Cómo será la cotización por ingresos reales para autónomos en 2022/2023

El sistema de cotización para los autónomos nunca ha sido muy popular que digamos entre los trabajadores por cuenta propia en España. A diferencia de lo que ocurre en otros países europeos, en los que las cantidades a pagar van en función de los ingresos, en España siempre ha habido que ceñirse a unas cuotas predefinidas, indiscriminadas y que equiparan a todos los empresarios por igual.

Sin embargo, ¿no es injusto que tenga que pagar lo mismo un autónomo que factura 2.000 euros al mes que uno que factura 50.000? ¿Y qué pasa si dicha cantidad asciende a los 300.000? Además, hecha la ley, hecha la trampa: el hecho de que no sea obligatorio cotizar por la base máxima para los que más facturan hace que lo hagan por la mínima, lo que es un auténtico despropósito.

💡 Hoy venimos a hablaros de la que, parece, será la solución definitiva a esta situación: la cotización por ingresos reales. Mucho se ha dicho acerca de este nuevo sistema y su implantación, así que hemos decidido recoger tanto lo que se sabe a ciencia cierta como las especulaciones a las que damos más credibilidad a día de hoy, ¡y nos ha salido un post que os va a aclarar muchísimas dudas!

¿Qué significa cotizar por ingresos reales?

Puede que estéis pensando que no debe ser tan bonito como suena, pero la idea es que sea precisamente así. Tal y como os hemos comentado unas líneas más arriba son muchos los países, cada vez más, que permiten mayor flexibilidad a los autónomos a la hora de afrontar unos impuestos que les permitan desarrollar su actividad dentro de los márgenes de la legalidad.

Esta ha sido una de las principales peticiones de los trabajadores por cuenta propia en España desde tiempos inmemoriales. Un sistema de cuotas de autónomos que les permitiese pagar en una proporción justa en función de sus ingresos, y no tener que buscar nuevos ingresos a la desesperada para que afrontar dicho pago no supusiese el fin de la propia actividad. Por desgracia, hasta ahora la administración había hecho oídos sordos ante este tipo de peticiones. Hasta ahora, decimos, porque muy pronto será posible cotizar por ingresos reales, pero… ¿qué significa esto realmente?

  • Hasta el momento, los autónomos que desarrollasen su actividad en España debían ceñirse a una base de cotización determinada que, al menos hasta cierta edad, solía ser la mínima.
  • La base de cotización mínima para un autónomo en 2021 es de 289 euros al mes, sin importar los ingresos mensuales de dicho autónomo.

¿Pero en qué cabeza cabe que una persona que ingresa 3.000€ al mes de media deba afrontar los mismos costes que otra que se embolsa 60.000? Estaba claro que hacía falta otro sistema, uno en el que se pagase en función de los ingresos reales que se obtengan.

Esta idea lleva en pie desde principios del año 2019 y se esperaba su implantación para 2020. Sin embargo, el estallido de la pandemia de coronavirus hizo que todo se retrasase. Ahora, por fin, empezamos a ver la luz al final del túnel.

¿Cómo afectará el sistema de cotización por ingresos reales al autónomo?

Aunque a priori la implantación de la cotización por ingresos reales para autónomos debería ser una gran noticia, lo cierto es que no lo será para todos los trabajadores. Según los cálculos de ATA, la Federación Nacional Asociaciones de Trabajadores Autónomos, en torno a 700.000 trabajadores por cuenta propia verán incrementada su cuota a la Seguridad Social. Eso sí, si tenemos en cuenta que este tipo de situación afectará a más de tres millones de personas en nuestro país y que el resto se verán beneficiadas… la cosa cambia.


¿Ya sabes cómo darte de alta de autónomo?

En el siguiente artículo te explicamos cómo hacerlo 👇🏻

  Cómo darse de alta de autónomo paso a paso  


La intención, claro está, es que el número de autónomos que cotizan por la base mínima disminuya drásticamente. O lo que es lo mismo, que los que más ganan sean también los que más aporten. Que se sepa, cerca de un 90% de los autónomos cotiza por dicha base, y los que cambian lo hacen únicamente llegada una edad y con el objetivo de asegurarse una pensión digna al final de sus vidas laborales.

