Blog » Autónomos » Autónomo societario: Guía completa

Autónomo societario: Guía completa

¿Estás pensando en constituir una sociedad mercantil, pero no sabes todo lo que implica convertirte en autónomo societario? Bueno, no te preocupes, porque has llegado hasta el lugar indicado. En esta entrada de nuestro blog vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre este tipo de autónomo. 

En definitiva, si sigues leyendo este artículo aprenderás: 

¿Qué es un autónomo societario?

Un autónomo societario es un profesional que trabaja por cuenta propia y es fundador o socio de una sociedad mercantil, en cualquiera de sus formas jurídicas. 

Si en vez de un solo socio la empresa tiene varios, al menos uno de ellos tiene la obligación de darse de alta como autónomo societario al constituir la empresa. Ahora bien, el resto de los socios también deben darse de alta como societarios si cumplen con ciertos requisitos

Requisitos para ser considerado autónomo societario

Los requisitos para que alguno de los socios sea considerado como autónomo societario son: 

  • Poseer, como mínimo, el 25% de las participaciones de la sociedad y desempeñar labores de dirección, administración o gerencia.
  • Poseer, como mínimo, el 33% del capital de la sociedad y trabajar en ella.
  • Poseer menos del 50%, pero convivir con familiares directos que también son socios. Si la suma de las participaciones de la unidad familiar supera este porcentaje, tendrás que darte de alta como autónomo societario.

❗️DATO CLAVE: Si bien es cierto que el autónomo societario paga más impuestos, no darse de alta en esta modalidad supone una sanción administrativa que puede costar entre 300 y 3.000 euros. Además, es probable que la administración te obligue a liquidar los impuestos impagados en el caso de no haberte dado de alta ni siquiera como autónomo.

¿Qué diferencias existen entre un autónomo y un autónomo societario?

La diferencia principal -y la más obvia- entre un autónomo y un autónomo societario es que el primero trabaja por cuenta propia y el segundo, aunque también lo hace, es administrador o socio de una empresa.  

Sin embargo, existen otras diferencias que marcan la frontera entre autónomo y autónomo societario:

  • El autónomo común responde con su patrimonio personal a las deudas, mientras que el autónomo societario limita su responsabilidad al capital de la empresa.
  • El autónomo tributa el IVA y el IRPF y a final de año se le aplican los tramos del IRPF a la base imponible de su salario anual. No obstante, el societario, al estar ligado a una empresa, paga un porcentaje fijo establecido por el Impuesto de Sociedades.
  • Constituir una sociedad mercantil es un proceso mucho más largo, complejo y costoso que darse de alta como autónomo, puesto que requiere realizar un gran número de trámites como acudir al Registro Mercantil o escoger una denominación social, entre otros. 
  • La base de cotización mínima del autónomo societario es superior a la del autónomo común y, por eso, la cuota que debe pagar a la Seguridad Social mensualmente también lo es.

Constituir una sociedad mercantil y registrarse como autónomo societario

Si ya tienes claro que vas a constituir una sociedad mercantil tienes que tener en cuenta que tendrás que llevar a cabo una serie de trámites: elegir una denominación social, establecer los estatutos de la sociedad e inscribir el documento constitutivo de la misma en el Registro Mercantil. Además, una vez realizados estos pasos, también tendrás que darte de alta como autónomo societario en Hacienda. 

💡 QUIPU TIP: Dado que estos trámites son algo complejos, te recomendamos que busques a un gestor que te ayude a llevarlos a cabo sin que cometas ningún error.

¿Quiénes están obligados a constituirse como autónomos societarios?

Cuando se constituye una sociedad mercantil, las personas que cumplen los requisitos mencionados anteriormente están obligadas a cotizar como autónomos societarios. 

Para simplificarlo un poco más, podríamos decir que, por regla general, los socios que posean el control efectivo de la sociedad o realicen determinadas funciones dentro de la misma deberán cotizar en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). 

💥 BONUS: recuerda que, si no realizas funciones para la sociedad, no estás obligado a darte de alta en el RETA como autónomo societario.

