Te contamos qué son las remesas bancarias, cómo hacerlas y cómo cumplir con la normativa SEPA.

Hoy te contamos cómo gestionar y automatizar los cobros y pagos de nuestro negocio a partir de remesas bancarias.

¿Qué es una remesa?

Una remesa es básicamente un documento para poder liquidar una compraventa de cualquier tipo de mercancía. Es un documento financiero por el que damos la orden a nuestro banco para que proceda a gestionar el cobro o pago de esa compraventa que hemos realizado. Es decir, es un archivo por el que se entregan uno o varios conjuntos de recibos a nuestra entidad bancaria, y así, ésta, gestiona el cobro de todos los documentos que le estamos pidiendo.

Una vez tenemos el documento de remesas, debemos enviarlo a nuestro banco para que proceda al cobro o pago de ellas.

Por ejemplo:

Imaginemos que somos una empresa y queremos pagar a nuestros proveedores, a 10 de ellos para saldar deudas. Crearemos una remesa con todos los campos que explicamos más adelante – donde se detallan las cantidades, el proveedor, la fecha, etc..- la enviaremos al banco posteriormente y él se encargará de pagarles a todos. Sin tener que hacer nosotros cada una de las transferencias. Es la orden de pago. Y así, ya tendremos los pagos hechos de esas facturas que queremos liquidar.

Haz remesas con Quipu

¿Cómo funcionan las remesas?

Cuando hablamos de remesas de ingreso, es decir, cobros, estamos dando una orden de dichos cobros a nuestro banco para que proceda a ejecutarlos. En ese momento, el saldo de nuestro banco sube y se cancela el saldo de los clientes que acabas de cobrar.

Cuando hablamos de remesas de gastos, es decir, pagos, estamos dando una orden a nuestro banco conforme pagaremos dichos cobros. En ese momento, el saldo de nuestro banco baja, es decir, baja la tesorería y se cancelan los saldos pendientes de proveedores.

Pasado este momento, ya hemos gestionado nuestros cobros y pagos.

¿Cómo hacer una remesa bancaria?

Cuando hacemos una remesa, debemos incluir los siguientes campos por cada una de ellas la factura a que hace referencia, con al menos:

  • número de la factura
  • contacto – de nuestro cliente o proveedor depende de si es un ingreso o gasto-.
  • concepto de la factura
  • fecha de emisión
  • importe

Además, las remesas también contienen la siguiente información:

  • nombre de la remesa
  • ordenante – nosotros-
  • fecha de vencimiento – hasta que día se puede realizar el pago
  • IBAN  – dónde hacer la trasnferencia  -.
  • referencia de la orden de domiciliación
  • NIF
  • ID de acreedor

Atención*
Estos datos, que son obligatorios, están adaptados a la normativa SEPA, la cual establece que todas las remesas deben cumplir con este formato, tal y como te contamos a continuación.

¿Qué es SEPA?

Como comentábamos, las remesas deben ir en consonancia con la normativa SEPA, aprobada en Febrero de 2014 a la que se han acogido 32 países, la mayoría de ellos miembros de la UE. La SEPA, como sus siglas indican – Single Euro Payment Area- es la Zona Única de Pagos Euro donde se deben cumplir una serie de normas estándar para poder operar con más libertad en la zona, concretamente en tres tipos de operaciones: los pagos con tarjeta, las transferencias y las domiciliares bancarias.

La SEPA también afectará a las remesas bancarias porque son transferencias e ingresos y, por tanto, también se tendrán que adaptar a la normativa. Si eres de Quipu, no te preocupes, las remesas hechas con nuestro software, cumplen plenamente la nueva normativa vigente.

¿Qué tipos de ficheros SEPA hay?

La SEPA presenta 3 variantes de ficheros: CORE, un instrumento que permite realizar cobros en euros adeudando la cuenta del deudor ya sea consumidor, empresa o autónomo; B2B: en el caso de que el proveedor de servicios de pago ofrezca el servicio de adeudos directos y COR1 ofrecida discrecionalmente por las entidades, permite la posibilidad de unificar y acortar los plazos de anticipación de las presentaciones, equiparándolos a las domiciliaciones tradicionales en España.

¿Cuándo tengo que utilizar el mandato SEPA?

El Mandato SEPA es lo que todos conocemos como domiciliación bancaria, es decir, el acuerdo entre el deudor y el proveedor para cargar cobros en su cuenta bancaria, como puede ser la domiciliación del recibo de la luz, el agua, el teléfono… Con el mandato SEPA se tendrá que tramitar un documento, que puede ser digital o físico, y que debe cumplir con la normativa de la SEPA y firmado por del deudor.

El Mandato SEPA busca igualar los pagos nacionales con los transfronterizos para que se pueda operar con más facilidad dentro de la zona SEPA.  El mandato SEPA caduca 36 meses después del último pago y puede ser para un pago puntual (solo tendrá validez para ese) o recurrente. 

¿Cómo realizar el mandato SEPA con Quipu?

Quipu te genera automáticamente este documento. Simplemente, rellena la ficha completa de tu cliente y Quipu te generará el pdf para que tu cliente lo firme y así ya tengas permiso para emitir órdenes de cobro.

¿Cómo hacerlas con Quipu?

Para hacer remesas bancarias con Quipu, simplemente deberás informar de qué facturas quieres hacer las remesas. Ya sean de ingresos o gastos. Para crear una remesa bancaria, puedes ver el vídeo o bien seguir los pasos descritos a continuación.

Tienes un apartado en Quipu “Remesas” en el que podrás indicar de qué tipo de remesa es: de ingresos o gastos.

Una vez dentro, a la izquierda te aparecen todas tus facturas PENDIENTES de cobrar o de pagar. Si quieres ir más rápido, tienes el buscador. También puedes seleccionarlas todas a la vez.

Una vez marcadas las facturas que necesites, Quipu te muestra todos los datos de esa remesa, en caso de faltar información sobre el contacto te lo indicará y podrás rellenarlo directamente desde aquí.

Rellena los datos básicos de la remesa

Nombre: que queremos darle a esa Remesa

Ordenante: nosotros mismo, quién lo realiza

gestor documental empresa

Fecha de vencimiento: de esos cobros o pagos

IBAN: El Código Internacional de Cuenta Bancaria, recuerda que ha sustituido a los números de cuenta tradicionales de España para adaptarse al SEPA

SWIFT: que es un código que nos dará nuestra entidad bancaria.

ID presentador: que es el ID de acreedor: Es la referencia que le da el banco a su empresa para generar órdenes de cobro. Está compuesto por el código país (ejemplo: ES), un dígito control (ejemplo: 97), un sufijo, que el usuario es libre de consignar el que quiera (ejemplo: 000) y el NIF (ejemplo: M23456789). El identificador de acreedor seria ES97000M23456789

Una vez rellenados todos los datos correctamente, tendrás que hacer click sobre el botón de generar para tener tu remesa lista y preparada para hacer los cobros o los pagos.

Como siempre, intentamos que reduzcas las tareas administrativas para ganar tiempo en tu gestión diaria. Si aún no lo haces, puedes probar Quipu gratis y conocer todas las ventajas que puede aportar a tu trabajo.

Júlia Areny Quipu
Responsable de comunicación. Puedes seguirme en twitter @juliadeQuipu o Facebook: juliaquipu ;)