Qué es el Flujo de Caja y cómo se calcula | Modelo y Plantilla

De entre todos los conceptos que hay que dominar en el mundo empresarial, el flujo de caja es uno de los que conviene tener más al día. Ser conscientes de la liquidez de la que dispone tu compañía en cada momento es vital para saber qué pasos se pueden dar, para cuáles hay que esperar un poco y cuáles hay que descartar hasta nueva orden.

En este artículo aprenderás:

¿Qué es el flujo de caja?

El flujo de caja es la forma de controlar la liquidez de una empresa, y está determinado por las entradas y salidas de dinero netas de las arcas de la compañía, tanto presentes como futuras, en un periodo de tiempo previamente determinado. 

Saber de qué cantidad de dinero se dispone en cada momento resulta esencial para conocer la capacidad de reacción de una organización. Es la única forma de afianzar los pasos que esta dará en el futuro, tanto a corto como a medio y largo plazo.

DATO CLAVE: Calcular el flujo de caja de una empresa es determinante para tomar decisiones sobre una base económica fundamentada. Todo crecimiento empresarial debe estar basado en la sostenibilidad del mismo, ir a tientas es garantía total de fracaso estrepitoso.

toma el control de la tesoreria de tu empresa banner

Tipos de Flujo de caja

Existen tres tipos de flujo de caja:

Flujo de caja operativo

Se llama flujo de caja operativo al dinero contante y sonante que entra o sale de las arcas de la organización que está relacionado directamente con su actividad comercial. Además, para efectuar el cálculo del flujo de caja libre, lo único que hay que hacer es lo siguiente: Flujo de caja operativo – Gastos de capital.

Flujo de caja de inversión

El flujo de caja de inversión alude al capital que se invierte y se genera a través de productos financieros y la compraventa de activos.

Flujo de caja financiero

En este caso, el flujo de caja financiero de una empresa cuantifica el efectivo generado por las actividades financieras de la empresa. Un buen ejemplo de este flujo de caja serían las emisiones de deuda o posibles préstamos.

¿Cómo se calcula el Flujo de caja?

Conviene tener en cuenta que el flujo de caja es orientativo, pero no exacto, y enseguida entenderás el porqué. Esto se debe a que no solo se contabiliza el dinero del que la empresa dispone en el momento de hacer el cálculo de caja libre, sino que además hay que incluir las facturas que la compañía tenga previsto ingresar (de cuyos ingresos no se dispone aún), así como los gastos que no se hayan afrontado aún, pero que estén en el horizonte cercano.

Esto, que puede parecer un lío, en realidad resulta sencillo de determinar aplicando una sencilla fórmula para el flujo de caja:

Flujo de caja = Beneficio neto de la compañía + Facturas por pagar + Provisiones + Amortizaciones – Cuentas a la espera de cobrar

En dicha fórmula, además del efectivo del que dispone la empresa y el dinero que se espera que entre y salga a causa de las factura ya emitidas, encontramos dos conceptos que afectan negativamente a toda organización y que hay que tener en cuenta para afinar al máximo del flujo de caja:

  • Provisiones: Pérdida de valor de la empresa debido a posibles imprevistos.
  • Amortizaciones: Es la pérdida de valor de los activos de la empresa debido al uso y al deterioro del mismo.

El resultado del flujo de caja, por cierto, es muy fácil de interpretar:

  • Si es positivo, indica que la compañía ha obtenido más beneficios que gastos.
  • Si es negativo, la empresa ha invertido más dinero del que ha conseguido recaudar en ese periodo de tiempo concreto.

Ventajas de calcular el Flujo de caja

Aunque ya hemos dicho que el cálculo del flujo de caja no es exacto al 100%, sí que ayuda, y no poco, a determinar la situación económica de una empresa:

  • El cálculo del flujo de caja permite detectar, de forma muy clara, si una compañía está atravesando un contratiempo con su liquidez, o si lo hará próximamente.
  • Un flujo de caja bien afinado ayuda a comprender cómo está creciendo un negocio y tomar las medidas oportunas para fomentar dicho crecimiento o solucionar cualquier tipo de problema a tiempo.
  • Además, el flujo de caja permite analizar con claridad si una inversión es conveniente o no en un determinado momento.

QUIPU TIP: Subir todas tus facturas a Quipu hará que tu flujo de caja esté perfectamente actualizado de forma automática, ¡podrás acceder a él en tiempo real siempre que lo necesites!

conciliación bancaria facturacion

Flujo de caja y gestión de la tesorería, ¿dónde confluyen?

Ya os hemos contado cómo hacer un plan de tesorería, ¿pero cómo encaja en él el flujo de caja? Básicamente, la gestión de la tesorería es el estudio del flujo de caja de una empresa. De este modo, el flujo de caja se convierte en una herramienta principal para conseguir beneficios, implementar correcciones que los garanticen y poder así conseguir ganancias que permitan a la compañía crecer de forma estable y continua.

Plantilla de Flujo de caja financiero

Lo ideal es contar con una solución automatizada como Quipu para acceder al flujo de caja de tu empresa en tiempo real siempre que lo necesites. Hacerlo de forma manual resulta complicado porque hay que ser muy meticuloso con la actualización de la información, pero si te ves capacitado aquí te dejamos una plantilla de flujo de caja en Excel que te facilitará el trabajo.

  Descargar Plantilla ⬇ 

BONUS: Haz uso de tus 15 días de prueba gratis de Quipu sin necesidad de proporcionar los datos de tu tarjeta. Pon a prueba nuestro software y te sorprenderás del tiempo y el dinero que puedes llegar a ahorrar con él.

Deja un comentario

facturacion pymes

You have Successfully Subscribed!