Blog » IVA » IVA en las importaciones y exportaciones de España: ¿cómo funciona?

IVA en las importaciones y exportaciones de España: ¿cómo funciona?

¿Importas algún producto a España y te interesa saber cómo funciona el IVA en estas situaciones? Si has respondido sí a esta pregunta, nos alegra decirte que has llegado al lugar adecuado. En este artículo vamos a resolverte todas tus dudas sobre las importaciones de bienes y su funcionamiento

Ahora bien, no solamente las importaciones suponen un caso especial en el tratamiento de IVA, sino también las exportaciones. No obstante, ambas operaciones aplican este impuesto de diferente manera. Por ese motivo, en este artículo las analizaremos por separado.

En este artículo aprenderás:

¿Qué se considera importación?

Hablamos de importación cuando se produce la entrada de bienes y algunos servicios procedentes de algún país que no forme parte de la Union Europea, además tendrá la consideración de importación cuando estos bienes o servicios procedan de Canarias, Ceuta y Melilla. A efectos fiscales, estas últimas regiones se consideran una localización fuera de la Unión Europea, por lo tanto el comercio es un import/export.

¿Qué es el IVA de importaciones?

El IVA de importaciones es el impuesto sobre el valor añadido que se aplica sobre los productos que se consideran importaciones, según la definición que hemos proporcionado en el apartado anterior. Es decir, aquellos bienes que proceden de Ceuta o Melilla, o de países extracomunitarios.

Este impuesto cuenta con unas características específicas relativas a su liquidación y al cálculo de la base imponible. El IVA a las importaciones se aplica sobre cualquier tipo de producto, independientemente de para qué se ha importado o de su procedencia. 

Este impuesto lo debe pagar siempre el importador y se liquida en el momento de pagar los aranceles en la aduana. Normalmente, se aplica el 21%; no obstante, existe el IVA reducido (10%) y el superreducido (4%). El umbral mínimo de aplicación del IVA es de 22€ en los envíos emitidos por las empresas y de 45€ en los envíos entre particulares.

El IVA de las importaciones se aplica sobre la suma del valor de aduana de los bienes más los aranceles, derechos de importación y otros gastos accesorios que se apliquen a ese valor.

La aduana expedirá el modelo 031 para poder realizar la liquidación. Tanto este impuesto como el resto de las cuotas soportadas son deducibles para aquellos autónomos o empresas que puedan justificar que van a utilizar el bien para desarrollar su actividad económica. 

Existen algunas importaciones que están exentas del impuesto. Más adelante te explicamos cuáles son. 

¿Cómo se calcula del IVA de las importaciones?

Para calcular el IVA de las importaciones, no basta con tener en cuenta el precio que el receptor de los productos importados ha de pagar por la mercancía, sino que a esa cifra hay que añadirle los aranceles y los gastos accesorios. Esto supone un incremento del valor de la base imponible del producto sobre la que se calculará el IVA de las importaciones. 

Aquí te dejamos cómo calcular el IVA en la importación de bienes:

  1. Determina el valor de la aduana. Para ello, suma el coste de la mercancía, del flete y del seguro.
  2. Determina el arancel. Se aplica el tipo impositivo del impuesto arancelario sobre el resultado del valor de la aduana. La cantidad que obtengas será el arancel que deberás pagar.
  3. No te olvides de contabilizar los gastos accesorios: transporte, embalaje, seguros…
  4. La suma de estos tres valores es la base imponible de IVA. Sobre estos se aplica el tipo impositivo correspondiente que resultará en el IVA a pagar.

Exenciones del IVA de importaciones

Como decíamos, la Ley del IVA recoge una serie de exenciones en las importaciones. Aquí te dejamos con algunas de ellas:

  • Medicamentos importados con motivo de competiciones deportivas.
  • Animales de laboratorio.
  • Bienes obtenidos por productores agrícolas o ganaderos en tierras extranjeras.
  • Bienes por traslado de la sede de actividad.
  • Bienes destinados a organizaciones caritativas o filantrópicas.
  • Bienes importados para ayudar a personas con minusvalía o víctimas de catástrofes.
  • Bienes personales por traslado de residencia habitual.
  • Bienes personales por razón de matrimonio.
  • Bienes de escaso valor.
  • Bienes en régimen de viajeros.
  • Bienes con fines de promoción comercial.
  • Productos de la pesca. 

El IVA en las exportaciones

Las exportaciones también suponen un caso especial en el tratamiento de IVA. Por «exportación» entendemos un envío de bienes con destino a un país que no forme parte de la Unión Europea. Por lo tanto, estaremos realizando exportaciones de bienes cuando vendamos nuestra mercancía desde la península o las Baleares a adquirentes situados fuera de la UE, ya sea a empresarios, profesionales o particulares.

La característica principal de las exportaciones es que tributan en el país de destino, por lo que siempre están exentas de IVA. Esto se debe al hecho de que, si se aplicase este impuesto en el origen, podría dar lugar a una doble imposición, ya que están gravadas en el país que las recibe. 

Preguntas frecuentes a nuestros asesores:

En este apartado vamos a resolver las dudas más frecuentes sobre el IVA en las importaciones o exportaciones a la mano de nuestros expertos, los asesores fiscales.

En Quipu trabajamos con una red de +200 asesorías en toda España. Por lo que podemos asignarte la gestoría que mejor se adapte a ti y a tu negocio. Solicita ahora sin compromiso nuestro servicio de gestoría.

¿Dónde se paga el IVA de las importaciones?


Normalmente, la liquidación y el pago de IVA de importaciones de bienes se lleva a cabo en la aduana de entrada, en el momento de pagar los aranceles, a través de la carta de pago que acompaña al modelo 031, expedido por la Administración aduanera. 

¿Cómo funciona el IVA en las importaciones de China? 


Al tratarse de una adquisición extracomunitaria, se tendrá que pagar el IVA de importación. El gravamen suele ser del 21%, aunque hay casos en los que se puede aplicar el IVA reducido (10%) o el superreducido (4%). Además de pagar el IVA sobre el valor de mercancías en aduanas (al que se suman también los aranceles), también deberás hacerlo sobre los honorarios y otros gastos adicionales.