Hacienda no nos pasa ni una. Por eso, debemos ser conscientes de qué pasa cuando presentamos modelos fuera de plazo.

¿Os habéis olvidado de presentar algún impuesto? Recordad que hasta el 1 de febrero de este año tenéis tiempo de presentar los modelos del 130, 180, 190, 303, 390 y 349 (podéis consultar todas las fechas de presentación en nuestro calendario fiscal de 2018).

Si nos olvidamos o, por cualquier otra razón, se nos pasa la fecha de presentación de algún modelo tributario, la Agencia Tributaria nos van a penalizar. Está claro que la multa dependerá de si pagamos por voluntad propia o si la Administración nos tienen que avisar, pero también del tiempo que tardemos en hacer el pago. Por eso siempre decimos que es importante presentar los impuestos a tiempo y con el Software para Facturación Quipu será muy fácil wcumplir con las obligaciones como autónomo o empresa.

¿Cómo se presenta el pago fuera de plazo y cómo pagar a Hacienda?

El pago de un impuesto presentado fuera de plazo se tiene que realizar como si nada hubiera pasado, es decir, en las propias oficinas de la AEAT o telemáticamente. Eso sí, os recomendamos hacerlo cuanto antes porque la cantidad de la sanción va subiendo conforme pasa el tiempo. Veamos lo que pasa en las diferentes situaciones que nos podemos encontrar:

Cuando nos retrasamos pero pagamos sin requerimiento previo

Si pagamos antes de que la Administración nos llame la atención no tendremos una sanción por el retraso, pero sí que nos aplicarán unos intereses en el pago por hacerlo fuera de plazo.

Para que tengamos claro qué se debe entender por requerimiento previo de la Administración; ellos mismos lo definen como cualquier acción administrativa formal por la que Hacienda nos avisa de una irregularidad, como en este caso es el retraso del pago. Es decir, que si lo corregimos nosotros mismos sin que Hacienda nos avise de alguna manera -normalmente por correo postal- la penalización será menor.

Multa de Hacienda y recargo

La sanción por presentación fuera de plazo dependerá del tiempo que hemos tardado en presentar el impuesto desde el momento en que nos hemos dado cuenta. Según cuánto tardemos, tendremos un sanción u otra:

  • En los 3 meses siguientes, el recargo será del 5%.
  • Entre los 3 y 6 meses, el recargo aumentará hasta el 10%.
  • Entre los 6 y 12 meses se cobrará el 15% más.
  • Si han pasado más de 12 meses los intereses ascenderán hasta el 20%. Además, en este caso sí que habrá sanción por haber sobrepasado el año desde el último día que se podía presentar la declaración.

Recordemos que estos recargos se calcularán en base al importe que tendríamos que haber ingresar en un primer momento. Estos supuestos sólo se aplican en el retraso de un pago de este tipo, pero las penalizaciones serán diferentes, por ejemplo, en el caso que hayamos incumplido el plazo de un pago de aplazamientos o fraccionamientos que hayamos pedido.

presentar impuestos telematicamenteRetraso del pago con requerimiento previo

Si se nos ha pasado el plazo, y antes de que nos dé tiempo a pagar, recibimos una notificación de Hacienda, la penalización será mayor. Por eso os recomendamos que si se os pasa el plazo y Hacienda aún no os ha avisado, lo hagáis de forma voluntaria cuanto antes.

En caso que la Agencia Tributaria nos tenga que dar un toque de atención, a los recargos aplicados sobre la cantidad a pagar se sumará una sanción económica por el retraso. Si por cualquier motivo no estuviéramos de acuerdo con esta multa, tenemos derecho a reclamar en los 10 días siguientes de su recepción.

Os recordamos que depende del impuesto estas sanciones pueden variar pero que, por ejemplo en el caso del retraso en el pago del IVA, pueden llegar a un recargo de hasta el 100%. Es decir, tendríamos que pagar hasta el doble de lo que nos tocaba por retrasarnos unos días. Igualmente, si llegáis a esta situación es conveniente revisar las reducciones de la sanción que os pueden suponer un ahorro de hasta el 50%.

¿Y si la declaración fuera de plazo sale a devolver, a cero o informativa?

En los casos que presentemos la declaración fuera de plazo, y saliera negativa o a cero, la Administración nos penalizará con 200 euros, siempre que nos haya tenido que avisar. Por otro lado, si la declaración es informativa se nos pedirán 20 euros por cada dato o conjunto de datos que hagan referencia a una misma persona o entidad, con un mínimo de 300 euros y un máximo de 20.000 euros.

Igualmente, tened en cuenta que en cualquiera de las dos situaciones si resolvemos la presentación antes de que nos reclame Hacienda, las sanciones y límites se reducirán a la mitad, es decir, las sanciones quedarían así: 100 euros en las declaraciones negativas y a cero, y  10 euros por cada dato o conjunto de datos en las informativas (con límites entre 150 y 10.000 euros).

Modelo para efectuar alegaciones ante la AEAT

Como hemos comentado, puedes alegar si no estás conforme con el aviso recibido por parte de Hacienda.

Para ello, puedes tramitarlo a través del apartado “Notificaciones electrónicas” dentro de la página de la AEAT. Generalmente, en “Contestar requerimientos o presentar documentación relacionada con un documento recibido de la AEAT” podrás presentar la documentación. Sin embargo, es posible que se le indique en el requerimiento o notificación que acceda por otra vía.

Aquí tienes todos los pasos para enviar el requerimiento.

Pago del IRPF fuera de plazo

¿Has olvidado presentar el modelo trimestral para liquidar el IRPF en el modelo 130 dentro del plazo?

Frente Hacienda no importa los motivos del descuido de tus obligaciones fiscales dentro del plazo establecido. Lo primero que debes hacer en cuanto te des cuenta, es presentar el impuesto cuanto antes. Así la sanción será menor. Y como hemos comentado anteriormente, la sanción depende del tiempo de demora y si la declaración es a ingresar o a devolver.

Pago del IVA fuera de plazo

Si presentamos la liquidación del IVA fuera del plazo que marca Hacienda, corremos la misma suerte que con el IRPF. Aquí explicamos detalladamente qué pasa si pagas el IVA fuera de plazo.

Sanción por no presentar declaración

Todo profesional autónomo así como las pymes tiene la obligación de declarar tanto el IVA como el IRPF. Por ello, en caso de no hacerlo, la Agencia Tributaria tiene establecida sanciones para aquellos que no cumplan sus obligaciones tributarias, recogidos en el artículo 643 del estatuto tributario.

Si queréis evitaros todos estos problemas, sólo tenéis que registraros en Quipu donde siempre sabréis qué cantidad tenéis pendiente de pagar, cuántos días os quedan para que finalice el plazo y, además, los modelos se habrán rellenado solos ¡Probádlo gratis durante 15 días sin compromiso!

Júlia Areny Quipu
Responsable de comunicación. Puedes seguirme en twitter @juliadeQuipu o Facebook: juliaquipu ;)