Cooperativa de autónomos: Qué son y cómo facturar a través de ellas

Una de las primeras cosas que nos echan para atrás a la hora de emprender es la cantidad de gastos fijos que hay que afrontar antes incluso de comenzar a generar ganancias. No importa que tardemos un mes, dos o incluso más en conseguir nuestro primer cliente: hay impuestos y costos que hay que abonar todos los meses religiosamente, y uno de ellos es la cuota de autónomos. Tener que darte de alta en el RETA independientemente de cuál sea tu actividad o cuánto estés ganando con ella es algo que imposibilita el hecho de que muchas personas decidan dar el paso.

Curioso, sobre todo teniendo en cuenta que es el propio Gobierno español el que, ante la complicada situación económica, es el que está animando a la sociedad a lanzarse a trabajar por cuenta propia. Eso sí, hay un par de formas de facturar sin ser autónomo o bien afrontar el IRPF y el IVA o bien unirse a una cooperativa. Facturar como un autónomo, pero por un cooperativa, o mejor dicho, a través de ella, es una muy buena forma de empezar… siempre y cuando se tengan algunas cosas en cuenta.

Hoy, en Quipu, te contamos todo lo que necesitáis saber sobre este modelo de funcionamiento para que seas tú quien decidas si prefieres cooperativa o autónomo en función de las características de tu actividad. ¡Sobre todo para que, hagas lo que hagas, lo hagas bien y no te lleves ningún susto!

¿Qué es una cooperativa para no pagar autónomos?

Tal y como ya te hemos comentado, hay ocasiones, sobre todo en los inicios, en los que la misma cuota de autónomos no compensa darte de alta en el RETA. Sobre todo si la actividad económica en cuestión es puntual y al final, añadiendo los impuestos, te termina costando el dinero. Sin embargo, hay una forma de poder facturar sin hacer frente a dicho importe: hacerlo a través de una cooperativa de autónomos.

Este tipo de modelo empresarial actúa como una agrupación de socios autónomos que, a cambio de un porcentaje de sus ganancias, puede servirse de la infraestructura de la cooperativa. Es decir, para que nos entendamos: a cambio de una parte de tus ganancias, la cooperativa te da soporte administrativo y facilita tu facturación sin que tengas que darte de alta para poder hacerlo bajo el amparo de la ley.

Esto es beneficioso en el sentido de que tú no tienes que preocuparte por casi nada más allá de trabajar y abonar los importes que se te soliciten. Eso sí, una cooperativa de autónomos también puede  conllevar una serie de problemáticas de las que hablaremos a lo largo del texto.

¿Cómo funciona una cooperativa online de autónomos?

Una cooperativa de trabajo asociado para autónomos no deja de ser un ente que busca ayudar a sus socios a reducir gastos y quebraderos de cabeza. Eso sí, su ‘producto’ es muy distinto al de otras cooperativas, puesto que en este caso no hay maquinaria compartida, ni ventas de producto como tal. Lo que ofrece una cooperativa para autónomos es estructura y cobertura legal hasta cierto punto.

❗️DATO CLAVE: siempre que no se supere el salario mínimo interprofesional (SMI) y la actividad sea esporádica, o lo que es lo mismo, carente de habitualidad, no habrá problema en hacer uso de este tipo de servicio.

Lo normal es que para hacer uso de él se pida una cuota mensual (bastante económica), un porcentaje de lo facturado y que el profesional se haga cargo de la cuantía que suponga darse de alta en la Seguridad Social los días en los que esto sea necesario. En cuanto a las ganancias, la cooperativa las transfiere a modo de nómina.

¿Quién puede darse de alta en las cooperativas de trabajo asociado para facturar sin ser autónomo?

Obviamente, no todos los profesionales pueden beneficiarse de este tipo de cooperativa de autónomos. Hay ciertas actividades laborales que pueden aprovecharse de no facturar hasta no alcanzar el SMI, y te las dejamos en este listado:

  • Recursos formativos
  • Deporte y bienestar (entrenadores personales, profesores de yoga…)
  • Comunicación y Marketing, incluyendo la gestión de redes sociales
  • Diseño, fotografía y artes gráficas
  • Producción audiovisual
  • Creación de contenido (aquí estarían englobados los influencers)
  • Mundo del espectáculo
  • Informática y programación
  • Escultura y artesanía

Como ya hemos mencionado, además de dedicarte a alguno de estos campos, es requisito indispensable para no tener problemas con posibles inspecciones cumplir con el criterio de no habitualidad. Es decir, que las facturación no se corresponda con un importe fijo, sino a una actividad aleatoria y puntual.

¿Cuáles son las ventajas de las cooperativas de autónomos?

