Hoy volvemos con uno de los conceptos más básicos

Todos hablamos de autónomos y trabajadores asalariados pero ¿realmente somos conscientes de las diferencias que implica trabajar de una manera u otra? Hoy hablamos sobre las dos situaciones para que tengas claro los derechos, obligaciones, ventajas e inconvenientes que supone ser tu propio jefe o que una empresa esté detrás de tu puesto de trabajo. Toda la información a tu disposición para que valores los pros y los contras de cada tipo de trabajador.

Antes de explicar las diferencias vamos a repasar qué significa cada concepto.

Trabajador por cuenta ajena

Es, básicamente, un asalariado.Todas esas personas que están contratadas por una empresa y trabajan bajo sus directrices, horarios, normas… Según la definición estricta cualquier persona que trabaje al menos una hora a la semana para una empresa a cambio de un sueldo, es considerada trabajador por cuenta ajena.  También forman parte de los trabajadores asalariados todos aquellos que tengan trabajo en una compañía pero que por diferentes razones (enfermedad, baja maternal, vacaciones, etcétera…) no estén trabajando en ese momento.

Trabajador por cuenta propia

Un trabajador autónomo es aquel que realiza una actividad profesional de forma habitual a cambio de dinero sin un contrato laboral que le vincule a ninguna empresa, de modo que desarrolla su trabajo solo en su propio nombre. Cualquier persona mayor de 18 años puede ser autónomo sin que sea necesario que aporte un capital mínimo como se les pide a las sociedades.  

Por lo general, el autónomo tiene responsabilidad ilimitada, es decir, que no hay separación entre su patrimonio como persona y el que pertenece a la empresa. Por tanto, todos sus bienes y propiedades, como la residencia, coche, etcétera…forman parte también del negocio. Lo que quiere decir esto es que si en algún momento el autónomo no cumple con sus responsabilidades, deberá responder con sus pertenencias. También existe la figura del autónomo con responsabilidad limitada pero, en este caso, se deben cumplir una serie de requisitos muy específicos. Aquí tienes toda la información sobre ser autónomo y tus obligaciones.
controla tu negocio

Diferencias entre trabajador asalariado y autónomo

– Organización propia.

Mientras que el trabajador por cuenta ajena tiene unos horarios fijados, unos descansos obligatorio y el derecho a determinados días de vacaciones, en el caso  del trabajador autónomo es él mismo quien organiza su tiempo y sus días libres.

– Material.

Una empresa que contrata a una persona debe facilitarle todo el material que necesite para desarrollar tu trabajo. Por su parte, el trabajador autónomo tendrá que obtener por su cuenta todas las herramientas necesarias para su actividad.

– Lugar.

Los trabajadores asalariados tienen que desplazarse al lugar de trabajo que les indique la empresa para la que trabajan, mientras que el autónomo puede decidir dónde trabajar, siempre y cuando desempeñe el trabajo encargado.

– Sueldo.

Una persona contratada por una empresa, recibe de forma estable un sueldo similar todos los meses, exceptuando los incentivos y pagas dobles. En cambio, un trabajador autónomo puede tener ingresos muy diferentes un mes u otro dependiendo del trabajo que le encarguen.

– Cantidad de trabajo.

Alguien que trabaje por cuenta ajena en teoría tiene que recibir la misma cantidad de dinero independientemente de los altibajos en las ganancias de la empresa. Un freelance asume un riesgo económico de su negocio y le afectarán tanto las pérdidas como las ganancias.

¿Puedo trabajar como trabajador asalariado y autónomo a la vez?

Te recordamos que puedes trabajar como asalariado y autónomo a la vez sin problema, siempre y cuando informes a Hacienda y a la Seguridad Social de tus dos actividades. Si te encuentras en esta situación, tendrás que cumplir con las obligaciones de los dos regímenes.

Si has llegado hasta aquí seguramente sea porque estás pensando ser, o ya seas, autónomo y, para ello, el mejor consejo que te podemos dar es que pruebes Quipu para tener tu facturación y obligaciones tributarias controladas. Descubre todas las funcionalidades que te podemos ofrecer sin ningún compromiso 🙂

¡Feliz viernes, Quipus!

Júlia Areny Quipu
Responsable de comunicación. Puedes seguirme en twitter @juliadeQuipu o Facebook: juliaquipu ;)