Cómo ser autónomo en el extranjero

Eres un trabajador autónomo, y cambias de país para trabajar y abrirte a otros mercados. Una forma de entrar es empezar por cuenta propia, y dependiendo del país, las condiciones para los autónomos serán unas u otras.

Cuidado que no es lo mismo ser autónomo y trabajar en otro país que trabajar para clientes extranjeros. En este último caso, estarías dado de alta como trabajador por cuenta propia en España y trabajarías para clientes extranjeros. Si este es tu caso, te explicamos cómo facturar a países comunitarios y no comunitarios.

Pero en el artículo de hoy vamos a hablar sobre ser autónomo en el extranjero. Y las condiciones variarán en función de la legislación de cada país.

¿Cómo se puede ser autónomo en un país extranjero?

La figura del autónomo no es exclusiva de nuestro país. En la mayoría de los países que nos rodean, en la Unión Europea, tienen un sistema que regula a estos trabajadores. Y fuera de los países comunitarios, también contemplan esta modalidad de trabajo.

Podemos tener dos supuestos del trabajador autónomo en un país comunitario: autónomo desplazado al extranjero máximo dos años, y trabajador autónomo desplazado por más de 2 años.

Ser autónomo en un país comunitario: El Autónomo desplazado

La modalidad de autónomo desplazado recoge la posibilidad de ser un profesional autónomo dado de alta en España, pero que se vaya por un tiempo determinado, a trabajar a uno de los países comunitarios.Es lo que se denomina un autónomo desplazado, y podrá ejercer su actividad profesional por un período máximo de 2 años en el extranjero. Y durante este período de tiempo estará cubierto por la Seguridad Social del país de origen, es decir, España.

Para acogerse a esta modalidad, se deben cumplir una serie de requisitos, del mismo modo que también existen unas obligaciones fiscales que se deben conocer.

Lo primero que hay que determinar es dónde se encuentra el domicilio fiscal del desplazado, ya que es lo que determinará la obligación de tributar en uno u otro territorio.

Se considerará que tiene residencia fiscal en España, siempre que se permanezca en el país más de 183 días en el mismo año (las ausencias esporádicas no computan), si no está separado legalmente, o si tienes hijos menores que residan en España. En estos casos, podrá deducir los gastos relacionados con su actividad como autónomo del mismo modo que hiciese si trabajase en España. La única diferencia en la tributación de impuestos del IVA.

En este caso, los gastos con IVA extranjero se deben deducir por el total en el Impuesto sobre la Renta. No es posible deducirlo en el Impuesto sobre el Valor añadido fuera de España, sino que debe ser deducido como un mayor coste de la operación.

En el caso de que pases a ser no residente en España, deberás consultar la legislación vigente del país en el que estés. Y que deberás tributar las rentas obtenidas en España, por ejemplo, si alquilas tu domicilio mientras estás en el extranjero. En este caso debes presentar en España los impuestos deducidos de sus rendimientos a través del Impuesto de la Renta de los No Residentes.

Ser autónomo en un país comunitario: El Autónomo desplazado más de 2 años

En caso que el profesional por cuenta propia decida exceder los 2 años en el extranjero, deberá solicitar a la Administración, una exención por el que se mantiene la cobertura de la Seguridad Social española durante más tiempo, pero limitado.

En caso que no se apruebe la exención, o que se supere el tiempo ya ampliado, el profesional autónomo deberá darse de alta en la Seguridad Social del país de destino, donde esté trabajando, y pagar allí las cotizaciones.

Siempre que un profesional autónomo quiera ir a otro país para trabajar por su cuenta, deberá consultar la normativa fiscal de cada país.

Fiscalidad del autónomo desplazado

Cuando un autónomo trabaja en el extranjero, ¿dónde y cómo paga los impuestos derivados de su actividad profesional?

En este caso, debes mantener las obligaciones fiscales de tu país, si cumples estos dos requisitos:

  1. Que residas en España (domicilio fiscal), al menos un total de 183 días.
  2. Que estés casado y que tu cónyuge y/o hijos residan en el territorio nacional.

Si cumples estos requisitos, continuas sujeto al IRPF español, y por tanto, obligado a presentar las declaraciones correspondientes al impuesto. Por otro lado, mantienes el derecho de poder deducirte los gastos, con excepción de los que tienen IVA extranjero, que tendrás que deducirlos por el total en el Impuesto de la Renta.

Trámites para los autónomos desplazados

Tanto si el traslado o desplazamiento es inferior o superior a 1 año, deberás presentar la solicitud mediante el modelo TA.300  “Solicitud de información sobre la legislación de Seguridad Social aplicable”. Con este documento, por el que se expedirá el formulario E.101, se certifica que el trabajador continúa sometido a la legislación española de Seguridad Social durante su desplazamiento a un país miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo o a Suiza y en consecuencia está exento de cotizar a la Seguridad Social del país respectivo.

Si el período excede los 12 meses, se realizará el trámite que se indica en el apartado “Otras prórrogas”. Puedes consultar en la web de la Seguridad Social otras prórrogas y excepciones.

Si nunca has trabajado como autónomo y quieres empezar este 2017, te animamos a que te informes bien sobre cómo darse de alta como autónomo paso a paso y algunas cuestiones legales a tener en cuenta antes de darte de alta como autónomo.

Y si te has animado a embarcarte en esta gran aventura de ser tu propio jefe, utilizar Quipu podría ayudarte a tener un mayor control de tu negocio. ¡Prueba Quipu Gratis y compruébalo por ti mismo!

2 comentarios en “Cómo ser autónomo en el extranjero”

  1. ¡Buenas Laura!

    En primer lugar, agradecerte el artículo. Me gustaría preguntaros acerca de mi situación, porque no encuentro una respuesta muy clara. Me ha surgido una oportunidad de trabajo como autónoma en un país no comunitario, al que tendría que mudarme durante un año para ejercer la actividad. El caso es que aún no soy autónoma, y me interesaría comenzar a serlo por este motivo.

    Por lo que me comentaron desde la Administración, uno de los requisitos es haber ejercido durante dos meses esa actividad en España para poder pagar la cuota y cotizar en España, que es lo que me interesaría, ya que luego pretendo continuar con ello en nuestro país.¿Estoy en lo cierto?, ¿sabéis si puede ejercerse esa actividad para la misma empresa para la que luego trabajaría en el proyecto que os comento? ¿Es oblogartorio estar físicamente en España durante ese periodo?

    Sé que son muchas preguntas y un caso muy específico, pero agradecería enormemente cualquier tipo de ayuda.

    ¡Muchas gracias de antemano!

    Responder
    • Hola Almudena,

      Sí, como bien dices, se trata de un caso muy específico por lo que idealmente, deberías consultarlo a un asesor. De este modo, podrá analizar tu caso con más detenimiento e indicarte qué es lo mejor para tu situación. Si no conoces a ninguno, puedes consultar con los asesores que trabajan con Quipu. Para ello, simplemente debes rellenar el formulario de solicitud de asesoría y nos pondremos en contacto contigo 🙂

      En el caso que el asesor te indique que te deberías dar de alta como autónoma en España, te dejo un artículo en el que explicamos cómo darte de alta como autónoma paso a paso.

      ¡Cualquier duda, nos comentas! 🙂

      Recibe un saludo.

      Responder

Deja un comentario