Blog » Autónomos » ¿Debes darte de alta como autónomo para alquilar viviendas?

¿Debes darte de alta como autónomo para alquilar viviendas?

Arrendar una o más viviendas es una actividad económica que te ofrece beneficios económicos. Estos ingresos son la causa de muchas dudas en los  propietarios, especialmente acerca de lo que implican a nivel de tributación. Por eso, necesitas conocer en qué casos se puede dar un alquiler y  sus consecuencias.

En este artículo aprenderás:

¿Cuándo es necesario darse de alta como autónomo?

Esencialmente, tienes que darte de alta como autónomo si te dedicas a alquilar viviendas de manera habitual, y los ingresos que logras por ello superan el SMI. Además, hay que valorar factores como tu intervención en el inmueble.

Ser o no  autónomo es un dilema al que se enfrentan la mayoría de arrendadores de viviendas, pero si estás en esta situación debes tener en cuenta los siguientes factores:

  • Si es tu fuente de ingresos habitual, el alquiler se equipara con la actividad de un trabajador por cuenta propia.
  • En caso de que el importe supere el SMI, es obligatorio darte de alta, aunque este no sea tu modo de vida principal.
  • Si  incluye servicios de mantenimiento, como la limpieza habitual del espacio, se te considera trabajador por cuenta propia.

❗️DATO CLAVE: Mención aparte merece el arrendamiento a través de plataformas que funcionan como intermediarias. En este caso, también debes ser autónomo .

¿Cuándo no sería obligatorio darse de alta para arrendar viviendas?

No tienes que ser autónomo en los siguientes casos:

  • Alquilas una vivienda turística sin la  participación de terceros, y sin ofrecer servicios añadidos. Además, los  ingresos no tienen que superar el SMI.
  • Cedes el inmueble con uso vacacional a un tercero para su explotación y percibes unos ingresos, pero no intervienes en nada relacionado con el alquiler y su uso.

Si no supero el SMI, ¿tengo que darme de alta en el Censo de Retenedores?

La respuesta es sí. Siempre tienes que hacer el procedimiento de alta en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores de la Agencia Tributaria, aunque el importe del alquiler no supere el SMI.

La razón para esto es muy sencilla: sean cuales sean los ingresos obtenidos, es una actividad que aporta beneficios económicos.  Por lo tanto, tienes que registrarlos y tributar por ellos. 

Cuándo sí es obligatorio darse de alta

Tendrás que darte de alta en el RETA si cumples con los siguientes requisitos:

  • Alquilas una vivienda  turística directamente y de manera personal, sin servicios añadidos.  Ofrece unos ingresos superiores a los 13.300 euros anuales brutos.
  • Si arrendas un inmueble e intervienes, ofreciendo servicios de limpieza, mantenimiento o atención al cliente.

Obligaciones según tipo de alquiler

Alquilar una vivienda va más allá de firmar un contrato estándar entre el propietario y la persona interesada.  Si posees un inmueble y quieres obtener beneficios de él, necesitas conocer los diferentes casos a nivel fiscal, que se regulan legalmente en función de la actividad que se va a desarrollar en el espacio, el arrendatario y el arrendador.

Arrendamiento a particulares

El alquiler de una vivienda entre particulares no está sujeto al IVA, ni tampoco los garajes o construcciones añadidas al edificio.

Asimismo, si vas a arrendar una construcción debes saber que podrás desgravar otro tipo de gastos, como los de formalización del contrato, los de conservación y reparación, los seguros de la vivienda o los impuestos y tasas estatales correspondientes.

Arrendamiento a empresas o negocios

En este caso, hay que tener en cuenta que la compañía arrendataria no quiere usarla como vivienda, sino que tiene un objetivo lucrativo. Por lo tanto, es necesario aplicar el 10% de IVA.

Si el inmueble a alquilar a una empresa va a tener un uso mixto, como negocio y residencia, tampoco se puede deducir este impuesto.

Alquiler vacacional

El alquiler de una vivienda para vacaciones puede dar lugar a dos situaciones diferentes, con sus correspondientes consecuencias a la hora de repercutir el pago del IVA.

  • Si los arrendadores, sean personas físicas o empresas, ofrecen servicios adicionales a la vivienda, debe aplicarse un 10% de IVA.
  • Cuando los propietarios de la vivienda no intervienen de ninguna manera en el alquiler, este está exento del impuesto.

Como puedes comprobar, si te decides a arrendar una vivienda, es indispensable que conozcas a fondo todos los requisitos que afectan a la formalización del contrato y las obligaciones fiscales correspondientes.