Una duda recurrente es entender cómo funciona el IVA y el IRPF en una factura que hace el autónomo que presta servicios profesionales a otra empresa (o autónomo).

Bien, pues como siempre, vamos por partes y desde el principio.

¿Cuándo aplico IVA e IRPF?

En la mayoría de casos, cuando un autónomo presta servicios profesionales a una empresa debe aplicar retención de IRPF. En ningún caso debe aplicarlo si la factura es a un particular. Básicamente porque no le haremos una factura, sino un ticket, ya que se trata de una persona, no un profesional.

Por lo que al IVA se refiere, siempre debe aplicarlo a excepción de aquellas actividades económicas que estén explícitamente exentas de IVA, como sería, por ejemplo, en el ámbito de la enseñanza.

¿Cómo funciona?

Vamos allá. Tres de los conceptos más importantes son: la base imponible, el IVA y el IRPF.

La base imponible es con lo que tienes que quedarte ya que son tus ingresos brutos. Los impuestos se calculan siempre respecto la base.

A la base le añades el IVA. Este IVA luego lo deducirás, es decir, lo liquidarás a Hacienda. Por un lado le “darás” a Hacienda el IVA de tus ingresos y Hacienda “te devolverá” el IVA de tus gastos. Ten en cuenta que el IVA es algo que no es tuyo, que al final del trimestre deberás liquidar siempre.

Cuando emitimos una factura, le aplicamos el IVA a la base imponible, como se ve en el ejemplo. En la factura, el cliente nos paga ese IVA y como no es nuestro, le pagaremos después a Hacienda. Es la empresa quién lo paga y no nosotros, por decirlo de una manera.

Finalmente tenemos el IRPF. Cuando como profesional prestas servicios a otras empresas, debes aplicar retención (IRPF). Lee más sobre qué es el IRPF

¿Cómo se explica? Ya sabes que debes pagar impuestos sobre tu renta. En este caso, estás pagando este impuesto cada vez que haces una factura. Luego, tu cliente es el que va a liquidar ese dinero a Hacienda.

Por esta misma razón, tu vas pagando tu IRPF cada vez que emites una factura y al final del año, cuando hagas la declaración de la Renta, le dirás a Hacienda tus beneficios netos y lo que ya has liquidado en concepto de IRPF y te devolverá (o no) dinero.

Lógicamente con el Programa de Facturación Quipu no debes preocuparte de ello ya que te calculamos todos los impuestos para que sepas en cada momento los impuestos pagados y los que te tocará pagar.

¿Qué es la base imponible de una factura?

La base imponible es la parte del importe a la que no se ha grabado con ningún tipo de impuesto. Es decir, es el importe de la operación sin IVA ni IRPF.

¿Cómo se aplica el IRPF?

El IRPF se aplica sobre la base imponible de una operación. Se trata de un impuesto progresivo que grava la renta de las personas, autónomos incluidos.

Como autónomo, tienes que retener el IRPF en tus facturas. De este modo, irás adelantando pagos a Hacienda, que se tendrán en cuenta cuando realices la Declaración de la Renta a final de año.

Además, retener IRPF en tus facturas tiene incidencia en la declaración de modelos tributarios. En el caso que hayas retenido IRPF en más del 70% de tu facturación, estarás absento de hacer el modelo 130 al final del trimestre, ya que tus clientes lo habrán declarado por tí.

En cambio, si no has retenido IRPF en, como mínimo, el 70% de tu facturación, tendrás que presentar trimestralmente el modelo 130.

¿Cuánto paga de IRPF un autónomo?

No todos los autónomos tienen que aplicar retención del IRPF en sus facturas. Depende de la actividad que desarrolles:

  • Si estás dado de alta en el primer epígrafe IAE no tendrás que retener IRPF en tus facturas
  • Si estás dado de alta en actividades profesionales o artísticas tendrás que retener el 15% de IRPF en cada una de las facturas que emitas.
  • Si este es tu primer año de alta en el régimen de autónomos y durante los dos años siguientes de actividad, tendrás que retener un 7% de IRPF.
  • Si estás dado de alta en actividades en estimación objetiva por módulos, tendrás que aplicar un 1% de retención de IRPF en sus facturas.

