Os explicamos cómo aprovechar aquellos gastos de los que no tenemos factura

Si tienes gastos directamente relacionados con tu actividad como autónomo siempre se pueden desgravar, pero ¿cómo hacerlo si no tenemos la factura? En todo caso, siempre se necesitará un justificante que acredite que has pagado por ese servicio  o bien, pero la factura no es imprescindible.

En caso que no tengas la factura de un gasto, no podrás deducirte el IVA, es decir, Hacienda no te lo devolverá como en el caso que presentes la factura, pero sí que podrás incluirlo como gasto resultante de tu actividad.

¿Para qué sirve deducirse los gastos?

En este caso aunque no te estás deduciendo el IVA -porque no tienes las facturas correspondientes- sí que podrás adjuntar todos los tickets, comprobantes y demás justificantes del resto de gastos para añadirlos como gastos deducibles en las declaraciones de IRPF.

Es decir, en vez de desgravarte el impuesto, computarás esto como el gasto total del bien o servicio que hayas pagado. De esta manera, se compensará con tu declaración de la Renta o en el Modelo 130, en caso que informes de la retención de tus gastos a través de este modelo.

¿Qué gastos puedo deducirme sin factura?

Aun cuando no tengas la factura pero sí un ticket o un comprobante que sirva como justificante para demostrar estos gastos, podrás añadirlo como gasto deducible. Hacemos un repaso por los principales:

– Seguros

Para cualquier tipo de póliza que tengas contratada y que esté directamente relacionada con tu actividad, necesitarás el cargo bancario para justificarlo ante Hacienda. Algunos ejemplos son pueden ser los seguros del local, los de responsabilidad civil o los médicos. No intentes poner seguros ajenos a tu trabajo, es decir tu propio seguro médico es deducible, el seguro de tu coche que solo usas los fines de semana, no.  Otra cosa es que uses el coche tanto para trabajar como para tu ocio, en este caso te podrás deducir el tanto por ciento del uso laboral que le des a tu vehículo.

Recuerda que siempre debe constar el número de póliza y el nombre del titular.

– Salarios

En este caso también es deducible el pago de las nóminas de tus empleados  y para poderlo justificar tendrás que aportar las copias de las nóminas firmadas por el trabajador o la transferencia bancaria que justifique este pago.

– Cuota autónomo

De la misma manera el pago de la propia cuota de autónomo también se puede incluir como gasto. Necesitarás aportar los justificantes bancarios de los cargos en tu cuenta. También se puede justificar a través del boletín sellado por el propio banco. Este gasto muchas veces se nos olvida y es el primero que tendríamos que incluir porque todos los pagamos.
iva irp liquidar

– Gastos financieros

Los gastos que te cobre tu banco por las tarjetas.  comisiones (de retirada o de transferencia),  o los intereses de préstamos o también puedes aportarlos con su correspondiente extracto del cargo que se te ha hecho en tu cuenta bancaria.

– Gastos en el extranjero

Todo aquello que necesites comprar fuera de España para desempeñar tu actividad también puede incluirse como gasto. En lugar de factura es muy posible que tengas un recibo o algo parecido, de forma que éste será el  comprobante que deberás aportar.

– Traspasos y contratos privados

Algunos contratos mercantiles serán los justificantes que sustituyen a las facturas para justificar algunos gastos de nuestra actividad laboral como por ejemplo, traspasos o fianzas de alquiler. Además, se deberá adjuntar los cargos bancarios para hacer constar la cifra.

– Impuestos

Todos los impuestos que fiscalmente se puedan deducir también se pueden incluir como gasto como, por ejemplo, el impuesto de bienes inmuebles (IBI)  u otro tipo de tasas relacionadas con tu negocio. Pero nunca podremos deducirnos impuestos como el IVA o IRPF. No olvides adjuntar el pago correspondiente.

– Actividades exentas de IVA

En el caso de que tu actividad esté exenta de IVA y como no realizas el modelo 303 ya que no declaras este impuesto, podrás continuar deduciéndote el resto de gastos que hemos citado en esta lista como el gasto total en sí para que pueda compensar con tus declaraciones del IRPF.

 

Una buena manera de tener concentrados todos los gastos, y así no olvidarse de nada, es ir subiéndolos a Quipu de forma fácil y rápida. Además de poder subir gastos desde el móvil, recientemente hemos lanzado al buzón de gastos una manera fácil de enviarte por correo los tickets y facturas a un correo que sube los justificantes directamente a Quipu. De esta manera, solo tendrás que rellenar los datos básicos de cada gasto y los tendrás todos guardados para cuando tengas que hacer la presentación de tus gastos. Si no eres cliente y quieres probarlo, solo tienes que pedirnos la prueba gratuita 😉

Júlia Areny Quipu
Responsable de comunicación. Puedes seguirme en twitter @juliadeQuipu o Facebook: juliaquipu ;)