Cómo jubilarse y seguir facturando como autónomo

¿Puedo trabajar si estoy jubilado?

Muchos trabajadores independientes prefieren no abandonar del todo su carrera profesional cuando les llega el momento de jubilarse. Para ello existen alternativas que los autónomos deben tener en cuenta si desean continuar trabajando. Pese a que existen diversos tipos de jubilación, entre otras situaciones específicas, que por ley no son accesibles a los autónomos -como por ejemplo la jubilación flexible o la parcial-, sí hay otros pensados para ellos. Incluso, en muchos supuestos, se puede llegar a cobrar el 100% de la jubilación mientras se sigue facturando cada mes.

En primer lugar, si pensamos en los trabajadores afiliados al RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos), hay que señalar que una de las opciones más recomendables en estas circunstancias es la jubilación activa

La jubilación activa, del 50 al 100%

Gracias a ella, un autónomo puede compaginar su trabajo con el cobro del 50% de su pensión de jubilación. Este porcentaje no cambia, no se puede percibir una parte mayor de la pensión, independientemente de si el jubilado activo trabaja a jornada completa o parcial. Salvo si se da una excepción, tal como se detalla a continuación. 

💥 BONUS: Si utilizas éste programa de facturación podrás simplificar la creación de facturas y tu control de ingresos y gastos como autónomo.

Autónomos con trabajadores a su cargo

Dentro de la jubilación activa, si eres autónomo y tienes, como mínimo, un trabajador contratado, sí podrás beneficiarte de tu jubilación al completo a la vez que trabajas. Porque en estos casos, es posible cobrar el 100% de la pensión de jubilación que te pertenezca, y no solo la mitad. 

Pero los autónomos societarios, sin embargo, no tienen derecho a esta ventaja. Siendo administrador o socio de una empresa, no está permitido, de hecho, acceder a la jubilación activa. Por tanto, ni siquiera esta clase de autónomos pueden aprovecharse del 50%. Y pese a que existe alguna sentencia judicial donde se dicta lo contrario, la norma establece que la jubilación activa no es una opción para los administradores de sociedades.

Requisitos jubilación activa

Si no eres un autónomo societario, para solicitar la jubilación activa con garantías debes saber que hay unos requisitos que cumplir. Son cuatro, principalmente -si hablamos de inscritos al RETA. 

El primero de ellos es tener cumplida la edad ordinaria de jubilación que corresponda, que en 2021 es de 65 años si se ha cotizado durante 37 años y tres meses o de 66 si la carrera de cotización es menor. La segunda condición es tener una cotización que permitiera cobrar el 100% de nuestra pensión si esta no estuviera enmarcada en la jubilación activa. En otras palabras, se exige haber acumulado al menos 36 años cotizados (dato 2021). 

A su vez, la actividad laboral debe limitarse al sector privado. Y, por último, tampoco se puede estar en situación de jubilación anticipada

Otra alternativa: facturar con un tope

La ley también especifica cuándo se puede disfrutar de la pensión de jubilación al completo sin recurrir a la jubilación activa. Quienes se hayan dado de baja para no pagar la cuota de autónomos porque ya se han jubilado, pueden retomar su actividad sin cotizar por ello (sin volver a abonar esas cuotas). 

❗️DATO CLAVE : Pero únicamente si los ingresos anuales por trabajo no sobrepasan el SMI vigente (Salario Mínimo Interprofesional). Este año, en cómputo anual, el SMI es de 13.300 €, una cifra que no se puede alcanzar si se desea compaginar la labor profesional con el 100% de la pensión de jubilación.

Exentos o colegiados en otras mutualidades

Esta posibilidad se abre a los autónomos que están colegiados en mutualidades diferentes al RETA. Por ejemplo, es el caso de los médicos, los abogados o los arquitectos, entre otros. Ellos pueden continuar ejerciendo a la vez que el INSS les ingresa cada mes su jubilación. Al 100%. 

Lo mismo sucede con los trabajadores independientes que están exentos de abonar la cuota de autónomos, debido a una coyuntura concreta. 

Cobrar la jubilación si regentas un negocio

En último término, los titulares de un negocio pueden jubilarse y percibir su prestación de forma íntegra aunque no causen baja en su actividad. En este sentido, se puede seguir regentando un negocio, y realizando las tareas que ello requiere, compaginándolo con el cobro de la jubilación al 100%.

Conclusión

Esta serie de caminos a tomar aceptados para los autónomos, desde la jubilación activa hasta los otros modos de jubilarse y seguir trabajando, pueden ser una válvula de escape para personas que no solo quieren, sino que necesitan, ampliar sus ingresos tras cumplir su edad de jubilación. Porque lo habitual es que un profesional de este tipo haya cotizado por la base mínima a lo largo de su vida laboral, lo que tiene como consecuencia una pensión de jubilación bastante baja. 

Redactado por: Jorge Campmany, director de Campmany Abogados

Otros artículos sobre jubilación que podrían interesarte

Deja un comentario

facturacion autonomos

You have Successfully Subscribed!