¿Cuál es la diferencia entre ticket y factura?

El ticket, o factura simplificada, y la factura ordinaria tienen muchas diferencias, tanto en sus datos, como en la forma de contabilizarse. Al emitirlas, es muy importante saber qué debemos añadir, cuándo tenemos que usarlas y cuáles son sus ventajas.

En este artículo aprenderás también cómo desgravar el ticket y la factura, así como qué impuestos debes tener en cuenta en cada una de ellas. Son los dos tipos de factura más usados en el día a día, así que es imprescindible que sepas para qué sirven y cuándo aplicarlas.

Leyendo este artículo aprenderás:

Ticket vs Factura – Vídeo

Si quieres saber la diferencia entre el ticket y la factura de forma clara y directa, te recomendamos ver el siguiente vídeo. Aprenderás cuándo emitir cada uno de ellos, para qué sirven y su diferencia en materia de impuestos. Además, te damos un consejo clave para controlar tu facturación:

👉 Puedes probar Quipu gratuitamente durante 15 días y empezar a facturar desde el primer día de forma correcta ✓


¿Qué es un ticket?

El ticket o factura simplificada es un comprobante de pago, que se emite en operaciones de compra realizadas con consumidores o usuarios finales, y solo puede ser emitido en la moneda nacional.

Por ejemplo, cuando vas a una tienda y compras unas botas y unos guantes, el establecimiento te entregará un ticket:

  • En él se indica cada uno de los elementos, su precio, la cantidad y el importe total de la compra.
  • No se detalla el producto en profundidad, ni la base imponible: simplemente vemos los datos de compra de forma simplificada.

Recuerda que es importante guardarlo, ya que te permitirá hacer una devolución o abono.

Con la entrada en vigor del nuevo reglamento de facturación, el “ticket” pasó a llamarse “factura simplificada”. Es decir, desde 2013 un ticket es lo mismo que una factura simplificada, tienen los mismos datos y la misma validez legal.

🔗 Ampliar información: Consulta el artículo sobre la Factura Simplificada para saber más.

¿Qué es una factura?

La factura ordinaria es un documento comercial en el que se indica la compraventa de un producto o servicio. Es decir, es un documento con validez legal, que demuestra una operación entre autónomos, empresas o particulares, y en el que se detalla el objeto de la venta.

Para facturar correctamente es necesario conocer los datos obligatorios de una factura: los datos fiscales, como el NIF o la dirección, toda la información posible respecto al producto o servicio que protagoniza la operación, los datos del receptor y muchos otros más. Es vital para saber cómo hacer una factura.

Diferencia entre ticket y factura

La diferencia entre el ticket y la factura radica en los datos que debemos añadir: “la factura ordinaria es un documento que expedimos a una empresa o autónomo y el ticket a un particular. A nivel de contenido, la diferencia es que en el ticket solo figura la información del emisor, y en la factura la del emisor y la del receptor”.

La factura ordinaria es más completa que el ticket, mientras que la factura simplificada es una versión simple de la ordinaria, que permite realizarla con más agilidad.

El objetivo del ticket o factura simplificada es facilitar la facturación a bares, restaurantes, tiendas y otros productos o servicios que no pueden estar perdiendo el tiempo pidiendo los datos al cliente.

Además, existe una diferencia clave:

  • En el ticket podemos deducirnos el IRPF, mientras que la factura permite deducción de IVA e IRPF. Es decir, en el modelo 303 añadiremos esa factura como IVA soportado. Mientras que con el ticket, o factura simplificada, esto no lo podremos hacer. En cambio, computará como gasto dentro del modelo 130 para autónomos (el modelo 200 para sociedades) y en la declaración de la renta.

❗️DATO CLAVE: La diferencia radica en los datos del receptor, así como en la deducción de IVA e IRPF. Por eso siempre recomendamos a los autónomos que pidan la factura en sus compras, para poder ahorrar en la presentación de impuestos.

Si no te ha quedado claro, aquí tienes una tabla explicativa para que puedas entenderlo con más detalle.

Tabla diferencias entre Ticket o Factura Simplificada, y Factura Ordinaria:

 Factura simplificada o ticketFactura ordinaria
Número y serieSiSi
FechasExpedición, Operaciones de pagoExpedición, Operaciones de pago
Datos emisorNombre y apellidos o denominación social, NIF, domicilioDenominación social, NIF, domicilio
Datos receptorNoNombre y apellidos o denominación fiscal, Dominio
ContenidoIdentificación de los bienes y serviciosDescripción de las operaciones
Tipo impositivoEspecificar cuando se apliquen diferentes tipos impositivosDiferenciar la base imponible del IVA y de otros tipos impositivos aplicados, precios unitarios y descuentos no aplicados en el precio unitario

🔗 Ampliar información: Quizá también te pueda interesar leer nuestro artículo específico sobre la diferencia entre una factura y un recibo.

