Como norma general, no podremos trabajar y cobrar la pensión de jubilación a la vez. Pero con el tiempo, se han ido incorporando nuevas medidas para compatibilizar ambas situaciones.

Se dan casos en que los pensionistas no pueden hacer frente a todos sus gastos con la pensión de jubilación que reciben y buscan un trabajo. Y existen otros casos en que, por propia voluntad, los trabajadores deciden seguir trabajando.

Como norma general, no está permitido trabajar, ni por cuenta propia ni por cuenta ajena, mientras se percibe una pensión de jubilación.

Sin embargo, el aumento de la esperanza de vida lleva consigo un incremento de la vida laboral, y por ello, a lo largo de los años, se han ido incorporando medidas para compatibilizar una actividad profesional y estar jubilado.

Compatibilidad entre una pensión de jubilación y un trabajo

Una persona podrá trabajar estando jubilado y cobrar una pensión a la vez, cuando sean:

  • Trabajos a tiempo parcial. El trabajador podrá trabajar una parte de la jornada, y el resto se jubila. La Seguridad Social recoge en esta modalidad de jubilación flexible, la incompatibilidad con las pensiones de incapacidad permanente, pero sí con las prestaciones de incapacidad temporal o de maternidad. En este caso, además, la pensión de jubilación se verá reducida en función de la jornada.
  • Trabajos por cuenta propia. Un trabajador se podrá acoger a este tipo de jubilación cuando los ingresos anuales no superen el salario mínimo interprofesional (SMI), en cómputo anual.
  • Cualquier trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia del pensionista. En este caso, será compatible siempre que se haya accedido a la pensión a la edad reglamentaria (sin bonificaciones o anticipaciones de la edad) y se tenga una pensión por el 100% de la base reguladora.

categoriza gastos

Estar jubilado y trabajar por horas

Si se da el caso que a una persona jubilada le ofrecen un contrato de trabajo por horas, debe hacerse dentro de los límites de reducción legalmente establecidos en la “jubilación flexible“, y la pensión se verá reducida. Si resulta que son jornadas inferiores al 50% o superiores al 75%, supondrá la suspensión de la pensión.

Jubilación parcial de los autónomos

Un profesional por cuenta propia pueden compatibilizar un trabajo con su jubilación. Es lo que se conoce como la jubilación parcial de los autónomos.

Podrá acogerse a esta modalidad siempre que haya accedido a la pensión de jubilación a la edad reglamentaria (65 años y cuatro meses en 2016 y 65 años y cinco meses en 2017), sin bonificaciones o anticipaciones de la edad, y alcanzar la pensión máxima, es decir, que la base reguladora a efectos de determinar la cuantía de la pensión alcance el 100%.

Se reduce la jornada entre un 25% y un 50% y su sueldo de manera proporcional. Así, puede recibir parte del sueldo que tenía y acceder a la jubilación

Es decir, que quien lo desee, podrá seguir trabajando de forma parcial y al mismo tiempo percibir el 50% de la pensión que les corresponde por jubilación.

En el momento en que el trabajador deje de trabajar, volverá a cobrar el 100% de la pensión.

Titularidad de un negocio estando jubilado

Ante la pregunta, ¿puedo ser titular de mi negocio y estar jubilado? La respuesta es sí. La Resolución de 13 de agosto de 1999, de la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social, admite la compatibilidad del “disfrute de la pensión de vejez […] con el mantenimiento de la titularidad del negocio de que se trate y con el desempeño de las funciones inherentes a dicha titularidad”.

Es decir, es compatible percibir una pensión de jubilación y ser titular de un negocio, pero no realizar actividades como la gestión de la empresa, su administración o las funciones ordinarias de dirección del negocio.

Entonces, este titular puede realizar aquellas funciones necesarias para la consecución de sus fines, pero lo normal es que utilice intermediarios, es decir, otras personas.

En resumen, la Seguridad Social establece que todo lo que suponga gestión, administración y dirección ordinaria de la empresa se considera actividad incompatible con la pensión de jubilación del RETA, y que, por tanto, para el empresario individual como para el empresario “de hecho” de una sociedad mercantil capitalista, tendrá que darse de alta en el Sistema de la Seguridad Social.

Como ejemplo de actividades incompatibles serían, la firma de contratos en general, de convenios colectivos, solicitudes de crédito, representación en juicio y fuera de él de la empresa, firma de avales y cuantos actos jurídicos requiera la gestión y administración ordinaria reiteradamente aludida.

Cómo solicitar la jubilación parcial

Cuando una persona que está cobrando una pensión de jubilación, desea volver a trabajar, deberá informarse de la compatibilidad de su caso en el Centro de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS)  y posteriormente informar del inicio de la actividad laboral para solicitar la compatibilidad.

Si no se comunica ni se pide la compatibilización, la Seguridad Social puede reclamar el cobro indebido de la pensión que se ha recibido mientras se trabaja.

Si vuelves a estar en activo como autónomo y cobras la parte proporcional de tu pensión, es conveniente que lleves un control sobre tus ingresos y tus gastos. Una manera fácil de hacerlo es con Quipu, el programa de facturación online, que además te lo podrás desgravar como gasto. No te compliques más de lo necesario con las cuentas. Ten toda tu información en un mismo lugar y accede a ella en cualquier momento.
kit autonomo

Laura de Quipu
Especialista en Redes Sociales y Contenido. Graduada en Publicidad y RRPP ha acabado su máster en SEO para despuntar entre las SERP.