Blog » Empresas » Trámites para crear una startup desde cero 

Trámites para crear una startup desde cero 

Si tienes una idea de negocio innovadora, diferente y que te apasiona, seguro que estás pensando en poner en marcha tu propia startup, una empresa emergente que servirá como forma de arranque para tu negocio. En esta entrada de nuestro blog te contamos todo lo que necesitas saber sobre este tipo de negocios y cuáles son los trámites para crearlo. 

En definitiva, si sigues leyendo este artículo aprenderás:

¿Qué es una startup?

Antes de explicarte cómo montar una startup desde cero, es importante que conozcas bien el concepto. Podríamos definir una startup como una empresa de nueva creación o de edad temprana que se caracteriza por tener un modelo de negocio escalable y apostar por el uso de las nuevas tecnologías. Esto le permite disfrutar de grandes posibilidades de crecimiento.

Tras leer esta definición, es posible que te estés preguntando en qué se diferencia este tipo de empresas emergentes de las pymes convencionales. Pues bien, en el siguiente apartado te resolvemos esa duda. 

¿En qué se diferencia una startup de una empresa?

La principal diferencia entre una empresa y una startup es su objetivo a corto, medio y largo plazo. Una empresa, normalmente, empieza con objetivos bastante inmediatos como son obtener beneficios y ser rentable, de manera que, con el tiempo, pueda pasar a ser una empresa de mayor tamaño. En cambio, una startup no se marca tanto objetivos financieros a corto plazo porque lo que quiere es demostrar su potencial a posibles inversores.

Por tanto, mientras que las empresas se preocupan en primera y última instancia de su supervivencia financiera, una startup va más allá y pretende desarrollar aquello que considera un gran producto que podrá ser diferencial del resto.  En resumen, una empresa se basa sobre un sector ya existente que, por lo general, abarca varias servicios o productos y una startup sobre una idea nueva en la que se especializa y trabaja 100% focalizada en ella.

Trámites para crear una startup en España

Vale, ya has entendido qué es una startup y en qué se diferencia de otro tipo de empresas, y tienes claro que quieres montar tu propio negocio innovador. Pues bien, ahora ha llegado el momento de que sepas cuáles son los trámites legales y fiscales que debes llevar a cabo para crear y registrar una startup en España. ¡Empezamos! 

Definir la forma jurídica

Antes de iniciar la actividad de la startup, está claro que hay que definir qué forma jurídica va a tener. Esto irá en función del capital del que dispongas, si se necesitan préstamos u otras formas de inversión, y los beneficios aproximados que crees que podrá obtener. Hay muchas opciones, aunque las más habituales son autónomo, Sociedad Limitada, Sociedad Civil o Sociedad Cooperativa.

🔗 Ampliar información: Si quieres saber más sobre los tipos de empresas más habituales.

Es importante que antes de decidirte por una u otra, revises el tipo de responsabilidad que tendréis los administradores y socios, para evitarte sorpresas en el futuro. 

Registros y trámites fiscales

Aunque puede haber pequeñas variaciones dependiendo de la forma jurídica que escojas para tu startup, los trámites principales que tendrás que hacer son:

El trámite se puede hacer online y, obviamente, el nombre no se puede repetir si ya existe.

  • Capital inicial

En caso que tu tipo de sociedad requiera un capital inicial, este es el momento de hacer el ingreso en una cuenta bancaria que tendrás que abrir en el banco a nombre de tu startup.

  • Estatutos sociales y escritura pública de constitución

De la misma manera, si tu empresa es una sociedad también deberás redactar los estatutos sociales y presentar la escritura pública de constitución, ambos documentos se deberán firmar ante notario.