Si eres un autónomo que te dedicas a las actividades agrícolas, forestales o ganaderas tienes que aplicar una retención del 2% de IRPF. A excepción de las actividades ganaderas de engorde porcino y avicultura que sería de un 1% de retención.

iva irp liquidar

¿Cómo se aplica el IVA?

Al igual que el IRPF, el IVA se aplica sobre la base imponible de una factura. Según el tipo de producto o servicio que facturemos se aplicará un porcentaje u otro de IVA, así que se distinguen tres tipos de IVA: el tipo general, el IVA reducido y el IVA superreducido.

El tipo general de IVA es del 21% y se aplica a la mayoría de bienes y servicios. El IVA reducido es del 10% y se aplica a productos como alimentos (entre otros). Por último, el IVA superreducido, del 4%, se aplica a productos de primera necesidad o medicinas.

Para aplicar el IVA de un producto o servicio hay que multiplicar el porcentaje de IVA a la base imponible. Por ejemplo, si compramos un ordenador por 100€ con el 21% de IVA incluido, estaremos pagando:

150×21= 3150

3150/100= 31,50€ de IVA

150€-31,50€= 118,5€ de BASE IMPONIBLE

Modelo de factura de autónomo

La primera cosa que debemos tener claro es que una factura no es lo mismo que un ticket. Hay una serie de datos obligatorios que tiene que contener una factura, entre los cuales se encuentran los tipos impositivos aplicados en la operación.

Si tienes que hacer una factura, puedes usar nuestra plantilla base.

Cómo calcular el IRPF de una factura

En primer lugar, recuerda que tanto el IVA como el IRPF se calcula sobre la base imponible. Según la actividad que se desarrolle, se deberá aplicar un porcentaje u otro de IRPF en las facturas.

Pongamos un ejemplo para ver cómo calcular el IRPF en una factura:

Somos un profesional autónomo que facturamos a una empresa por los servicios de diseño web que hemos prestado.

El precio unitario de la hora de trabajo son 80€ y sobre este importe bruto, se suma un 21% del IVA y se resta el porcentaje de IRPF. Generalmente aplicaremos un 15% de IRPF, y en caso de ser nuevo autónomo, un 7%.

Los cálculos de la factura serían así:

Ejemplos de factura de autónomo

Vamos a ponerlo en práctica. Tengo una tienda de muebles, y vendo una mesa a un cliente.

Base Imponible 1000€ —> lo que importa, donde se aplican los impuestos

+ IVA 210€ (21%) —> Tu eres un intermediario, luego lo liquidarás

– IRPF 150€ (15%) —> Dejas de percibir este dinero, “lo adelantas a Hacienda” y tu cliente lo liquida

TOTAL —> 1.060€

De modo que quedará así:

Ejemplo de factura con retención IRPF e IVA

Siguiendo el ejemplo que acabamos de mostrar, tenemos una factura en la que vamos a retener tanto IVA como IRPF. Se aplicará un 21% de IVA sobre la base imponible y el porcentaje de IRPF que nos toca aplicar también sobre la base imponible.

Ejemplo de factura con retención IRPF sin IVA

Como únicamente se aplica IRPF, el IVA aplicado lo dejaremos a cero. Pongamos por caso que como autónomo tienes que aplicar una retención del 15% en tus facturas. Veamos cómo sería el ejemplo práctico:

Ejemplo de factura con IVA sin retención IRPF

En este caso, únicamente tendremos en cuenta el 21% de IVA (por ejemplo) de la base imponible, y dejaremos a cero el IVA. Tal y como mostramos a continuación:

Con nuestra plataforma de gestión en todo momento tendrás la base para rellenar la factura.
Dividido entre base imponible, IVA e IPRF que te lo calculará automáticamente. Si aún no lo tienes, ¿A qué esperas?

¡Apúntate ahora gratis! 🙂

kit autonomo

gplus-profile-picture
Roger Dobaño
VP Product & Marketing