¿Cómo darse de alta como autónomo societario?

Para poder darte de alta como autónomo societario, tendrás que presentar los siguientes documentos en la Tesorería General de la Seguridad Social:

  • Una copia del DNI de la persona solicitante.
  • La escritura de la constitución de la sociedad (original y copia)
  • El modelo TA 0521 debidamente cumplimentado.
  • La declaración censal (modelo 036) con la actividad económica que se va a desempeñar en la Agencia Tributaria.

¿Cómo cotiza un autónomo societario?

Desde el 15 de octubre de 2021 el autónomo societario que cotice por la base mínima hará frente a 1.234,86 euros. Se le aplicará un porcentaje sobre la base del 30,6%, lo que supone una cuota mensual de 377,87 euros. Esta es otra de las diferencias que tiene con el autónomo, que cotiza sobre una base mínima de 960,60 euros y paga una cuota de 293,94 euros.

Ahora bien, los autónomos societarios, como cualquier otro trabajador por cuenta propia, a partir del 1 de enero de 2023 también tendrán que cotizar por ingresos reales. Su base de cotización mínima se ha fijado en 1000 euros al mes, lo que significa que, en los próximos tres años (hasta 2025), pagarán una cuota de 310 euros, es decir, más baja que la que pagan actualmente. Además, si hacemos cuentas, esto supondrá un ahorro de casi 815 euros al año

🔗 Ampliar información: aquí te dejamos un artículo sobre las novedades de la reforma del sistema de cotización para autónomos que se implantará en enero de 2023. 

Tarifa plana para autónomos societarios

Desde hace unos años, los autónomos societarios también tienen derecho a recibir la bonificación de la tarifa plana. Sin embargo, el importe que estos deben pagar mensualmente a la Seguridad Social ronda los 85 euros, no los 60, como ocurre en el caso de las personas físicas. Esto es así puesto que, como hemos visto, la base mínima de cotización de los autónomos societarios es más elevada que la de los autónomos que no realizan funciones para una sociedad mercantil. 

Además, esta cantidad se irá incrementando progresivamente una vez hayan transcurrido los 12 primeros meses.

🔗 Ampliar información: si quieres saber más sobre este tema, échale un vistazo a nuestro artículo sobre la tarifa plana de los autónomos societarios

Cómo es la jubilación activa de un autónomo societario

La jubilación activa es una situación en la que una persona en edad de jubilarse decide seguir trabajando, pero disfrutando de su salario y también de la pensión. Sin embargo, los autónomos societarios no tienen permitido solicitar la jubilación activa y cobrar el 100% de la pensión

Esto ocurre porque la Seguridad Social considera que el autónomo societario no puede contratar a otro trabajador para que ejerza su mismo papel, ya que es una persona jurídica que ejerce como empresario en la actividad mercantil y ese puesto no puede ocuparlo un empleado.

Lo que sí puede hacer el autónomo societario es solicitar la jubilación activa, pero cobrando la mitad de la pensión, además del plan de pensiones, si es que posee uno.

No obstante, existe un gran número de sentencias del Tribunal Superior de Justicia de algunas comunidades autónomas de nuestro país que han reconocido a los autónomos el derecho a cobrar el 100% de la pensión en caso de jubilación activa.

Por este motivo, se estima que el Tribunal Supremo unifique próximamente los criterios, sentando así doctrina jurisprudencial. Pero, por el momento, la jubilación activa con una pensión completa sigue siendo inalcanzable para los autónomos societarios.

¿El autónomo societario cobra mediante nómina o factura?


Depende de la función que el autónomo societario tenga en la empresa. Se puede cobrar en calidad de autónomo, facturando sus servicios con IVA o mediante nómina como administrador. Esta segunda opción solo es válida si en los estatutos de la sociedad se refleja que el trabajo que realiza el socio administrador se remunerará de esta forma. 

¿El autónomo societario factura con IVA o sin IVA?


En las facturas que emita el autónomo societario a su empresa por los servicios prestados deberá incluir el IVA.