Blog » IRPF » El IVA y el IRPF en una factura | Guía para Autónomos

El IVA y el IRPF en una factura | Guía para Autónomos

¿Estás haciendo facturas pero no entiendes cómo funciona el IVA o el IRPF? Existen muchos tipos de retenciones, tipos impositivos y diferentes formas de aplicarlos, y al principio es muy confuso.

En este artículo te explicaremos cómo se aplica el IVA y el IRPF, cómo funciona, y cuánto debes retener o pagar en tus facturas.

Leyendo este artículo aprenderás:

Vídeo sobre el IVA y el IRPF en una factura

📹 Vídeo explicativo: Si prefieres verlo antes que leerlo, te dejamos el siguiente vídeo sobre cómo calcular el IVA y el IRPF en una factura de autónomo. Además, te explicamos los conceptos básicos y su importancia en la presentación de impuestos.

👉 Puedes probar Quipu gratuitamente durante 15 días y empezar a facturar desde el primer día de forma correcta ✓

¿Cuándo aplico IVA e IRPF?

En la mayoría de casos, cuando un autónomo presta servicios profesionales a una empresa debe aplicar retención de IRPF. En ningún caso debe aplicarlo si la factura es a un particular. Básicamente porque no le haremos una factura, sino un ticket o factura simplificada.

¿Qué es retener en una factura?

La retención fiscal en una factura es la aplicación de una reducción porcentual en base a lo que determina el IRPF (Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas). Esta retención se refleja con un signo negativo, de modo que su cuantía debe restarse a la base imponible establecida.

✔️ En el IRPF, la retención fiscal que debe aplicarse consiste, por lo general, en un tipo porcentual del 15%.

✔️ Si no aplicas retención en tus facturas o suponen menos del 70% del volumen total de tu facturación, entonces también debes presentar el modelo 130

❗️ DATO CLAVE: La retención de facturas debe declararse trimestralmente a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria a través del modelo 111. Además, tal información ha de ser transmitida igualmente a Hacienda por medio del modelo 190.

¿Cómo funciona el IVA y el IRPF en mi factura?

Vamos allá. Tres de los conceptos más importantes son: la base imponible, el IVA y el IRPF:

  • La base imponible es con lo que tienes que quedarte ya que son tus ingresos brutos. Los impuestos se calculan siempre respecto la base.
  • A la base le añades el IVA. Este IVA luego lo deducirás, es decir, lo liquidarás a Hacienda. Por un lado le “darás” a Hacienda el IVA de tus ingresos y Hacienda “te devolverá” el IVA de tus gastos. Ten en cuenta que el IVA es algo que no es tuyo, que al final del trimestre deberás liquidar siempre.
  • Finalmente tenemos el IRPF. Cuando como profesional prestas servicios a otras empresas, debes aplicar retención (IRPF).

¿Y cómo se explica? Ya sabes que debes pagar impuestos sobre tu renta. En este caso, estás pagando este impuesto cada vez que haces una factura. Luego, tu cliente es el que va a liquidar ese dinero a Hacienda.

Por esta misma razón, tu vas pagando tu IRPF cada vez que emites una factura y al final del año, cuando hagas la declaración de la Renta, le dirás a Hacienda tus beneficios netos y lo que ya has liquidado en concepto de IRPF y te devolverá (o no) dinero.

💡 QUIPU TIP: Cuando emitimos una factura, le aplicamos el IVA a la base imponible, como se ve en el ejemplo del final del artículo. En la factura, el cliente nos paga ese IVA y como no es nuestro, le pagaremos después a Hacienda. Es la empresa quién lo paga y no nosotros, por decirlo de una manera.

Tipos de retenciones de IRPF en autónomos

No todos los autónomos tienen que aplicar retención del IRPF en sus facturas. Depende de la actividad que desarrolles:

  • Si estás dado de alta en el primer epígrafe IAE no tendrás que retener IRPF en tus facturas.
  • Si estás dado de alta en actividades profesionales o artísticas tendrás que retener el 15% de IRPF en cada una de las facturas que emitas.
  • Si este es tu primer año de alta en el régimen de autónomos y durante los dos años siguientes de actividad, tendrás que retener un 7% de IRPF.
  • Si estás dado de alta en actividades en estimación objetiva por módulos, tendrás que aplicar un 1% de retención de IRPF en sus facturas.
  • Si eres un autónomo que te dedicas a las actividades agrícolas, forestales o ganaderas tienes que aplicar una retención del 2% de IRPF.
  • A excepción de las actividades ganaderas de engorde porcino y avicultura que sería de un 1% de retención.

