Blog » Autónomos » ¿Cómo facturar a un cliente extranjero?

¿Cómo facturar a un cliente extranjero?

En un mundo cada vez más globalizado es habitual que empresas y autónomos vendan productos o servicios a clientes extranjeros. Por eso mismo es importante saber cuál es la normativa en materia de facturación para estos clientes comunitarios y extracomunitarios, ya sean empresas o particulares.

Leyendo este artículo aprenderás:

Qué tener en cuenta para facturar en el extranjero

Cada vez es más habitual para empresas y autónomos el hecho de facturar productos y servicios a clientes extranjeros. Y es que, sobre todo gracias a internet, los negocios tienen la posibilidad de hacer llegar los productos y servicios a otros países de una forma mucho más fácil, por lo que tener abierta la posibilidad de poder hacer facturas al extranjero es muy necesario para todos los emprendedores. Ahora bien, es importante tener en cuenta que en lo que a fiscalidad se refiere, las facturas a clientes extranjeros se refiere, es importante tener en cuenta los siguientes ejes:

  • Si es una factura de un producto o de un servicio.
  • Si la factura es a un particular o una empresa.
  • Si la factura se emite a un país de la Unión Europea o a un país fuera de la UE.

Teniendo en cuenta lo anterior, tu factura internacional será de una forma u otra. Además, debes tener en cuenta otras cosas, cómo si la empresa es de dentro o fuera de la UE, o si necesitas hacer una factura multidivisa.

🔗 Ampliar información: A continuación te dejamos 3 artículos dónde encontrarás en profundidad cada uno de estos temas:

Estos artículos te permitirán profundizar mucho más en estos temas, porque no nos engañemos, todo lo que se refiere a facturación internacional, tanto a países de la UE como de fuera, es bastante complicado y la normativa europea cambia constantemente, así que os recomendamos estar actualizados en este sentido.

¿Cómo se hace una factura a una empresa extranjera?

Entendemos un servicio como aquel trabajo que está destinado a satisfacer una necesidad del cliente: por ejemplo, si una empresa contrata a un consultor para que le haga una auditoría SEO y este cliente es extranjero, el proveedor tendrá que realizar una factura internacional por este servicio. ¿Y cómo podría facturarlo? Pues dependerá, tal y como hemos indicado anteriormente, de si se trata de un particular o empresa e igualmente de si es de la Unión Europea o de fuera.

En la siguiente tabla te contamos las principales características:

TIPO DE CLIENTEPROCEDENCIACARACTERÍSTICA
Particulares, empresas y autónomosFuera de la UENo llevan IVA
Empresas y autónomosDentro de la UENo llevan IVA (Importante: cliente y proveedor deben de estar dados de alta en el ROI)
ParticularesDentro de la UELleva IVA del país de origen (excepción: servicios prestados por vía electrónica, de telecomunicaciones y de radiodifusión y televisión)

¿Y si se trata de productos?

En el caso de que se trate de una entrega de bienes intracomunitaria a distancia se tiene que aplicar el IVA del país de origen siempre y cuando las ventas no superen los 35.000 euros en España; sin embargo, si este importe es superior, la empresa o el autónomo español tendrá que aplicar el IVA del país intracomunitario al que se dirige la factura.

💡 QUIPU TIP: Recuerda que cuando realizamos facturas intracomunitarias tendrás que declararlas mediante el modelo 390. Además lo que declares en este modelo tendrá que reflejarse en el modelo 303 trimestral del IVA, aunque no tendrás que pagar nada por ello.

Todo esto es, por supuesto, al facturar al extranjero desde España para una factura intracomunitaria. Si la factura se emite desde otro país de la UE, el procedimiento será distinto.

¿Cómo facturar a clientes de la UE?

Es importante distinguir entre las facturas emitidas a clientes de fuera de la Unión Europea, que se considera una exportación, de las facturas emitidas a clientes de cualquiera de los 28 países de la UE, que no se consideran exportaciones. En todo caso, lo primero que hay que saber sobre este tipo de factura internacional es que es necesario que el autónomo o empresario se inscriba en el Registro de Operadores Intracomunitarios y obtenga su número de IVA español.

Una vez que se haya registrado adecuadamente, podrá emitir facturas intracomunitarias. Ahora bien, para que realmente una factura a un proveedor extranjero europeo esté exenta de IVA, este cliente también deberá estar registrado en el ROI. Es decir, que si una empresa española está en el ROI pero un cliente autónomo extranjero, por ejemplo de Francia, no tiene número de IVA europeo, tendría que aplicar el IVA como cuando se hace a clientes particulares europeos.

❗️DATO CLAVE: Pese a que a las facturas intracomunitarias no hay que aplicarles el IVA, eso no quiere decir que el cliente se ahorre este impuesto. Así, lo que ocurre es que una vez emitida la factura y pagado al proveedor, el cliente tendrá que declarar posteriormente esta factura en su Hacienda y, posteriormente, pagar el IVA correspondiente a esta operación intracomunitaria.

¿Cómo facturar fuera de la UE?

Las facturas emitidas a clientes de países que no son de la Unión Europea, que se las conoce como facturas extracomunitarias no se les tiene que aplicar ni el IRPF ni el IVA en ningún caso, tanto si se quieren facturar servicios como bienes. Y lo mismo ocurre en el caso de que sean particulares.

Además, es importante tener en cuenta que, tal y como comentamos en este artículo, no necesitas en ningún caso estar registrado en el ROI cuando emitas facturas a países extranjeros de fuera de la UE

Ahora, si se trata de facturar la venta de un bien que se va a exportar, tendrás que reunir la siguiente documentación para que la venta se efectúe correctamente:

  • Factura comercial.
  • Documento de transporte internacional y documento único aduanero (DUA).

❗️DATO CLAVE: Caso distinto sería si el autónomo o la empresa recibe un producto o servicio procedente de fuera de la UE: en este caso, el destinatario tiene que pagar el IVA, aunque cuando se trata de un servicio, hay que auto repercutirse el impuesto para luego deducirlo.

¿Como autónomo puedo facturar al extranjero?

¡Por supuesto que sí! Si vendes tus productos o servicios a un cliente de fuera de España, tanto si es dentro de la UE como si es fuera, puedes facturar sin problemas.

Lo que si es importante es que en función de si el clientes es otro autónomo, un particular o una empresa y si se encuentra dentro de un país miembro de la UE o fuera, habrá ciertas características que cambiarán en cuanto a la aplicación del IVA de España, aplicar el IVA del país de destino de la factura o no aplicar el IVA.

La mejor opción en estos casos es contar con un programa de facturación que te permita automatizar tu creación de facturas cumpliendo con la normativa en materia de facturación. Además contratar un gestor fiscal especializado en facturas intracomunitarias y extracomunitarias será de gran ayuda porque podrá resolver todas tus dudas en este sentido y entre sus funciones se encuentran la presentación de tus impuestos y asegurarse que estés haciendo las cosas bien.

¿Por qué debería usar un Programa de Facturación?

Ésta es la pregunta que más nos hacéis últimamente, y la respuesta la encontrarás en el siguiente vídeo, en el que te desvelamos las 5 claves por las que NECESITAS usar un Programa de Facturación 👇

👉 Puedes probar Quipu gratuitamente durante 15 días y empezar a facturar desde el primer día de forma correcta ✓