Blog » IVA » IVA repercutido: qué es y cómo calcularlo

IVA repercutido: qué es y cómo calcularlo

En el mundo de la contabilidad de cualquier emprendedor existen varios conceptos imprescindibles para pagar nuestros impuestos correctamente y tener una buena relación con Hacienda. El IVA repercutido es uno de estos conceptos que, aunque es muy sencillo de entender y calcular, plantea algunas dudas a todos los negocios que empiezan con esto de declarar o “liquidar” el IVA.

¿En qué consiste el IVA repercutido?, ¿Qué relación tiene con el modelo 303 del IVA?, ¿Cómo calcular el IVA repercutido?, ¿es un impuesto deducible?, ¿Qué diferencia tiene con el IVA soportado?, ¿y la cuenta contable?. En este artículo te contamos todos los detalles sobre el IVA repercutido.

En este artículo aprenderás:

¿Qué es el IVA repercutido?

La mayoría de productos y servicios del mercado tienen IVA (con algunas pocas excepciones). Es por eso que si un autónomo o empresa hace una venta, seguramente esté recibiendo un importe correspondiente al IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido), un impuesto indirecto que se aplica en la mayoría de bienes y servicios de consumo.

El IVA repercutido es el importe de IVA que se cobra al vender un producto o servicio. Es decir, es el IVA que el cliente ha pagado en su factura y pasa al proveedor. Sin embargo, ese importe no pertenece al autónomo o empresa que ha cobrado la factura, sino que debe ser abonado a Hacienda con la liquidación del IVA trimestral.

Por ejemplo, si una trabajadora autónoma vende una sesión de consultoría de marketing por 100 euros, con esa venta estará cobrando también el IVA correspondiente del 21% (21 euros). Estos 21 euros, la cantidad que el cliente ha abonado en concepto de IVA, es el importe que más tarde nuestro consultor tendrá que abonar a Hacienda, es decir, el IVA repercutido de esa venta.

🔗 Ampliar información: Si quieres saber más sobre cómo calcular el IVA de una factura te recomendamos que leas nuestro artículo específico.

La relación del IVA repercutido con el modelo 303 de IVA

El modelo 303 de IVA es el documento con el que autónomos y empresas pueden comunicar a Hacienda las operaciones de su actividad sujetas a IVA (de compra y de venta). Si has entrado aquí buscando saber qué es el IVA repercutido seguramente te toque hacer este modelo trimestral en breve.

En la presentación del modelo 303 los autónomos y empresas deben declarar cuál ha sido el IVA cobrado de todas las ventas (el IVA repercutido), así como la cantidad de IVA pagado en los gastos de empresa (IVA soportado). Es por eso que calcular el IVA repercutido es esencial para cualquier negocio, pues será el paso previo a rellenar el modelo 303 y saber el importe de IVA final que tenemos que pagar a Hacienda.

¿Cómo calcular el IVA repercutido?

Para calcular el IVA repercutido un primer paso importante es tener a mano todas las facturas de venta de nuestros productos o servicios vendidos en el trimestre a declarar. Procura revisar bien para no dejarte ninguna factura o podrás tener problemas con Hacienda.

Otro punto importante es conocer el tipo de IVA que aplicas en tus operaciones. Existen tres tipos de IVA: el IVA general del 21% (el más común) y los tipos de IVA reducido del 10% y del 4%. Para calcular el IVA repercutido de nuestra actividad en un trimestre usaremos este porcentaje. Si aplicas más de un tipo de IVA, entonces es recomendable agrupar las facturas de ventas según su tipo de IVA, así será más fácil rellenar el modelo 303.

Cuando ya tengamos todas las facturas de ventas agrupadas por tipo de IVA, lo que tenemos que hacer es sumar todos los importes de IVA de las facturas de ventas, así obtendremos el importe total de IVA repercutido. Si las facturas indican el importe de IVA correspondiente, podemos hacer este paso sumando todos los importes. Sin embargo, si tenemos una gran cantidad de facturas o distintos tipos de IVA, entonces lo mejor es aplicar la siguiente fórmula para calcular el IVA repercutido:

Importe total de las ventas * Tipo de IVA (21%, 10% ó 4%)

Si en nuestras ventas aplicamos distintos tipos de IVA, este paso habrá que aplicarlo con cada uno de estos tipos para ajustarnos a la presentación del modelo 303, que solicita el importe de IVA repercutido por cada tipo impositivo por separado.