  • Trámites con Hacienda:
  1. NIF. Si eres autónomo es el mismo que ya tienes como ciudadano español. En caso que seas una empresa debes solicitar el NIF de empresa – diferencia entre CIF y NIF– que será provisional y que tendrás que renovar por el definitivo al cabo de 6 meses.
  2. Alta en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores, es decir, darse de alta en el IAE (Impuesto sobre Actividades Económicas) o declaración censal. Aquí se necesita que presentes el modelo 036 o 037 y marques los epígrafes en los que se va a desarrollar la actividad de tu startup.
  3. Inscripción en el registro mercantil o RETA. Si eres empresa tendrás que inscribirla (como mucho 2 meses más tarde su constitución) en el registro mercantil. En cambio, si eres autónomo tendrás que darte de alta en el Registro Mercantil de Trabajadores autónomos (RETA).
  • Ten clara la estructura y plantilla

Una startup puede ir desde una persona a decenas de trabajadores – aunque el 70% de las startups españolas cuentan con entre 2 y 10 trabajadores- y, aunque luego podáis crecer, conviene hacer una planificación previa de hacia dónde queréis llegar y los perfiles necesarios para ello.

Es imprescindible que todos os inscribáis en la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), tanto sea en régimen general como en el régimen especial de trabajadores autónomos.

❗️DATO CLAVE: recuerda que si tienes trabajadores a cargo de tu startup debes comunicarlo, junto con el tipo de contrato, al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

  • Elige el lugar de trabajo

Cuando empieces con tu startup también tendrás que pensar donde se va a desarrollar el trabajo diario de la empresa. Un coworking es un buen lugar para empezar, donde compartir espacio, experiencias y contactos con otros emprendedores y startups.  En caso que sea un nuevo centro de trabajo se debe comunicar la apertura de dicho centro al departamento de trabajo de tu Comunidad Autónoma. Si vas a abrir un local o establecimiento de cara al público, además, tendrás que tramitar en el Ayuntamiento la licencia de apertura.

¿Cuánto cuesta emprender con una startup?

Por último, resolvemos una de las preguntas que con más frecuencia se hacen las personas que están decidiendo lanzarse al mundo del emprendimiento: ¿cuánto cuesta crear una startup? 

Bien, lo primero que tienes que tener en cuenta es que, si vas a montar un negocio (sea del tipo que sea) el gasto cero no existe. Aquí te contamos cuánto cuesta cada uno de los trámites que deberás realizar para constituir tu startup. ¡Vamos allá!

💡 QUIPU TIP: ten en cuenta que los precios que aparecen en este artículo son aproximados, ya que pueden variar dependiendo de la comunidad autónoma en la que vayas a dar de alta tu empresa. 

Registro de nombre o marca 

Cuando tengas elegido el nombre de tu empresa tendrás que registrarlo para que nadie pueda usarlo en el futuro. La tasa de este registro cuesta unos 16 euros.

Apertura de cuenta bancaria 

El capital mínimo exigido por ley para constituir una S.L. es de 3000 euros. Además, si necesitas un TPV esto supondrá un gasto adicional de 100 euros por el software más las comisiones por venta (aunque es cierto que no en todos los casos). 

💥 BONUS: te aconsejamos que, antes de dar este paso, investigues bien las condiciones que ofrece cada banco al abrir una cuenta de empresa, para ver cuál es el que más te conviene. 

Alta en Hacienda, Seguridad Social y en el Registro de Protección de Datos 

Este trámite lo puede llevar a cabo tu gestor (si es que ya cuentas con uno). No obstante, desde Quipu te aconsejamos que acudas al Punto de atención al Emprendedor, ya que allí te asesorarán y darán de alta tu empresa en Hacienda, la Seguridad Social y en el Registro de Protección de datos de manera totalmente gratuita. 

Registro de los estatutos y de la escritura pública de constitución 

En este caso, te recomendamos que lleves a cabo este paso a través del sistema CIRCE en el Punto de atención al emprendedor, puesto que será la opción más cómoda para ti. Los trabajadores del CIRCE te darán cita con un notario que utilizará unos estatutos base y un sistema de registro de empresa básico que te resultará más económico. 

La gestión de todos estos trámites a través del CIRCE te costará unos 70 euros.