Además del beneficio económico, lógico para recurrir a este tipo de cooperativa de autónomos, formar parte de una puede reportarte aún más alegrías:

  • Ahorro de dinero, ya que no tener que hacer frente a la cuota de autónomos se nota, ¡y no poco!
  • Ahorro de tiempo, ya que la cooperativa se encarga de todas las gestiones administrativas. Esto, además, también se podría incluir en el ahorro económico, ya que el tiempo que no dedicas a los trámites burocráticos puedes emplearlo en seguir produciendo.
  • Posibilidad de crecer, ya que la propia cooperativa puede derivarte nuevos trabajos de empresarios que acudan a ella en busca de ayuda.
  • Networking, ya que es posible que en los foros de la cooperativa de autónomos conozcas a otros emprendedores con los que poder realizar sinergias.
  • Cero preocupaciones a nivel administrativo, ya que a cambio de lo que pagas, la cooperativa debe darte todo lo necesario en ese sentido.

¿Qué desventajas tienen las cooperativas de autónomos?

En los últimos años se ha demostrado que las cooperativas de autónomos no son un sistema infalible, aunque en la mayoría de los casos ha sido porque o bien sus administradores o bien sus usuarios no han respetado las normas como debían.

Ya hemos mencionado que dos de los requisitos para poder facturar de este modo son no superar el SMI y que la actividad económica no sea habitual. Por eso, si eliges facturar mediante una cooperativa de autónomos infringiendo estos supuestos, es posible que una inspección te obligue a hacer frente a todas las cuotas que has podido estar eludiendo durante el tiempo que hayas estado actuando de esta manera. Y eso por no hablar de, aparte de los intereses, las posibles sanciones económicas si así se estima oportuno.

💡 QUIPU TIP : La cooperativa de autónomos es un sistema ideal para dar los primeros pasos, o si hacemos determinados trabajos como un pequeño extra puntual. Sin embargo, si la actividad laboral se estabiliza, lo mejor es buscar otras vías para facturar.

¿Cuánto cuesta ser un autónomo socio de una cooperativa?

Aunque ya hemos mencionado los principales gastos que supone pertenecer a una cooperativa de autónomos, aún no habíamos entrado en cantidades concretas.

  • Cuota mensual: No todas las cooperativas la tienen, aunque de contar con ella suele ser bastante asequible, entre los 4 y los 8 euros.
  • Gastos de gestión: Es la cantidad que va destinada a hacer frente a los impuestos generados por la facturación que declara la cooperativa. Suele estar en torno al 10% del total facturado.
  • Retención del IRPF: En torno al 2% de la facturación total.
  • Comisión: Destinada a sufragar el funcionamiento de la cooperativa de autónomos, entre un 5 y un 8%.
  • Coste de la Seguridad Social: A asumir por cada socio, aunque solo se abonará la cantidad correspondiente a los días que se haya estado dado de alta.

🚀 Un gestor fiscal te da de alta como autónomo por 59€ 

Comienza hoy a facturar como autónomo con tarifa plana pagando el mínimo.

 ☞ Consultar por mi alta 

¿Es más barato hacerse autónomo o facturar con una cooperativa?

Como todo en esta vida, depende. Si se respetan las normas, pertenecer a una cooperativa de autónomos es mucho más económico que darse de alta como autónomo. En cambio, si se opta por hacer trampa y empezar a facturar más de lo permitido por la ley, lo normal es que termine saliéndote más caro de lo que supondría afrontar la cuota de autónomo.

Esto se debe a que tendrías que hacer frente a las cuotas de autónomo atrasadas añadiendo el recargo e incluso, si la cosa se pone fea, algún tipo de sanción económica.

Si a esto le sumamos que como autónomo puedes darte de alta y de baja hasta tres veces al año, o cambiar tu base de cotización hasta en cuatro ocasiones por curso, la balanza termina decantándose hacia el lado del RETA, ¡aquí te contamos cómo darte de alta como autónomo!

¿Es legal facturar en una cooperativa sin ser autónomo?

Si has llegado hasta aquí y has visto los posibles problemas de hacerte socio de una cooperativa de autónomos, puede que te hayas llegado a preguntar incluso si es legal siquiera elegir entre autónomo o cooperativa. No te preocupes, las cooperativas de autónomos son completamente legales siempre que operen, valga la redundancia, dentro del marco de la legalidad.

De todos modos, si quieres evitarte dolores de cabeza, ya sea por mala praxis o por puro desconocimiento, la mejor opción es optar por hacerte autónomo intentando aprovechar algunos de los descuentos que se ofrecen actualmente y contar con un programa de facturación tan completo como Quipu. Puedes añadir un gestor fiscal contable a tu plan y despreocuparte de todo. Tecnología + asesoramiento fiscal es la fórmula ganadora para comenzar con el pie derecho.

Ahorrarás tiempo y dinero al igual que perteneciendo a una cooperativa de autónomos, ¡pero además tendrás la tranquilidad total de que no te llevarás ningún tipo de problema por el camino!

Deja un comentario

You have Successfully Subscribed!