¿Eres responsable? La respuesta siempre es sí 😉 Pero de qué eres responsable y qué clase de seguros de responsabilidad civil pueden cubrirte.

¿Qué es un seguro de responsabilidad civil?

Un seguro de responsabilidad civil se trata de un tipo de seguro que cubre las consecuencias de una actividad que dañe a un tercero.

¿Quién se considera “un tercero”?

Terceros son todas aquellas personas que sean totalmente ajenas a la Sociedad. Es decir, no se considera tercero aquellas personas que tengan una relación laboral o de parentesco con la entidad.

¿Para qué necesito un seguro?

Tener un seguro de responsabilidad civil no es obligatorio en la mayoría de los casos, pero tanto para una empresa como para un autónomo es altamente recomendable ya que, al fin y al cabo, somos personas y como tales, cometemos errores que pueden salir muy caros.

Si contamos con un seguro de responsabilidad civil,  evitaremos el cargo económico que provenga de un fallo en nuestra actividad.

Seguro de Responsabilidad Civil para empresas

Las personas que actúan dentro de una Sociedad, pueden cometer daños inesperados en su actividad por lo que es recomendable contar con un seguro de responsabilidad civil para la empresa que cubra la indemnización del daño o perjuicio generado al tercero.

Seguro de Responsabilidad Civil para Autónomos

Al igual que una sociedad, un autónomo también realiza una actividad, por lo que también puede contar con un seguro de responsabilidad civil.

¿Qué me cubre un seguro de responsabilidad civil?

Para desarrollar algunas actividades, contar con un Seguro de Responsabilidad Civil es obligatorio.

Hemos estado hablando de las consecuencias de nuestro error. Es decir, debemos tener en cuenta que un seguro de responsabilidad civil no cubre tu fallo en sí. Pongamos un ejemplo que refleja la situación:

Soy autónomo y tengo un taller de reparación de coches. Un cliente me trae su coche ya que el motor le hace un ruido extraño. Mientras estoy desmontando el motor para explorarlo, rompo algunas de las piezas que lo rodean. ¿Quién pagará todas esas piezas? Si cuento con un seguro de responsabilidad civil, la aseguradora me cubrirá todas las piezas de alrededor excepto el motor en sí.

¿Y qué pasa cuando se trata de un fallo ajeno a mi? También lo cubre. El seguro de Responsabilidad civil se encarga de cubrir todo aquello que ha sufrido daños sin que sea necesariamente consecuencia de tu acción. Por ejemplo, soy lampista y estoy reparando una bombilla que no funciona. Mientras he estado trabajando, se ha producido un cortocircuito y se ha dañado el resto de las bombillas. En este caso, el seguro me va a cubrir las  bombillas sobre las que no he trabajado. La que estaba reparando, la tendré que pagar yo. Es decir, el seguro únicamente me ha pagado los daños que se han producido como consecuencia de mi error.

controla gestion facturacion empresa

Tipo de seguros de responsabilidad civil

Según el ámbito profesional y la actividad que se desarrolla, existen diferentes seguros de responsabilidad civil. Entre los muchos que podemos contratar, hay cinco que aparecen como los más recurrentes para las PYMES que venden productos u ofrecen servicios.

Responsabilidad civil general o de explotación

Este tipo de seguro ofrece una protección ante un fallo que pueda producir algún daño a terceras personas, para que el empresario no deba asumir las consecuencias del daño.

Responsabilidad civil profesional

El seguro de responsabilidad civil profesional cubre los daños económicos, patrimoniales o físicos a terceros, siempre que afecten a la integridad física o al patrimonio del cliente.

Responsabilidad civil patronal

Este tipo de seguro cubre los empresarios ante reclamaciones que puedan hacer los trabajadores que han sufrido daños en la empresa. Es importante no confundir este seguro con el seguro obligatorio por accidentes de trabajo, ya que no son lo mismo.

Responsabilidad de producto o servicios

Este seguro cubre todos aquellos productos que tengas bajo guarda y custodia. Es decir, por ejemplo, tienes un ordenador y lo dejas en tu lugar de trabajo. La empresa se hace cargo de este, pero un día entran a robar y se llevan varios ordenadores y tabletas de dibujo. Si la empresa cuenta con un seguro de responsabilidad civil de producto o servicios, el seguro se hará cargo de cubrir los costes económicos derivados del robo.

Responsabilidad de post trabajos o de post servicios

Cada producto o servicio tiene un periodo de garantía legal. En el caso de querer cubrir los fallos o perjuicios que se produzcan dentro de este periodo, que van a conllevar pérdidas económicas para la sociedad, puedes contratar un seguro de responsabilidad civil de post trabajos o post servicios. Este te cubre el coste de estos daños, para que no representen una pérdida económica para tu negocio.

Asegura los daños que se puedan producir en tu empresa y empieza a tomar decisiones en base a información para ver como va tu negocio con Quipu.

Puedes iniciar tu periodo de prueba en Quipu gratis aquí

Judith de Quipu
Responsable de contenido. Al día de todas las novedades para poder ayudar a empresas y autónomos. Actualmente estudiando un Máster en buscadores.