Ejemplo de IVA repercutido

Ahora que ya sabes el proceso para calcular el IVA soportado, el siguiente ejemplo servirá para ver las cosas con mejor claridad. Siguiendo el ejemplo anterior de nuestra consultora de márketing, cuyo nombre inventado será Noemí, vamos a ver qué tendría que hacer para conocer el IVA repercutido de sus ventas en un trimestre y rellenar correctamente el modelo 303.

Noemí ha emitido en el trimestre en cuestión un total de 35 facturas con las que ha logrado ingresar 1.900 euros por sus servicios de consultoría de marketing. Los clientes de Noemí han pagado un IVA del 21% cada vez que contrataban sus servicios y este importe (el IVA repercutido de Noemí), debe ser ahora ingresado a Hacienda.

Para calcular el IVA repercutido, Noemi tendrá que juntar sus 35 facturas y, en primer lugar, revisar que todas tienen el mismo tipo de IVA. Si es así, entonces podrá aplicar el 21% a todas ellas. Después, para conocer el importe del IVA repercutido durante ese trimestre aplicará la siguiente fórmula:

Importe de las ventas * Tipo de IVA = IVA repercutido

En resumen, esta ha sido la operación de Noemí:

Total de ventas1.900€
Tipo de IVA21%
Total de IVA repercutido (21%)399€

Así, podemos ver que Noemí ha recibido 399 euros por el IVA del 21% aplicado en sus facturas, es decir, su IVA repercutido es de 399 euros, cantidad que tendrá que declarar en su liquidación del IVA y abonar a Hacienda.

Diferencia entre IVA repercutido e IVA soportado

La diferencia entre IVA repercutido e IVA soportado depende de si el importe del IVA se recibe o se paga. Es decir, de si se trata de una compra o una venta.

Mientras que el IVA repercutido es el importe de IVA que los profesionales reciben por los bienes y servicios que venden, el IVA soportado es el importe de IVA que las empresas y autónomos pagan cuando realizan compras (gastos de empresa). El IVA repercutido es recibido, pero el IVA soportado es un gasto que los profesionales tienen que “soportar” para hacer su actividad (por eso puede ser deducible y recuperarse).

Ahora que ya tienes claro el concepto y sabes calcular el IVA repercutido, te animamos a saber cómo hacer lo mismo con el concepto opuesto, para eso no te pierdas nuestro artículo donde te contamos qué es y cómo calcular el IVA soportado.

¿Qué pasa si el IVA repercutido es mayor al IVA soportado?

En la fase final del modelo 303 llega el momento de la última operación para saber si tenemos que pagar IVA a Hacienda o nos sale a devolver:

IVA repercutido – IVA soportado = Importe a pagar o devolver

Si el IVA repercutido es mayor al IVA soportado, significa que hemos cobrado más IVA del que hemos gastado, de esta forma, la cifra de la operación será positiva y entonces hay que devolver una cantidad a Hacienda como parte de nuestra liquidación.

No obstante, no hay que alarmarse, pues tener un IVA repercutido mayor al soportado significa que nuestros ingresos son mayores a nuestros gastos, lo que es un síntoma de buena salud en el negocio.

🔗 Ampliar información: Si quieres saber más sobre cuál es el plazo que tiene Hacienda para la devolución de IVA te recomendamos que leas nuestro artículo específico.

¿Cuál es la cuenta contable del IVA repercutido?

Una cuenta contable es un documento donde se muestra el dinero que se ha ganado y otros detalles como su procedencia y transacciones. Las cuentas contables se utilizan para hacer un seguimiento de las actividades financieras, como puede ser la declaración del IVA.

En el ámbito de la Hacienda Pública, a la hora de hacer una cuenta contable con el IVA repercutido debemos declararlo en la Cuenta 477, “H.P. IVA repercutido”, donde se recoge el importe del IVA que se ha devengado o repercutido por la venta de bienes y servicios.

Un ejemplo de asiento de liquidación de IVA repercutido con el caso de Noemí la experta en marketing sería así:

  • IVA repercutido:  399 euros
  • IVA soportado:    150 euros
  • Resultado de la liquidación: 249 euros de IVA a pagar a Hacienda

Su asiento sería así

399(477)H.P. IVA repercutidoaH.P. IVA soportado(472)150
aH.P. Acreedora por IVA(4750)249
  • La cuenta 472 “HP, IVA soportado”: se utiliza para declarar el IVA que la empresa paga por los gastos de empresa
  • La cuenta 477 “HP, IVA repercutido”: sirve para contabilizar el IVA que la empresa recibe de sus ventas. 
  • La cuenta 4750 “HP Acreedora por IVA”: indica el resultado de la liquidación de IVA cuando es a pagar.