Solicitud del NIF provisional de la sociedad

Por suerte, la solicitud del NIF provisional de la sociedad (que, pasado un tiempo se convertirá en el definitivo) se realiza de manera telemática y es gratuita

Inscripción en el Registro Mercantil 

Es obligatorio que inscribas la sociedad que acabas de constituir en el Registro Mercantil, trámite que te costará entre 60 y 120 euros dependiendo de la comunidad autónoma en la que vivas.

Publicación de la sociedad en el BORME

Otro paso obligatorio al constituir una sociedad es la publicación de la misma en el Boletín Oficial del Registro Mercantil, comúnmente conocido como el BORME. El anuncio en requiere de un título y de un cuerpo con una o varias líneas de texto. Puedes calcular el importe que tendrás que pagar por la publicación teniendo en cuenta que por la línea de título deberás pagar aproximadamente 12 euros y 13 por cada línea de texto. 

Pago del impuesto de Actividades Económicas y de la declaración censal 

Para que tu empresa pueda comenzar a llevar a cabo su actividad económica de manera legal, es necesario que la des de alta en el Impuesto de Actividades Económicas, también conocido como el IAE.

Ahora bien, no todas las sociedades deben pagar este impuesto. Esta es la lista de los casos en los que estarás exento de abonarlo:

  • Sociedades civiles y mercantiles cuyos beneficios netos no superen el millón de euros.
  • Autónomos y empresas durante sus dos primeros años de actividad.
  • Las asociaciones y fundaciones de personas disminuidas física, psíquica y sensorialmente, sin ánimo de lucro (aunque bajo determinadas condiciones). 
  • Las personas que contribuyan por el Impuesto sobre la Renta de no Residentes siempre y cuando operen en España mediante establecimiento permanente y sus beneficios netos no superen el millón de euros.

❗️DATO CLAVE: no te olvides de realizar la declaración censal en Hacienda para que tu sociedad pueda emitir las facturas con IVA. 

Trámites adicionales 

Dependiendo del tipo de negocio que hayas creado, puede que tengas una serie de necesidades que implicarán un gasto. Por ejemplo, si tienes pensado ejercer tu actividad profesional desde un local, tendrás que solicitar la obtención de la licencia del establecimiento y, si además tienes que hacer algún tipo de reforma, también será obligatorio que consigas la licencia de obras

Tampoco te olvides de tramitar el alta de la empresa en la Seguridad Social y de comunicar la apertura del centro de trabajo

Por último, ten en cuenta que es obligatorio legalizar los libros de registros de actas, los de socios en el Registro Mercantil y el libro de visitas en la inspección de trabajo que corresponda.

En cuanto a los precios, la instancia en el registro mercantil apenas te costará 30 céntimos. No obstante, el libro de actas y socios tiene un coste aproximado de 30 euros y la legalización de los libros en el registro mercantil poco menos de 20 euros

Asociacionismo 

Los comienzos nunca son fáciles, por eso, en algunas ocasiones puede ser beneficioso que te hagas miembro de alguna asociación que te ayude a conseguir financiación y otros beneficios que pueden resultarte de gran interés. 

El precio de cada asociación es diferente. Pero, por ejemplo, si eliges ser miembro de las Asociaciones de Jóvenes Empresarios (AJE) te supondrá un gasto de unos 250 euros anuales.

💥 BONUS: no olvides que la sociedad que constituya debe tener, como mínimo, un administrador que cotice a la Seguridad como autónomo societario, lo que también supone una cantidad de dinero considerable al año (sobre todo si no cumple las condiciones para acogerse a la tarifa plana). 

Ahora que ya sabes cómo crear tu startup, seguro que una de las cosas que más tiempo te quitan es llevar el control de tu facturación, gastos y presentación de impuestos. Para eso está Quipu, el programa de facturación con el que no hace falta que seas un experto en contabilidad porque dispone de muchos procesos automáticos que te dejarán el tiempo que necesitas para capitanear tu startup. ¿Quieres probar Quipu? Pídenos la prueba gratis sin compromiso 🙂.

🔗 Ampliar información: recuerda que es muy importante tener en cuenta todos los aspectos legales: aprende qué es y cómo funciona la Ley de Startups 2022.