenidos, de modo que si ganamos más pagaremos más y viceversa.
  • Antes de escoger el régimen por módulos, debemos de tener en cuenta la cuota que nos toca pagar para saber si sale a cuenta decantarnos por este régimen o por estimación directa. Ésta se calcula en base a una serie de variables, por ejemplo, el personal contratado, la superficie del local, etcétera.
  • Si no tienes ninguna previsión  de cómo va a ir tu negocio, es posible que sea más beneficioso para ti el régimen de estimación directa porque será proporcional a tus gastos y beneficios. Si escoges módulos, factures lo que factures tendrás que pagar según las tablas de estimación de Hacienda.

Para que se entienda os ponemos un ejemplo: un pequeño bar, con poco personal y una superficie pequeña pero con mucha actividad, es posible que le interese más escoger el régimen por módulos porque por sus características tendrá una cuota muy baja que saldrá a cuenta si tenemos en cuenta sus beneficios reales (y no lo estimados del régimen de módulos).

Recuerda que los autónomos en régimen de estimación directa (tanto normal como simplificada) tendrán que presentar trimestralmente el modelo 130 y los autónomos que estén en módulos el modelo 131.

💡 Las 3 ventajas de usar Quipu si eres autónomo

Con el programa de facturación de Quipu conseguirás:

✅ Registrar tus compras y ventas en tiempo real: Centraliza y gestiona todas tus facturas asociando la información de los cobros y pagos de tus clientes y proveedores.

✅ Deducir todos tus gastos: Escanea tus tickets y facturas con solo una foto y Quipu los digitalizará y procesará para que puedas ahorrar en tus impuestos.

✅ Anticipar lo que pagarás en IVA e IRPF: Conocerás qué impacto tendrá en tus impuestos cualquier ingreso o gasto en tiempo real.

📹 Descúbrelo por ti mismo


Foto del autor

VALIDADO POR

Roger Dobaño

Roger es CEO y Fundador de Quipu, un software en la nube que lleva +10 años ayudando a autónomos, pymes y asesorías a digitalizar su operativa precontable. A raíz de una mala experiencia como autónomo, Roger se propuso crear un programa que acompañara a los empresarios a lidiar con la administración.

¿Te gustaría trabajar con un asesor/a que entienda cómo funciona tu negocio y responda a tus necesidades?

Despreocúpate con la tecnología de Quipu y nuestra comunidad de asesores certificados.

Ver más