Ejemplo de ticket

Una vez tenemos claro qué es el ticket o la factura simplificada, es momento de crearlo. Debes añadir todos los datos necesarios, que te detallamos en el artículo sobre la factura simplificada, y adaptar el contenido a tu venta. Ten en cuenta que el emisor debe estar completamente referenciado, pero que no es necesario añadir la información del receptor.

ejemplo de ticket

Ejemplo de factura

Por otro lado, aquí puedes ver un ejemplo de factura ordinaria. Recuerda añadir siempre los datos del emisor y del receptor, así como los tipos impositivos aplicados. Te recomendamos que añadas siempre la fecha de vencimiento, para así tener un mayor control sobre tu tesorería.

ejemplo de factura

¿Cuándo puedo usar una factura o un ticket?

Todas las empresas y autónomos debemos usar la Factura Ordinaria en cualquier compraventa de bienes y servicios. Así de simple.

Por ejemplo, es vital hacerlo cuando tu cliente es otra empresa o autónomo, cuando es la Administración Pública, si un cliente la reclama con fines tributarios, para ventas a distancia, si exportamos bienes exentos de IVA, en operaciones intracomunitarias y en caso de anticipo.

En resumen, sí, debes usar la Factura ordinaria siempre. Pese a ello, hay ciertos casos en los que podemos emitir un ticket o una factura simplificada.

La normativa de la Unión Europea establece que los Estados miembro deben autorizar la emisión de las facturas simplificadas en los casos siguientes:

  • Cuando el importe no supere los 100€ (o su equivalente en la moneda nacional).

Además, permite ampliar su uso en los siguientes casos:

  • Cuando el importe de la factura sea superior a 100€, pero inferior o igual a 400€.
  • Cuando las prácticas comerciales o administrativas de un sector de actividad dificulten el cumplimiento de las obligaciones propias de las facturas completas.

En resumidas cuentas, la normativa permite emitir una factura simplificada en estos casos:

  • Cuando el importe no exceda de 400 euros, IVA incluido.
  • Cuando se trate de una factura rectificativa.

Cuando el importe no exceda los 3.000 euros (IVA incluido), en operaciones de:

  • Ventas al por menor, incluso las realizadas por fabricantes o elaboradores de productos entregados. También entran las ventas o servicios en ambulancia y las ventas al domicilio del consumidor.
  • Transportes de personas y sus equipajes, servicios de peluquería y de institutos de belleza, utilización de instalaciones deportivas y revelado de fotografías, así como servicios de estudios fotográficos.
  • Servicios de hostelería y restauración prestados por restaurantes, bares, cafeterías, y establecimientos similares, suministro de bebidas o comidas para consumir en el acto, y servicios de salas de baile y discotecas.
  • Servicios telefónicos prestados mediante la utilización de cabinas telefónicas de uso público, así como mediante tarjetas que no permitan la identificación del portador.
  • Aparcamiento y estacionamiento de vehículo, alquiler de películas, servicios de tintorería y lavandería y utilización de autopistas de peaje.

Programa de facturación: ¿Cómo crear facturas con Quipu?

Hacer facturas correctamente nunca había sido tan fácil

1 – Nos dirigimos al apartado Ingresos y luego hacemos click en Crear Nuevo > Factura

2 – Se nos abre el panel de creación de una factura. Elegimos un Cliente existente o si todavía no lo hemos creado hacemos click en Crear nuevo cliente

Al introducir un cliente ya registrado, automatizamos el rellenado de su información fiscal, el vencimiento y el método de pago.

3 – El número de factura ya nos aparece automáticamente y podremos elegir qué Serie de facturación queremos que aparezca, la Fecha de emisión ya nos aparece por defecto a día de creación de la factura y el Vencimiento podremos modificarlo si nos interesa.

4 – Introducimos cualquier Concepto que queramos o lo buscamos si ya lo teníamos previamente creado.

Rellenamos los campos de Base imponible, Cantidad, % de descuento, IVA e IRPF.

Los cálculos del detalle del importe total, el IVA e IRPF o descuentos se realizan automáticamente.

Si el producto o servicio ya lo tienes introducido en Quipu, se automatiza el rellenado del importe, base, IVA e IRPF

5 – Podremos Marcar como pagado la factura completamente o Añadir un pago parcial.

También podremos seleccionar o cambiar el Método de cobro. Si el cliente ya estaba introducido en Quipu, este campo se rellena de forma automática.

6 – Finalmente, podremos Crear esta factura para que nos aparezca en nuestro menú de Ingresos.

También podremos, por ejemplo, marcar Convertir en periódica para automatizar que se genere una factura igual cada cierto tiempo (como cada mes o cada año).

Antes de crear la factura podremos previsualizarla para comprobar que todo esté correcto

7 – Elegimos la Plantilla que más nos guste o incluso podremos personalizar cada plantilla, y finalmente Previsualizamos la factura que estamos creando para comprobar que todo esté correcto y que el estilo y diseño son los que queremos.

8 – Una vez la factura está creada nos aparece en nuestro menú de Ingresos.

Ahora podemos realizar varias acciones sobre esta factura como Descargarla en PDF, o Enviarla por mail desde la propia plataforma o Crear una factura rectificativa.

16 comentarios en “¿Cuál es la diferencia entre ticket y factura?”

  1. ¿En una factura simplificada o ticket es obligatorio tener impresa una numeración específica de ese documento?. ¿Valdría con los datos fiscales, nombre y fecha del documento?

    Responder

Deja un comentario

You have Successfully Subscribed!