Definir el precio al que vendes tus servicios de asesoría puede determinar el éxito de tu negocio. Si tratas de emprender una asesoría o quieres revisar el precio de tus productos, ¡sigue leyendo!

¿Cómo decido los precios de mis servicios?

El precio de tus servicios de asesoría depende de muchos factores: Los servicios que ofrezcas, el tiempo que te dediques a ello, el material que tengas que usar, la localización desde la cual prestas los servicios, etc. Veámos cómo influyen cada uno de ellos en la tarifa que debes definir para tus servicios de asesoría.

En primer lugar, ten en cuenta que un servicio es distinto a un producto. Cuando vendes un servicio, estás vendiendo algo intangible, por lo que es más difícil calcular el valor del mismo. En el caso de una asesoría, el precio que recibes es resultado del tiempo, recursos y esfuerzo que dedicas para atender a un cliente.

Asegúrate de cubrir costes

El objetivo principal de un negocio es obtener beneficio. Es por ello que debemos cubrir costes, es decir, los gastos que tengas por ofrecer el servicio. Por un lado los costes de producción, los gastos que requieras para mantener el proyecto, como el material, los alquileres, etc. Y por otro lado, los costes directos e indirectos, en el que se incluye tu tiempo y dedicación para cada uno de los clientes así como el desplazamiento, en el caso que sea necesario.

Ten en cuenta que un precio inadecuado, ya sea más alto o más bajo de lo que debería, puede afectar negativamente a tu negocio, generando problemas de rentabilidad. Para ahorrar costes, ten en cuenta que puedes trabajar desde casa. Programas como Quipu, facilitan la gestión y la comunicación con tus clientes, de forma que puedas impulsar y hacer crecer tu negocio de forma onlineAdemás, ten en cuenta que puedes amortizar tus bienes de inversión, en el caso que seas autónomo, para activar gastos que debas usar para ofrecer tus servicios de asesoría.

Haz un estudio de mercado

Si has decidido emprender en el sector de la gestoría o asesoría, es recomendable realizar un estudio de mercado. Más allá del precio al que puedes vender tus productos, puede ayudarte a definir los servicios que vas a incluir por cada una de las tarifas.

Tienes que analizar a la competencia, definir qué servicios ofrecen y a qué precio los ofrece. Además de otras asesorías, puedes contactar con varias personas que cumplan el perfil de cliente, como por ejemplo un autónomo y una empresa, para conocer sus necesidades y concretar en qué aspectos podrían requerir tu ayuda.

Otras personas que pueden ofrecerte información de interés son familiares o amigos. Ellos te pueden explicar cómo ha sido su experiencia con otros gestores así como los precios que han pagado por estos servicios de asesoría. Incluso puedes acceder a una red profesional para que te puedan ofrecer información sobre el sector, para que así puedas tener una información completa.

¿El cliente va a pagar tus servicios de asesoría?

Una vez decidido el precio final que vamos a poner a nuestros servicios de asesoría, tendrás que adoptar la posición del cliente. Debemos hacernos dos preguntas: ¿Puede pagarlo? ¿Va a pagarlo? Si la respuesta es negativa en alguna de las dos cuestiones, revisa el precio y vuelve a ajustar los números. Por ello, puedes volver a consultar con tus círculos más cercanos, para saber qué les parece los precios establecidos.

gestoria online

Estrategias para definir precios de asesoría

Para fijar el precio de asesoría, puedes además seguir una de estas dos estrategias, que permitirán obtener una idea sobre qué tarifas cobrar por el servicio de asesoría.

Costo incrementado

Considera cuánto te cuesta económicamente ofrecer el servicio y después aumenta un 20% o 30% el importe (que corresponderá a la parte de beneficio que te llevarás) para definir cuánto debes recibir. Una vez hecho, divídelo entre tu cartera de clientes y te saldrá la tarifa a la que debes cobrar el producto.

Capacidad de atención

Definir qué número de clientes puedes atender es una estrategia para poder definir qué precio puedes aceptar. En base a las previsiones que hayas hecho, y teniendo en cuenta los recursos que necesitas para dedicar a tu negocio, puedes definir qué precio debe pagar cada uno de tus clientes.

Definir una tarifa para asesoría

Idealmente, debemos definir diferentes tarifas que vayan destinadas a diferentes perfiles, ya que cada uno tendrá unas necesidades concretas.

No todos tus clientes serán iguales, cada uno tendrá un ritmo de facturación diferente. Es por ello que puedes definir varios planes en los que se incluya diferentes servicios que ofrecer a tus clientes, para que cada cliente pueda elegir la opción que más se ajuste a sus necesidades.

Precio final de asesoría

Recuerda que no siempre el precio más bajo es el más adecuado. Un precio bajo puede hacer pensar a tus clientes que el servicio es de mala calidad, así que piensa bien qué precio poner a tus servicios de asesoría. 

Por otro lado, un precio alto restringirá mucho las personas interesadas. Aún así, piensa que hay clientes que están dispuestos a pagar más por mejores productos.

Idealmente, debes encontrar un equilibrio entre ambos y procurar revisar constantemente tu lista de precios.

Para poder ahorrar gastos en tu servicio de asesoría y poder fijar precios más competitivos, puedes usar herramientas online, que te permiten gestionar las cuentas de tus clientes y asesorarlos de una forma más sencilla, ahorrando tiempo y ganando más dinero. Si quieres descubrir todo lo que Quipu puede hacer por tu asesoría, puedes solicitar una demo o directamente contactar con nuestro servicio de atención al cliente. Aprovecha las ventajas que te ofrece el mundo digital 😉

Judith de Quipu
Responsable de contenido. Al día de todas las novedades para poder ayudar a empresas y autónomos. Actualmente estudiando un Máster en buscadores.