Otra de las formas en las que afectará esta nueva normativa es en la desaparición de la que ha venido a llamarse como ‘tarifa plana para autónomos. A día de hoy, los nuevos autónomos o los que llevasen un tiempo determinado sin desempeñar este tipo de actividad podían acogerse a una cuota de 60 euros mensuales más IVA durante el primer año. Pero eso nos es todo:

  • Una vez transcurridos los primeros 12 meses, el trabajador un total de 143,10€ al mes. Es decir, del mes 13 al 18 se beneficiaba de un descuento del 50% sobre la base mínima de cotización.
  • Además, durante un tercer tramo de 6 meses más y un cuarto tramo de 12 meses, podía beneficiarse de un 30% de descuento sobre dicha base.

Como decimos, con la llegada del sistema de cotización por ingresos reales todos estos beneficios económicos, sobre todo a los emprendedores que están empezando, desaparecerán del mapa. Eso sí, se espera que la nueva forma de funcionar sea igualmente efectiva, ¡aunque eso habrá que verlo!

¿Cuándo se implementará la cotización por ingresos reales?

Se lleva hablando de este nuevo sistema de cotización a la Seguridad Social desde principios del año 2019 y se esperaba su aplicación para el 2020, pero hubo un detalle que lo cambió todo: la dichosa pandemia de coronavirus. Los tremendos desajustes provocados por los devastadores efectos de la Covid-19 hicieron que todo quedase aplazado… para después pasar a no tener una fecha determinada.

💥  BONUS : Un asesor te gestiona el alta de autónomos por 59€ . Incluye por 3 meses el programa de facturación y gestión de impuestos que simplificará tu vida.

Los principales medios a nivel nacional señalaban que el acuerdo quedaría finalmente cerrado en 2021 y que podría ser aplicado de cara a 2022, pero a finales del mes de abril el Gobierno accedía a aplazar la implementación del nuevo sistema de cotización por ingresos reales hasta 2023. Está claro que un cambio de esta magnitud no puede llevarse a cabo de cualquier manera. Todo debe estar correctamente medido y, cómo no, aprobarse a prueba de cualquier tipo de error que dinamite la que se presenta como una de las medidas estrella de esta Administración.

Sin embargo, tan solo unos días más tarde, el 6 de mayo, se anunciaba un nuevo giro de tuerca en esta situación:

  • El Gobierno decidía adelantar otra vez a 2022 el nuevo sistema de cotizaciones para autónomos.
  • Esta medida era incluida en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que el Gobierno enviaba a Bruselas, una medida que ya había sido aprobada tiempo antes en el Pacto de Toledo.
❗️Así las cosas, se prevé que el nuevo funcionamiento en el terreno de las cotizaciones de los autónomos a la Seguridad Social entre en vigor a mediados de 2022. La idea es que las nuevas medidas vayan aplicándose a partir de ahí, que otras se adapten de forma progresiva a lo largo de 2023 y que todas ellas se extiendan durante las próximas décadas.

Propuesta del Gobierno de los tramos de cotización

La propuesta del Gobierno, la que terminará aplicándose, comienza con hasta 13 tramos de cotización distintos. ¿Y por qué tantos? En palabras del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, para que a los autónomos les resulte más sencillo adaptarse a la nueva normativa. Literalmente, Escrivá dijo que “cuantos más tramos, cada trabajador tiene más posibilidades de adaptación a su capacidad de pago”.

Además, esto comentaba el Ministro sobre la implantación de este sistema👇🏻

Eso sí, tal y como ya hemos comentado en el post de hoy, dicha flexibilidad será únicamente un vehículo pasajero, un lapso de tiempo en el que cada trabajador podrá ir ubicando, sin prisa pero sin pausa, dónde se encuentra su base de cotización. De hecho, se permitirá incluso que cada trabajador pueda modificar su elección varias veces al año, algo inédito hasta ahora.

tramos de cotización autonomos ingresos reales

Ahora bien, igual que nos dicen una cosa nos dicen otra:

  • No todos los autónomos podrán acogerse a la libre elección de su base de cotización. ¿El motivo? Que existen algunas categorías profesionales en las que no se da un ajuste total entre dimensión fiscal y cotizaciones a la Seguridad Social.

