Existen algunas actividades que no necesitan declarar el IVA en sus facturas

El IVA es una obligación para la mayoría de autónomos, sin embargo, existen ciertas actividades que incluyen bienes o servicios que quedan exentos de declarar este impuesto en sus facturas y así lo podemos consultar en la ley 37/1992 de 28 de diciembre del Impuesto sobre el Valor Añadido. Vamos a explicaros cuáles son estos casos por si algún día os dedicáis a algunas de las actividades en las que no hace falta pagar este impuesto.

Sujetas o no sujetas a IVA

Hemos de recordar que las operaciones exentas de IVA están sujetas a este impuesto pero algunas razones, que pueden ser culturales, sociales o de otro tipo, no se les aplica. Es decir, en la exención del IVA se da por supuesto el hecho imponible – la obligación tributaria- pero la ley dice que no hay que cumplirlo y, por eso, se hace esta excepción que puede ser total o parcial.

Por otra parte, existen las actividades que ni siquiera están sujetas al IVA, por lo que no hay obligación tributaria ni hecho imponible y, por eso, no se les aplica IVA en ninguno de los casos. Un ejemplo son la entrega de muestras gratuitas y las prestaciones de servicios de demostración sin coste con fines de promoción.

Tipos de exenciones

Como hemos dicho, los tipos de exención de IVA pueden ser totales o parciales, es decir, dependiendo de si se exime del IVA totalmente o sólo se hace en parte. Por tanto diferenciamos entre:

– Exención plena

Es cuando la empresa o autónomo no tiene que declarar ni el IVA soportado ni el repercutido, es decir, no tiene que incluirlo al hacer una venta de su servicio o producto y cuando compre algo con IVA relacionado con su actividad profesional, Hacienda se lo tendrá que devolver. Por tanto, al fin y al cabo, no paga IVA pero tampoco lo cobra. Esto se aplica en las actividades de los puertos francos o en las exportaciones y entregas intracomunitarias de bienes.

– Exención limitada

Como en el anterior caso, el profesional no tendrá que tributar el IVA en sus facturas, pero sí que tendrá que pagarlo en los servicios que necesite comprar para desarrollar su actividad. Algunos ejemplos son los productos de segunda mano, las pólizas de seguro, acciones en bolsa, etcétera.

crea facturas presupuestos

¿Cuáles son las actividades exentas de IVA?

Veamos pues cuáles son las actividades en las que no nos hace falta tributar el IVA:

-Actividades educativas en escuelas públicas o privadas

No entran en este supuesto los cursos a distancia que incluyan la entrega al estudiante de libros, vídeos…Tampoco cuentan las clases en autoescuelas o cursos para otro tipo de licencias.

-Actividades sociales, culturales y deportivas

Para que se pueda aplicar esta exención la entidad no puede tener ánimo de lucro y su representante legal no puede cobrar por desempeñar su puesto.  Se incluyen en este punto servicios de asistencia social, personal religioso que realice actividades educativas, de asistencia social o sanitarias, servicios prestados por alguna entidad política, religiosa o sindical sin recibir nada a cambio – exceptuando la cuota fijada normalmente-, entidades deportivas que ofrezcan algún servicio, los museos, zoos, bibliotecas, entidades deportivas públicas o asociaciones de carácter social que den algún servicio. También se incluyen dentro de este tipo de servicios profesionales creativos como escritores, guionistas, compositores, traductores…no confundir con redactores, periodistas o community managers que sí que tienen que declarar IVA.

NOTA IMPORTANTE PARA TRADUCTORES

Las facturas estarán exentas de IVA cuando realicen servicios de traducción de obras literarias, científicas o artísticas sujetas a derechos de autor. La legislación entiende que existe una aportación personal y original del traductor a la obra preexistente. Sin embargo, no quedan exentas las traducciones realizadas por una personas físicas y que no sean objeto de propiedad intelectual, por ejemplo, traducciones oficiales (disposiciones legales o reglamentarias), traducciones de carácter técnico (catálogos, folletos o manuales de instrucciones de uso) o servicios de traducción prestados por intérpretes.

-Actividades médicas y sanitarias

Se incluyen  todo tipo de asistencia sanitaria y hospitalización tanto sea en la sanidad pública como en la privada, siempre y cuando estén incluidos en régimen de precios autorizados.  Sin embargo, hemos de tener en cuenta que se excluyen servicios de operaciones de cirugía estética, acupuntura, naturoterapia y mesoterapia, además de veterinaria.

-Actividades financieras y de seguros

Además de las empresas de seguros y sus operaciones, también están exentas de IVA gestiones financieras como créditos y prestamos de dinero, tarjetas de crédito, garantías, transferencias, entre otras.

– Servicio postal universal en todo el territorio español

 

Tengas o no tengas que declarar el IVA en tus facturas, recuerda que con Quipu será mucho más fácil emitir facturas personalizadas y guardarlas para cuando tengas que declarar cualquiera de los impuestos asociados a tu actividad. Además, el software te informa del IVA acumulado a pagar y del que te puedes desgravar. Si quieres probarlo, sólo tienes que pedir una prueba gratuita y te sorprenderá lo fácil que es llevar tu facturación al día.

¿Y tú alguna vez has desarrollado alguna actividad que estuviera exenta de IVA? Cuéntanos tu experiencia.
kit autonomo

Júlia Areny Quipu
Responsable de comunicación. Puedes seguirme en twitter @juliadeQuipu o Facebook: juliaquipu ;)