¿Cuánto cuesta contratar a un trabajador?

Si eres gestor o dueño de una empresa, sabrás que el coste de contratar a un trabajador no es únicamente el sueldo que percibe el propio empleado. Además del sueldo bruto que le otorgaremos al empleado, hay que tener en cuenta una serie de factores que determinarán lo que le cuesta a la empresa contratar a ese trabajador.

Evidentemente, no contamos aquí a los trabajadores autónomos, para los que una empresa pagaría una factura por sus servicios y no le supondría un coste mensual como es el de un asalariado.

A continuación explicamos todos estos factores que entran en juego para que un autónomo o pequeña empresa conozca el coste que le va a implicar la contratación de un nuevo empleado. Para completar el tema, terminaremos con un ejemplo para ilustrar lo aprendido.

¿Qué es el coste de un trabajador?

Este término del “coste de un trabajador” supone el total que va a tener que abonar mensualmente una empresa por ese trabajador. Se divide principalmente en dos sumas diferenciadas:

  • Salario en bruto, es decir, la retribución bruta mensual. De ella, el trabajador obtendrá  su salario neto mensual después de descontar la parte proporcional de IRPF y Seguridad Social. Esto es, en definitiva, la suma que percibirá en su cuenta bancaria mensualmente. Puedes encontrar más información acerca de este tema en nuestro artículo sobre las diferencias entre sueldo bruto y sueldo neto.
  • Cotizaciones a la Seguridad Social a cargo de la empresa. Estos se determinarán por los coeficientes de cotización a la Seguridad Social, como veremos más adelante.

Además de estas dos cuantías, habrá que incluir en el coste total del trabajador otro tipo de gastos indirectos que vendrán determinados por la prestación de servicios por cuenta ajena del trabajador. Estos podrían ser, por ejemplo, las pagas extra, gastos de formación o seguros como el de prevención de riesgos laborales.

Como ya sabrás si nos lees habitualmente, aquí podrás encontrar todo tipo de información sobre fiscalidad y eficiencia administrativa. Entre otras cosas, por ejemplo, te asesoramos sobre cómo llevar la contabilidad de tu empresa.

Responsabilidades de una empresa al contratar un trabajador

Siempre que una empresa contrate a un trabajador, debe darle de alta en la Seguridad Social. Para ello, la propia empresa debe haber solicitado lo que se conoce como Código de Cuenta de Cotización, tras inscribirse en la Seguridad Social en el régimen que le corresponda. Una vez tenga esa cuenta de cotización ingresará ahí el importe de los seguros sociales de los trabajadores.

❗️ DATO CLAVE :Importante señalar que, si es la primera vez que esta persona cotiza, tendrán que afiliarle a la Seguridad Social en la oficina de la Tesorería de la Seguridad Social que le corresponda por el domicilio de la empresa.

Además, el contrato de trabajo del nuevo empleado se ha de presentar en el INEM, una vez dado de alta el trabajador. Obviamente, cada mes la empresa tendrá que ingresar las cotizaciones sociales del trabajador, eso sí, al mes siguiente del devengo de cada nómina.

¿Cuánto paga la empresa de seguridad social por un trabajador?

Habitualmente se suele decir que las cotizaciones a la Seguridad Social que una empresa debe abonar por un empleado al mes corresponden con una cifra aproximada al 30% del sueldo bruto. Con este cálculo rápido, un trabajador cuyo sueldo bruto anual sea de 15.000 €, le costará a la empresa alrededor de 19.500 € al año. Pero para completar la fórmula adecuada, debemos entender muchos más pasos.

Lo que paga la empresa a la Seguridad Social por trabajador se abona para cubrir los posibles costes de bajas médicas del trabajador, así como las posibles prestaciones por desempleo que pueda sufrir en el futuro. Como ya hemos señalado, el coste para la empresa responde a una serie de factores, en concreto cinco, señalados a continuación:

  • Cotización por contingencias comunes: 23,60% del salario bruto.
  • Cotización por formación: 0,60%.
  • Cotización por desempleo: 5,50% en contratos indefinidos y 6,70% en contratos temporales.
  • Cotización por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales: en este caso el porcentaje depende de las tablas de cotización por actividad. Puedes encontrar más información al respecto en nuestro artículo sobre las categorías profesionales y los grupos de cotización.
  • Cotización al Fondo de Garantía Salarial (FOGASA): 0,20%.
💡  Aparte de estos cinco apartados, hay otra matización a la hora de cotizar que tiene que ver con una circunstancia que puede ser puntual o constante. Se trata de las horas extraordinarias, que deben estar reflejadas, o bien como horas extraordinarias de fuerza mayor (al 12%), o bien el resto de horas extraordinarias (al 23,60% como las contingencias comunes).

¿Cuánto tengo que pagar para asegurar a un empleado?

