Blog » Autónomos » Cuota de autónomos del primer año en el 2022, ¿Cuánto hay que pagar?

Cuota de autónomos del primer año en el 2022, ¿Cuánto hay que pagar?

Una de las cosas que más cuestan a la hora de lanzarse a la aventura de darse de alta como autónomo es el hecho de no saber si se será o no capaz de afrontar la cuota de autónomo

Ahora que se anuncian cambios en dicha cuota de 2023 en adelante, conviene tener más claro que nunca cuánto se paga en este concepto durante el primer año de actividad y, más importante aún si cabe, cuánto habrá que pagar una vez pasado este tiempo, y hoy no te vas de aquí sin tenerlo clarísimo.

En este artículo aprenderás:

Cuál es la cuota de autónomos el primer año

Todo trabajador autónomo debe pagar la cuota a la Seguridad Social, que le dará derecho a una serie de coberturas esenciales. ¿Por ejemplo? Asistencia sanitaria, incapacidad por enfermedad o accidente, maternidad o paternidad, pensión de jubilación, etc.

Esta cuota se pagará una vez que el trabajador autónomo se dé de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y variará en función de si se elige la base mínima o máxima de cotización.

Cuando hablamos de la base de cotización nos referimos a lo que sería el ‘sueldo bruto’ del trabajador autónomo, y en base a ello pagará su cuota a la Seguridad Social. Las coberturas esenciales son las mismas pero hay cuestiones como la cantidad de la pensión o la cuota de autónomos que dependerán de cuál sea la base elegida.

La cuota de autónomos será del 30,6% de la base de cotización, la cual oscila entre la mínima (960,6 euros) y la máxima (4.139,40 euros). Esto supone unas cuotas de 293,94 euros al mes en la base mínima y de 1.266,66 euros mensuales en la base superior a la mínima.

¿Hay cuotas bonificadas para nuevos autónomos?

Existen ciertas bonificaciones para los nuevos autónomos durante el primer año, reducciones de las que también se pueden beneficiar quienes ya hubieran estado dados de alta como autónomos en el pasado pero no en los dos años anteriores a volver a darse de alta (tres años en caso de haber disfrutado previamente de otras bonificaciones). ¿Cuáles son esas reducciones de cuota?

  • Base mínima de cotización. Es una cuota única mensual de 60 euros al mes por contingencias comunes y profesionales durante los 12 meses posteriores al alta en el RETA.
  • Base superior a la mínima. La cuota mensual tendrá una reducción del 80% durante los doce meses posteriores al alta.

Esta bonificación se conoce como tarifa plana, pero hay también otras reducciones de cuota a las que se puede optar si se reúnen los requisitos exigidos:

  • Tarifa plana para nuevos autónomos.
  • Baja temporal por maternidad y paternidad.
  • Autónomos en pluriactividad.
  • Bonificación por conciliación laboral y familiar.
  • Nueva alta a autónomos colaboradores (familiares).
  • Autónomas que se reincorporen a la actividad.
  • Baja en la actividad por causa de violencia de género.
  • Bonificaciones para autónomos con discapacidad.
  • Bonificaciones para autónomos de Ceuta y Melilla.
  • Mujeres autónomas menores de 35 años y hombres menores de 30 años.
  • Bonificación para autónomos mayores de 65 o 67 años.
  • Autónomos dedicados a la venta ambulante o a domicilio

A excepción de la primera bonificación, que ya habíamos mencionado, las demás no son específicas para nuevos autónomos, por lo que no están pensadas únicamente para el primer año de alta.

Requisitos de la tarifa plana para autónomos

Como decimos, la tarifa plana es una bonificación para nuevos autónomos, aunque hay que matizar los requisitos para poder acogerse a esta reducción de la cuota:

  • Darse de alta por primera vez como autónomo.
  • No haber estado de alta como autónomo en los dos años anteriores, aunque se haya estado en el pasado.
  • No haber estado de alta como autónomo en los tres años anteriores si en el pasado ya se benefició como autónomo de alguna bonificación (incluida la tarifa plana, de la cual se podría volver a beneficiar si ha transcurrido ese tiempo).
  • No ser autónomo colaborador, un régimen especial para familiares de los trabajadores autónomos.

Hay que tener en cuenta que algunas comunidades autónomas contemplan ampliaciones de la tarifa plana en base a una serie de requisitos.

Qué pasa con la cuota de autónomos después del primer año

Dicen que lo bueno, si breve, dos veces bueno, aunque la verdad es que viendo lo rápidamente que vuela el primer año de la tarifa plana de autónomos, no estamos nosotros tan seguros. Esta bonificación para nuevas altas de autónomo que cumplan una serie de requisitos está pensada para dar los primeros pasos, pero tras una primera carrerilla nos toca quitarle los ruedines a la bicicleta y aprender a desplegar las alas.

Tras el primer año, los beneficiarios de la tarifa plana no seguirán abonando únicamente 60 euros más IVA como cuota de autónomo, pero sí que seguirán disfrutando de ciertas ventajas frente al resto de los profesionales con más años en el mercado laboral:

  • Entre los meses 13 y 18, la cuota de autónomo contará con un descuento del 50%.
  • Del mes 19 al 21, se disfruta de una reducción en la cuota de autónomo de un 30%.
  • Además, entre los meses 22 y 24, se aplica una bonificación también del 30%, lo que no deja de ser una ayuda.

Sin embargo, si el autónomo está empadronado y desarrolla su actividad en una población de menos de 5.000 habitantes, podrá disfrutar de 12 meses más con la misma bonificación que el primer año de la tarifa plana de autónomos, aunque después no podrá aprovecharse de las mismas bonificaciones que hemos comentado justo sobre estas líneas.

En el caso de hombres menores de 30 años y mujeres menores de 35 años, tendrán derecho a la aplicación de una bonificación de un 30% tras agotar los primeros 24 meses. Para ello se tendrá como punto de partida la cuota de contingencias comunes, pudiendo llegar a una bonificación total de tres años.

Por último, los trabajadores autónomos de colectivos especialmente sensibles como las víctimas de violencia de género, las víctimas de terrorismo y las personas con una discapacidad del 33% en adelante, tendrán derecho a la aplicación de una bonificación del 50% sobre la cuota de contingencias comunes tras el primer año de tarifa plana. Dicha bonificación podrá extenderse durante 48 meses, lo que sumaría un total de 5 años de bonificaciones encadenadas.

Como ves, aunque parece que tras el primer año de autónomo todo será mucho más complicado, lo cierto es que no todo está perdido, solo hay que tener claro a qué ayudas tenemos derecho y cómo solicitarlas.

📹 Vídeo demostración: En el siguiente vídeo te mostramos lo fácil y sencillo que es crear y gestionar facturas en Quipu. Y es que no queremos que simplemente te lo creas, queremos que lo veas 👇