Respecto a descuentos como los de la tarifa plana en la cuota de autónomo, las reducciones a mujeres empresarias y a menores de 30 años que quieran emprender, de momento no hay nada claro.

Propuesta de las Asociaciones ATA y UPTA por la nueva cotización de ingresos reales

Tanto ATA como UPTA (la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos) llevan años luchando por una aplicación lo más justa posible de este sistema de cotización por ingresos reales para los trabajadores por cuenta propia. No sabemos cuáles de sus propuestas terminarán siendo tomadas en cuenta, pero aquí os dejamos las que, para nosotros, son las más reseñables de cada organismo.

Propuestas de ATA

La Federación Nacional Asociaciones de Trabajadores Autónomos tiene claro que esta transición no puede hacerse de cualquier manera. Por eso quiere que se respeten ciertos puntos y está poniendo toda la carne en el asador para que así sea:

  • Quiere que los autónomos puedan cambiar su base de cotización hasta 6 veces al año. De este modo, podrán ajustarse a las distintas temporadas de trabajo que tiene el año.
  • Sugiere que los autónomos de más de 48 años, que representan casi la mitad del volumen total de los mismos, puedan adecuar de forma voluntaria su cotización a sus ingresos. Actualmente tienen el límite en 2077€.
  • Además, insiste en que los autónomos societarios, cerca de un tercio del total, puedan deducir su cotización a la Seguridad Social como un gasto más de empresa, algo completamente lógico.
  • Considera que habría que reducir en un gran porcentaje la cotización de los autónomos que no alcancen el SMI (Salario Mínimo Interprofesional) durante el año inmediatamente anterior.
  • Y, para terminar, solicita que sea posible que aquellos que lo deseen puedan hacer aportaciones voluntarias al margen de sus cotizaciones con el objetivo de mejorar sus futuras prestaciones.

Propuestas de UPTA

Por su parte, la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos se centra más en cómo deberían estar diferenciados los tramos en función de las ganancias de cada trabajador:

  • Este organismo considera que los autónomos que tengan un rendimiento neto inferior a la mitad del SMI deberían afrontar una cotización súper reducida. Proponen una cuarta parte de la cotización mínima, lo que a día de hoy supondría poco más que la tarifa plana que podría desaparecer a no muy tardar.
  • En cuanto a los trabajadores cuya remuneración neta supere el 50% del SMI pero sin llegar al mismo, proponen que paguen justamente el doble que los anteriores, en torno a 140 euros.
  • Para la UPTA, el siguiente escalón debería fijarse entre el SMI y los 25.000€. En este caso, consideran que habría que abordar lo que a día de hoy es la base de cotización mínima a la Seguridad Social, en torno a los 944 euros.
  • Entre los 25.000€ y los 30.000€, están convencidos de que la cantidad más justa sería afrontar el pago de lo que a día de hoy es la base mínima de cotización para los autónomos societarios. Es decir, algo menos de 1.250€.
  • A partir de ahí, cada 10.000€ y hasta los 60.000€, este organismo entiende que habría que ir aumentando la cifra anterior en un 20%.
  • Por último, para los trabajadores por cuenta propia que se embolsen más de 60.000 euros netos, entienden que la base mínima de cotización mensual debería ser de 2.517,60€.

¿Qué creemos como autónomos de este nuevo sistema?

Como veis, aunque el sistema de cotización por ingresos reales para autónomos aún vaya a tardar un poco en llegar, las líneas maestras parecen bastante marcadas a estas alturas.

Lo cierto es que, como afectados, nos parece maravilloso que los que ganan más paguen más y los que ganan menos paguen menos. La única forma de hacer que todo el que decida emprender una aventura empresarial pueda alcanzar el éxito es siendo justos en este sentido. Además, nos parece fenomenal que se planteen medidas para ayudar a los autónomos cuya facturación no alcanza el SMI.

Habrá que ver en qué queda todo, qué termina aplicándose y qué no, pero lo cierto es que en Quipu vemos mimbres para un futuro mejor para los empresarios españoles y eso nos gusta. Nos gusta mucho. Hacía mucho tiempo que venía haciendo falta algo así y, aunque hasta que no lo ‘suframos’ no podremos saber hasta qué punto es bueno este cambio, el mero hecho de que haya decidido emprenderse ya es importante.

Deja un comentario