Si eres un experto en alguna materia y quieres empezar a impartir charlas, cursos o seminarios, debes saber cómo facturar correctamente estos ingresos.

Si te han ofrecido la posibilidad de impartir un curso, o estás pensando en dar charlas, te habrán pasado por la cabeza muchas preguntas: ¿debo darme de alta en Hacienda?, ¿debo emitir factura?, ¿la formación lleva IVA? ¡Sigue leyendo porque vamos a resolver todas estas dudas!

Caso 1: Rendimientos del trabajo

Para empezar a entrar en materia, lo primero que debes saber es que los ingresos derivados de esta actividad de la que hablamos tienen la consideración de rendimientos del trabajo, según la Ley del IRPF (Art 17.2c); y no de rendimientos de actividades empresariales o profesionales.

Esto significa que puedes impartir una charla sin necesidad de emitir una factura, ni darte de alta como autónomo, ni en el epígrafe de actividades económicas (IAE) y tampoco tendrás que presentar ninguna declaración trimestral de impuestos.

Tendrás que incluir los rendimientos que hayas obtenido en tu declaración de la renta, con lo que tributarás por ellos igual que lo harías como asalariado en un trabajo.

Como no es necesario que emitas una factura, es recomendable que firmes un recibo que contenga la retención de IRPF correspondiente, al tipo fijo del 15%. Y, esto es importante, la retención debe ingresarla el propio pagador – empresa que contrate al profesional – con la presentación del modelo 111 como rendimiento del trabajo (no de actividad profesional).
"programa
Y al final del ejercicio, en el resumen anual de retenciones, modelo 190, debe figurar la clave F, subclave 02, correspondiente a los rendimientos del trabajo.

Puedes consultar todas las claves y subclaves del modelo 190.

En el recibo, lo más recomendable es que consten los siguientes datos:

  • Quien ha impartido el curso, charla, conferencia, etc.
  • Datos de la persona o empresa, entidad, que ha contratado el servicio
  • Lugar y fecha en que se ha impartido
  • Importe que se ha cobrado
  • Firma de la persona o entidad que lo ha emite

Y nunca llevará IVA, por que son actividades exentas. Te animo a conocer todas las actividades exentas de IVA. Pero si lleva retención del 15% de IRPF. No lo olvides.

Para ver cómo personalizar tus facturas, puedes ver este vídeo:

Caso 2: Rendimientos de actividades empresariales o profesionales

Y tenemos un segundo escenario. Si eres la persona que, además de impartir la formación o curso, organizas el evento, contactas con otros ponentes, y que además, la remuneración por esta actividad no sea fija, sino que vaya en función de los beneficios globales del evento, en este caso, se tratará de una actividad económica.

Y deberás darte de alta como autónomo, en el correspondiente epígrafe y expedir una factura con IVA, siempre que la formación impartida no se encuentre dentro del plan oficial de estudios, independientemente del centro donde se imparta.

En caso que seas un profesional e impartas alguna formación de forma habitual sobre materias en las cuales eres experto, tampoco tendrás que darte de alta en un nuevo epígrafe, si la formación está relacionada con tu actividad.

Y si resulta que cada vez impartes más cursos o charlas, tu facturación también empezará a aumentar, lo cuál, es fantástico. Por ello, deberías empezar a pensar cómo puedes llevar un mayor control y que además la gestión sea fácil y no tengas que perder mucho tiempo en estas cuestiones administrativas.

Te animo a que pruebes Quipu durante 15 días gratis. Y verás rápidamente el estado de tus cuentas.

Quiero una demo

Laura de Quipu
Especialista en Redes Sociales y Contenido. Graduada en Publicidad y RRPP ha acabado su máster en SEO para despuntar entre las SERP.