Dos conceptos diferentes que tenemos que tener claros a la hora de pactar un sueldo

Es obvio que no es lo mismo hablar de un sueldo bruto que de un sueldo neto pero muchas veces, ya sea por falta de comunicación, desconocimiento o un malentendido, se confunden estos dos conceptos cuando se está pactando el salario a percibir. Por eso y para aclararte las diferencias entre salario bruto y neto, vamos a definir ambos tipos de sueldo porque te será muy útil tanto si eres un empresario que debe abonarlo a sus  trabajadores, como si eres tú la persona que va a percibirlo.

¿Qué es el salario?

El salario es la cantidad económica que recibe un trabajador por parte de una empresa o entidad a cambio de prestar sus servicios. Generalmente, se recibe de forma mensual y contiene los periodos de descanso computables como trabajo.Aunque normalmente se entrega dinero también se puede recibir como especie, es decir, como días de vacaciones u horas libres, por ejemplo.

Recuerda que las indemnizaciones o gastos devueltos al trabajador no cuentan como salario, de forma que no contarán en tu cotización.  Por ejemplo, si tu empresa te cubre los gastos de desplazamiento eso no forma parte del sueldo.

¿Qué es el salario bruto y cómo se calcula?

El salario bruto es el dinero total que se paga al trabajador, antes de aplicar las retenciones y cotizaciones que deben figurar de manera obligatoria en una nómina. Es decir, es el dinero total que paga la empresa pero eso no quiere decir que sea sinónimo de lo que el trabajador va a recibir porque antes se le deben descontar una serie de conceptos para dar como resultado el sueldo neto.

Por lo general no tendrás que hacer ningún cálculo para saber cuál es tu salario bruto porque será el mismo que hayas pactado en un principio con la empresa. De la misma manera, si eres tú quien contrata a trabajadores deberás hablar con ellos de las cantidades brutas en el momento de llegar a un acuerdo.
gestor documental empresa

¿Qué es el salario neto  y cómo se calcula?

El salario neto es el resultado de aplicar todas las retenciones fiscales al salario bruto. Es decir, es la cantidad que recibe el trabajador una vez se han aplicado todas las retenciones correctas en cada caso particular. Así, el sueldo neto será el que finalmente recibas en tu cuenta bancaria por parte de la empresa a cambio de tu trabajo.

Saber el salario neto es algo más complicado que conocer el bruto, pues su resultado final depende de varios factores. Como siempre vamos paso por paso:

– Primero debes tener el salario bruto exacto para empezar con el cálculo del salario neto.

– Debes saber el tipo de contrato que tienes para el siguiente paso: si es un contrato temporal, la Seguridad Social aplicará una retención del 6,4% sobre el sueldo bruto; si por el contrario el contrato es indefinido se retendrá el 6,35%.

– Luego se debe calcular el descuento del IRPF que es un descuento que aparecerá en tu nómina, pero que siempre puedes consultar con el departamento de Recursos Humanos de tu empresa. En este caso es muy variable ya que puede ir del 2% al 46% y que variará en función de tu condición social y personal del trabajador como, por ejemplo, si se tienen hijos, si se está casado, el rango del sueldo bruto…

Un trabajador puede pedir que se le retenga más de lo que se le está reteniendo  si así lo quiere. Te recomendamos que lo hagas cuando en un mismo año has tenido varios contratos temporales en diferentes empleadores para evitarte sustos a la hora de realizar la declaración de la renta.

Vamos a ver un ejemplo para dejarlo más claro:

1. Por ejemplo, imagínate que cobras un sueldo de 22.000 euros/brutos año (aproximadamente el sueldo medio en España) dividido en 14 pagas. Primero tienes que aislar el sueldo bruto mensual, por tanto, haces la operación 22.000/14= 1.571,42.

2. Si tienes un contrato temporal tendrás que calcular una retención de la Seguridad Social del 6,4% y si tu contrato es indefinido del 6,35%. En este caso las operaciones serían:

– Contrato temporal: 1.571,42 x 0,064= 100,57€

– Contrato indefinido: 1.571,42 x 0,0635= 99,78€

3. Vamos aplicar una retención de IRPF, por poner un ejemplo, del 15%, es decir:

1.571,42 x  0,15= 235,65€

4. Ahora ya solo te queda restar las retenciones del sueldo bruto que te queda cada mes para obtener el sueldo neto mensual. Te damos los dos ejemplos, para contrato temporal e indefinido:

Contrato temporal: 1.571,42 – (100,75 + 235,65)=1.235,02€ de sueldo neto

Contrato indefinido: 1.571,42 – (99,78 + 235,65)= 1.235,99€ de sueldo neto

No es tan difícil ¿verdad? Casi igual de fácil que gestionar tu facturación con Quipu, el programa  de facturación para no expertos en contabilidad donde, entre otras cosas, podrás archivar tus nóminas o las de tus trabajadores porque también sirve como archivador documental, online, seguro y siempre disponible en la nube ¿Quieres saber más? Pídenos la prueba gratuita 😉

Júlia Areny Quipu
Responsable de comunicación. Puedes seguirme en twitter @juliadeQuipu o Facebook: juliaquipu ;)