Como ya hemos mencionado, una parte de lo que la empresa debe pagar por un empleado acaba en seguros sociales (cotización a la Seguridad Social). Este monto está destinado a cubrir las siguientes situaciones:

  • Enfermedad común, baja por maternidad (y también la baja por riesgo durante el embarazo), accidentes no laborales y jubilación. Estas situaciones se encuentran en lo que arriba denominamos “contingencias comunes”.
  • Accidentes laborales y enfermedades profesionales. Con esto nos referimos a todo lo que puede acarrear un daño a la salud del trabajador durante su actividad en la empresa, ya sea por un momento puntual (accidente) o de forma continuada (enfermedad).
  • Como ya señalamos arriba, estas cotizaciones sociales cubren también formación profesional, horas extraordinarias y desempleo.
  • Fondo de Garantía Salarial (FOGASA): como señalan en su página web, FOGASA es un “organismo autónomo adscrito al Ministerio de Trabajo y Economía Social que garantiza a los trabajadores la percepción de salarios, así como las indemnizaciones por despido o extinción de la relación laboral, pendientes de pago a causa de insolvencia o procedimiento concursal del empresario”.

Aparte de los seguros sociales, un empleador ha de contar con un plan de prevención de riesgos laborales que determinará los riesgos que, durante su actividad profesional, puede tener el empleado y los medios a poner en práctica para evitarlos.

Además, los convenios colectivos de determinadas actividades laborales o profesionales pueden contemplar la obligación de que la empresa tenga que contratar seguros de accidentes, o incluso de vida, para el trabajador.

¿Cuánto se paga a la Seguridad Social por un trabajador a media jornada?

Se puede dar el caso de que un trabajador sea contratado a tiempo parcial. No hay especificación concreta al respecto pero un contrato de jornada completa incluye 40 horas de trabajo semanales, 8 horas al día, 5 días a la semana. En cuanto a la jornada a tiempo parcial siempre será un trabajo con un número de horas, al año, al mes o a la semana, inferior al de la jornada completa.

Sin embargo, el matiz del coste de un trabajador con contrato a tiempo parcial para una empresa es que no hay matiz. El coste se calcula exactamente de la misma manera que un trabajador a tiempo completo, tal y como hemos visto hasta ahora y como ilustraremos en el ejemplo a continuación.

¿Qué cotizaciones paga el trabajador?

Entender las nóminas de un trabajador puede no ser fácil, especialmente la diferencia entre salario bruto y neto. Principalmente, y para explicar finalmente con un ejemplo práctico cuánto cuesta un trabajador a una empresa, tenemos que conocer qué cotizaciones corresponden al propio empleado:

  • El trabajador también debe cotizar a la Seguridad Social y reducir una parte de su salario bruto con ello. De nuevo hablamos de contingencias comunes (4,70% del sueldo bruto), cotización por formación (0,10%) y la cotización por desempleo (1,55% en contratos indefinidos y 1,60% en contratos temporales). La cantidad total de estas cotizaciones es de un 6,35% del sueldo bruto.
  • Además de ello, del salario bruto de un trabajador hay que realizar la pertinente retención del IRPF. Hablamos de un porcentaje variable que aumenta en función de los ingresos del trabajador en cuestión. También influyen otros factores como puede ser las personas al cargo y el estado civil.

Ejemplo del coste de un trabajador

Para terminar, vamos a comprender mejor el tema expuesto hoy con un ejemplo práctico. Pongamos que una empresa, en este caso, un gimnasio, contrata a un monitor que gana 1.400 euros brutos al mes.

En primer lugar, como hemos explicado, tendremos que analizar las cotizaciones del trabajador:

  • 4,70% por contingencias comunes: 65,58 euros.
  • 0,10 % por formación: 1,40 euros.
  • 1,55% por desempleo: 21,70 euros.
  • 2% retención por IRPF (24% anual / 12 meses): 28 euros.

En total, las deducciones mensuales de este trabajador serían: 116,68 euros.

En segundo lugar, tenemos en cuenta los seguros sociales que le corresponden a la empresa:

  • 23,60% por contingencias comunes: 331,80 euros.
  • 1,50% por contingencias profesionales: 21 euros.
  • 0,60% por formación: 8,40 euros.
  • 0,20% FOGASA: 2,80 euros.
  • 6,70% por desempleo: 93,80 euros.

En total, la empresa tendrá que pagar la siguiente cuantía por los seguros sociales del trabajador: 457,80 euros.

Finalmente, la operación que nos queda hacer para saber cuánto le cuesta a la empresa un trabajador es la siguiente:

  • Primero restamos las deducciones que corresponden al trabajador de su salario bruto: 1.400 euros – 116,68 euros = 1.283,32 euros.
  • Después, sumamos a esta cantidad las cotizaciones que corresponden a la empresa: 1.283,32 euros + 457,80 euros = 1.741,12 euros. Este es el coste total que percibirá la empresa por este trabajador.


Artículo redactado por David Fernandez Day

Deja un comentario

facturacion pymes

You have Successfully Subscribed!