🔗 Ampliar información: Si quieres saber más sobre qué es y cómo se calcula el IRPF de una factura te recomendamos que leas nuestro artículo específico.

¿Cómo se aplica el IRPF en una factura de autónomos?

El IRPF se aplica sobre la base imponible de una operación. Se trata de un impuesto progresivo que grava la renta de las personas, autónomos incluidos. Como autónomo, tienes que retener el IRPF en tus facturas. De este modo, irás adelantando pagos a Hacienda, que se tendrán en cuenta cuando realices la Declaración de la Renta a final de año.

Además, retener IRPF en tus facturas tiene incidencia en la declaración de modelos tributarios. En el caso que hayas retenido IRPF en más del 70% de tu facturación, estarás exento de hacer el modelo 130 al final del trimestre, ya que tus clientes lo habrán declarado por tí.

En cambio, si no has retenido IRPF en, como mínimo, el 70% de tu facturación, tendrás que elegir a un gestor para que presente trimestralmente el modelo 130 por tí.

Cómo calcular el IRPF de una factura de autónomo

En primer lugar, recuerda que tanto el IVA como el IRPF se calcula sobre la base imponible. Según la actividad que se desarrolle, se deberá aplicar un porcentaje u otro de IRPF en las facturas.

Pongamos un ejemplo para ver cómo calcular el IRPF en una factura:

  • Somos un profesional autónomo que facturamos a una empresa por los servicios de diseño web que hemos prestado.

Los cálculos de la factura serían así:

tabla calculo iprf portada

¿Cómo se aplica el IVA en mi factura?

Al igual que el IRPF, el IVA se aplica sobre la base imponible de una factura. Según el tipo de producto o servicio que facturemos se aplicará un porcentaje u otro de IVA, así que se distinguen tres tipos de IVA: el tipo general, el IVA reducido y el IVA superreducido.

  • El tipo general de IVA es del 21% y se aplica a la mayoría de bienes y servicios. 
  • El IVA reducido es del 10% y se aplica a productos como alimentos (entre otros).
  • El IVA superreducido, del 4%, se aplica a productos de primera necesidad o medicinas.

Para aplicar el IVA de un producto o servicio hay que realizar los siguientes cálculos:

  1. Estamos vendiendo un servicio (de marketing digital, por ejemplo) con una base imponible de 300€.
  2. Le queremos aplicar un IVA del 10%
  3. Pasamos el 10% de IVA a formato decimal: 10/100 = 0,1
  4. Luego le sumamos 1 al valor obtenido: 0,1 + 1 = 1,1
  5. Multiplicamos la base imponible por valor obtenido en el punto anterior: 300 x 1,1 = 330
  6. Y obtenemos que 330€ es el precio total del servicio, la base imponible de 300€ + el IVA del 10% (33€).

Para obtener la base imponible de un producto o servicio del que disponemos del precio total (base + IVA) hay que realizar los siguientes cálculos:

  1. Estamos comprando un ordenador por valor total de 484€ (Base imponible + IVA).
  2. El IVA es del 21% y ya está incluido en estos 484€
  3. Pasamos el 21% de IVA a formato decimal: 21/100 = 0,21
  4. Le sumamos 1 al valor obtenido: 0,21 + 1 = 1,21
  5. Dividimos el precio total del ordenador (base + IVA) entre el valor obtenido en el punto anterior: 484/1,21 = 400€
  6. De esta forma sabemos que la base imponible es de 400€ y por lo tanto el 21% de IVA será la diferencia entre la base y el precio total: 484 – 400 = 84€
  7. El 21% de IVA es de 84€

Usando un programa de facturación no tendrás que realizar todos estos cálculos ya que se realizan automáticamente, de forma que harás tus facturas mucho más rápido y evitarás errores de cálculo.

¿Por qué debería usar un Programa de Facturación?

Ésta es la pregunta que más nos hacéis últimamente, y la respuesta la encontrarás en el siguiente vídeo, en el que te desvelamos las 5 claves por las que NECESITAS usar un Programa de Facturación 👇

👉 Puedes probar Quipu gratuitamente durante 15 días y empezar a facturar desde el primer día de forma correcta ✓