Blog » Analítica » Fondo de maniobra: qué es y cómo se calcula

Fondo de maniobra: qué es y cómo se calcula

Conoce el ratio de liquidez de tu empresa, calcular el fondo de maniobra, también conocido como fondo de rotación, capital circulante o por su nombre en inglés, working capital.

Si estás al frente de tu empresa, es posible que te suenen los conceptos de liquidez, fondo de maniobra, etc. Pero si es la primera vez que oyes hablar de ello y eres la persona que se debe encargar de este tipo de cuestiones en la empresa, te recomendamos que leas nuestro artículo.

¿Qué es el fondo de maniobra en una empresa?

En gestión financiera, hablamos de fondo de maniobra cuando hablamos de todos los recursos financieros a largo plazo que la empresa necesita para poder llevar a cabo su actividad en un corto plazo. Es decir, sirve como medida de la capacidad que una empresa tiene para continuar con el desarrollo de su actividad.

❗️DATO CLAVE: Si tuviéramos que hacer una definición del fondo de maniobra, podríamos decir que el fondo de maniobra es un ratio que no deja de ser una referencia para comparar la evolución de la salud financiera a corto plazo.

Y posiblemente te estés preguntando ¿cómo de importante es el fondo de maniobra? Pues resulta que si queremos tener un control contable de la empresa y mantener una correcta gestión financiera que nos asegure un futuro a largo plazo, es imprescindible calcular el fondo de maniobra.

El fondo de maniobra tiene en cuenta los pagos y los cobros próximos y es conveniente mantenerlo en positivo.

¿Cómo se calcula el fondo de maniobra?

En primer lugar, debemos saber que se compone del activo corriente y el pasivo corriente. En el primer caso, el activo corriente está compuesto por aquellas existencias, que la empresa espera vender, consumir o que forman parte del ciclo de explotación, y convertir en líquido en un periodo no superior a 12 meses. Por ejemplo, sería el dinero del banco, las existencias, o las inversiones financieras.

Por su parteel pasivo corriente son todas las deudas y obligaciones que tiene la empresa de pago a corto plazo, es decir, las que tienen un plazo inferior a un año.

Fórmula para calcular el fondo de maniobra

La fórmula para calcular el fondo de maniobra es la siguiente:

Fondo de Maniobra = activo corriente – pasivo corriente. 

Tendremos tres posibles resultados para interpretar el fondo de maniobra:

  • Que sea igual a cero: cuando el activo corriente es igual al pasivo corriente.
  • Que el fondo de maniobra sea positivo: es una situación ideal de equilibrio financiero en la empresa.
  • Que el fondo de maniobra sea negativo: situación de desequilibrio financiero ya que el activo corriente es inferior al pasivo.

A pesar de que no hay un resultado que indique cuál es el fondo de maniobra necesario para asegurar la continuidad de un negocio, siempre es aconsejable tomar decisiones respaldándote con datos actualizados de la empresa, que puedan indicarte en qué situación se encuentra el negocio en todo momento y te permita hacer predicciones de negocio.

¿Cómo interpretar el fondo de maniobra?

Para interpretar el fondo de maniobra de una empresa, podemos establecer una comparación entre el fondo de maniobra y la marea. En el caso que el fondo de maniobra sea positivo será como la marea alta, en la que un marinero (la empresa) podrá embarrancar de forma más segura. Por el otro lado, si la marea está baja, el marinero tendrá que invertir más tiempo para buscar una trayectoria que le permita navegar.

Las compañías pueden elegir entre el tipo de navegación que quieren llevar a cabo, si una eficiente (con alto coste de oportunidad) o bien una más intensiva con recursos mínimos. Vamos a ver qué pasa cuando el fondo de maniobra está en positivo, el fondo de maniobra está en negativo y el fondo de maniobra es igual a cero con más detalle.

Fondo de maniobra igual a 0

Si nos encontramos con esta situación en la empresa, estamos en el principio de una situación de riesgo, porque nos indica que el activo corriente estará financiado con préstamos a largo plazo, por lo que la empresa posiblemente no pueda cumplir con sus obligaciones de pago.

Fondo de maniobra positivo

Una vez hemos hecho el cálculo, interpretaremos un fondo de maniobra positivo cuando el activo corriente es superior al pasivo corriente. Dicho de otra forma, el importe que resulte será el excedente del activo, después que la empresa haya hecho frente a sus obligaciones en un plazo de tiempo corto.

Fondo de maniobra negativo

En cambio, un resultado negativo nos indicará que la empresa carece de recursos suficientes para afrontar los pagos a corto plazo, lo que significa que la empresa no tiene suficiente liquidez.

Soluciones a un fondo de maniobra negativo:

Si después de realizar el cálculo, si nos da como resultado un fondo de maniobra negativo, todavía podemos tomar acciones para corregir la situación. Te ponemos algunos ejemplos que te permitirán mejorar el fondo de maniobra de tu empresa:

  • Llevar a cabo el anticipo de cobros: como puede ser el descuento de pagarés o el factoring, son opciones que se pueden valorar, de manera que entidades financieras adelanten el pago de las facturas de clientes.
  • Retrasar algunos pagos mediante la negociación de los plazos de pago: con esta acción de negociación puedes conseguir llegar a un acuerdo y obtener un mayor plazo para pagar a tus proveedores.
  • Rebajas o descuentos por pronto pago: puede que en un momento determinado necesites mucha liquidez. En este momento, puedes optar por “tirar los precios” y ofrecer grandes descuentos por pronto pago para aumentar ventas e ingresos y así conseguir liquidez rápidamente.

¿Por qué es importante mantener un fondo de maniobra positivo?

Es tan importante que conozcas bien qué es el fondo de maniobra y para qué sirve en la empresa, porque su cálculo te dirá la capacidad que tu negocio tendrá para maniobrar y hacer frente a los pagos a corto plazo, mientras puede seguir realizando las inversiones necesarias para continuar con la actividad diaria normal.

🔗 Ampliar información: Si quieres saber más sobre qué es y cómo hacer un balance de situación de una empresa te recomendamos que leas nuestro artículo.

¿Cuál es el fondo de maniobra ideal para la empresa?

Como hemos visto, el escenario ideal es mantener un fondo de maniobra en positivo a largo plazo. De manera que la empresa debe asegurarse de tener un nivel mínimo de tesorería, suficiente stock en el almacén así como unos volúmenes máximos a pagar a proveedores y acreedores en el corto plazo, para asegurar la mejor salud financiera para el negocio.

¿Cómo tener el control de mis finanzas?

Como hemos ido diciendo a lo largo de todo el artículo, es fundamental tener una visión completa de nuestra tesorería. Una buena opción para poder tener un control diario de las finanzas de tu empresa es gracias a los informes y gráficos de Quipu. Un software de gestión para pymes que te permitirá tener el negocio controlado y toda tu información centralizada.

Quipu ofrece una visión clara y en tiempo real de todos los ingresos y gastos que tiene la empresa, para que conozcas en todo momento cuál es tu situación financiera, y puedas tomar mejores decisiones estratégicas.