Blog » Facturas » Principales sanciones por errores en la facturación

Principales sanciones por errores en la facturación

¿Miedo a una sanción por parte de Hacienda? Las personas que trabajan por cuenta propia tienen mucho con lo que lidiar en su día a día y es una profesión a tiempo completo sea cual sea el sector y requiere llevar a cabo muchas tareas que pueden resultar complicadas. Entre ellas está la facturación. Cualquier error en este proceso puede suponer un dolor de cabeza.

En este artículo encontrarás los tipos de errores que pueden darse en la facturación si eres autónomo y todas las sanciones que se generan de estos errores.

En este artículo aprenderás:

¿Qué dice la LGT sobre los errores en la facturación?

Como mencionamos, la contabilidad y facturación de cada autónomo y el proceso de llevarla a cabo puede ser un quebradero de cabeza. El volumen de trabajo, complejidad de distintos clientes, la herramienta que se utilice o los propios conocimientos del profesional pueden ser causas que generen errores en la facturación.

La Ley General Tributaria y más específicamente en el artículo 201, se especifica todo lo que tiene que ver con posible sanciones por Hacienda. Porque sí, equivocarse en la facturación y cometer una serie de errores nos puede salir caro.

Los fallos en la facturación pueden ser de manera intencionada o involuntaria pero sea como sea la intención debemos de conocerlos si somos autónomos para no vernos en una situación arriesgada en un futuro. Los principales errores que puede detectar Hacienda y salirnos caros son:

  • Expedición: además de seguir una numeración correlativa según las fechas, debes de comprobar que todos los datos sean correctos, evitando fallos en los datos del receptor y en datos como fecha de vencimiento o método de cobro.
  • Remisión: al remitir una factura debemos de prestar atención para que los receptores nos realicen acuse de recibo y nos indiquen que todo es correcto en cuanto a datos, concepto y cantidades.
  • Rectificación: en cuanto detectemos una factura con errores tendríamos que emitir la factura rectificativa para solventarlo.
  • Conservación: según la LGT debemos de conservar hasta cuatro ejercicios fiscales todas las facturas que hayan sido emitidas. Puede ser cualquier método de conservación pero debe de ser seguro ya que pueden solicitarlas de un momento a otro.

🔗 Ampliar información: Si quieres digitalizar toda tu facturación para así evitar posibles errores que te lleven a una sanción puedes leer nuestro artículos sobre los mejores softwares de facturación.

Tipos de sanciones por errores en la facturación

Al igual que encontramos diversos tipos de errores en la facturación de profesionales y empresas, como decíamos, estos errores pueden salirnos bastante caros frente a Hacienda. La consecución de los mismos y la gravedad que suponga será determinante para valorar el coste. ¿Cuáles son las principales sanciones por errores en la facturación?

Sanción muy grave

La normativa para autónomos especifica que los errores serán muy graves y tendrán su sanción correspondiente en el caso de que se lleve a cabo:

  • Facturas con datos falseados, inexistentes o documentos sustituidos.

La sanción puede llegar a suponer un coste del 75% proporcional al importe total de las facturas originarias. En el caso de una factura de 1.000€, la sanción sería de 1750€.

Sanción grave

En el artículo 201 de esta ley, se contemplan las sanciones graves dispuestas en base a los siguientes errores de la facturación:

  • Cualquier incumplimiento relacionado con los criterios básicos exigidos por la LGT en cuanto a la expedición, remisión, rectificación y conservación de las facturas.

La sanción de este error consiste en el cobro del 1% del importe total de las operaciones derivadas de las facturas erróneas.

  • Si no se han conservado debidamente las facturas y otra documentación relacionada como justificantes o documentos anexos.

La sanción por parte de Hacienda en este caso es de un 2% del total de las facturas que sean causantes de la infracción a no ser que no podamos saber cuál es el importe. En ese caso la sanción es de 300 euros por cada factura o documento que no haya sido conservado correctamente.

Sanción leve

Equivocarse es humano y cuando tenemos que llevar a cabo nuestras funciones como profesionales y , además, gestionar nuestra propia facturación o la de cualquier otro negocio, puede haber errores que ni siquiera son nuestra propia responsabilidad. En caso de sanciones leves encontramos:

  • Cuando no se cumple con las obligaciones relacionadas con la expedición de la factura.
  • Mala praxis en la documentación circulante que es exigida bajo la ley de impuestos especiales.

En caso de sanción por parte de Hacienda, el coste será de 150€ por cada documento o factura indebidamente expedida o remitida.

Ejemplos de sanciones por facturación incorrecta

La facturación para un autónomo profesional o PYME es una tarea fundamental que requiere de ciertos conocimientos y herramientas para que su funcionamiento sea el óptimo. Si no, como hemos podido ver, en caso de que Hacienda detecte errores o posibles fraudes, nos puede costar muy caro y suponer un gran disgusto.

A continuación os dejamos con una serie de ejemplos de errores frecuentes en facturación y el precio que puede que podamos llegar a pagar por ellos.

Sanción por facturas no correlativas

Uno de los errores más comunes en la facturación de los autónomos y PYMES es no salvaguardar una correcta correlación y numeración de las facturas. Esto se debe a veces a cierto descontrol por parte del profesional a la hora de controlar el volumen y orden de facturas.

La sanción por emitir facturas que no guardan correlación y seguimiento numérico se considera una falta leve según Hacienda y por la que tendrías que pagar llegados al caso unos 150€ por cada factura que no se haya emitido correlativamente.

Sanción por no expedir una factura

En caso de dejar de expedir o conservar una factura si corresponde hacerlo, se considerará por parte de Hacienda como una sanción grave. La infracción tendrá un coste de hasta el 2% de la totalidad del importe de la operación que ha incurrido a la sanción o 300 euros por cada factura no emitida o conservada.

Sanción por emisión de facturas falsas

La práctica de emitir facturas falsas para manipular la contabilidad u otros fines no solo resulta ser poco ético como profesional si no que está considerado como uno de los errores más graves a los ojos de Hacienda.

En este caso, la sanción por emisión de facturas falsas sería del 75% sobre el total de las cantidades de esta operación. Por ejemplo, si falseas una factura de 5.000€ y Hacienda se percata, tendrás que pagar hasta 3750€.