Blog » IRPF » Gastos Deducibles del IRPF Autónomos en 2022: cuáles son y requisitos

Gastos Deducibles del IRPF Autónomos en 2022: cuáles son y requisitos

Saber qué gastos son deducibles en el IRPF para autónomos y cuáles no es esencial tanto para estar a buenas con Hacienda como para conseguir una mayor rentabilidad para nuestra actividad. Por eso hoy te traemos un listado detallado con todos los gastos que te permitirán pagar menos IRPF, ya que muchos emprendedores no se aprovechan de esta situación por puro desconocimiento.

En este artículo aprenderás:

Qué son los gastos deducibles del IRPF

Los gastos deducibles del IRPF son aquellos que pueden desgravarse en las declaraciones del IRPF y que, por tanto, reducen la cantidad a pagar por este tributo

En este artículo vamos a centrarnos en los gastos deducibles del IRPF para autónomos que tributen en estimación directa, ya que para los autónomos que  tributan con sistema de módulos la cosa cambia. Concretamente, estos últimos deben afrontar una cuota de IRPF fija, definida con anterioridad. Sin embargo, los autónomos en régimen de estimación directa (tanto normal como simplificada) dependen de los gastos reales de la actividad, que es de los que vamos a hablar hoy.

En resumen: los gastos deducibles del IRP para autónomos de este tipo son aquellos que la normativa de Hacienda permite deducir de los ingresos del negocio a la hora de calcular los beneficios. Esto quiere decir que el IRPF a aplicar será sobre una cantidad inferior, por lo que el profesional pagará menos impuestos y conseguirá mayores ganancias.

Eso sí, lo de recibir menos dinero no es algo que la Agencia Tributaria permita a la ligera. Las deducciones del IRPF están muy controladas por Hacienda, por lo que conviene saber a ciencia cierta qué tipo de gastos de autónomos son deducibles del IRPF y hasta qué punto.

Listado de los gastos deducibles en el IRPF para autónomos

Tal y como ya hemos adelantado, los gastos que un autónomo puede deducir del IRPF están predeterminados, recogidos en la normativa de Hacienda y muy vigilados. Es por ello que hay que tenerlos muy presentes para no meter la pata y sacar el máximo partido de esta oportunidad tributaria.

gastos deducibles irpf

A continuación te dejamos un listado con los principales gastos deducibles para autónomos en el IRPF.

Sueldos y salarios

Sueldos o pagas extra, gastos de viaje, dietas o retribuciones en especie, entre otros. Toda contraprestación económica a un asalariado a cambio de sus funciones para la actividad económica.

Seguridad Social a cargo de la empresa y cuota de autónomos

Todas las cotizaciones derivadas de la contratación de los empleados y la cuota que se paga como trabajador por cuenta propia.

Otros gastos de personal

Formación de los trabajadores, planes de pensiones, obsequios, gastos de relaciones públicas… en definitiva, todo aquello que conlleve un gasto para la actividad y que guarde una relación estrecha con ella.

Consumos de explotación

Materias primas, material de oficina, combustibles, embalajes, materias auxiliares… La forma de calcular dichos consumos es sencilla, tan solo hay que sumar las compras a las existencias con las que dio comienzo el ejercicio y después restar las existencias finales del ejercicio actual. El resultado serán los consumos de explotación desgravables en el IRPF.

Arrendamientos y cánones

Gastos por alquileres, asistencia técnica, solares, leasing (sin incluir terrenos)… Todos estos gastos, siempre y cuándo estén ligados a la actividad económica, podrás ser deducidos en el IRPF del autónomo.

Reparaciones y conservación

Gastos de mantenimiento o de adaptación de los bienes materiales. Eso sí, las variaciones que se realizan con el objetivo de ampliar o mejorar instalaciones quedan fuera de estos gastos deducibles del IRPF autónomos y tiene su explicación: Hacienda considera este tipo de pagos no como gastos, sino como inversiones que el desarrollo de la actividad amortizará en ejercicios sucesivos.

Servicios de profesionales independientes

Un trabajador por cuenta propia requiere de mucha ayuda externa para poder desarrollar su actividad con soltura y cumpliendo todos los requisitos legales que se le imponen. Es por ello que los gastos en honorarios de abogados, notarios, asesores fiscales, economistas y demás profesionales externos a su actividad también son considerados gastos deducibles del IRPF para autónomos.

Asimismo, los servicios de transporte, publicidad, marketing digital o investigación y desarrollo también entrarían dentro de este grupo de desgravación.

Tributos fiscalmente deducibles

El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) o el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), por ejemplo, se consideran gastos deducibles del IRPF para autónomos. También otros tributos de ámbito local como el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVMT). Sin embargo, los gastos que nunca serán deducibles del IRPF serán los recargos y las sanciones derivadas de la presentación tardía de declaraciones a la Agencia Tributaria.

IVA soportado

Será deducible si no es desgravable, es decir, si no se presentan declaraciones de IVA trimestrales mediante el modelo 303. Esto, por ejemplo, sucede en las actividades con régimen especial de IVA o en actividades a las que la ley considera que están exentas del Impuesto sobre el Valor Añadido.

Amortizaciones

Cualquier importe derivado de deterioro o depreciación de aquellas inversiones contempladas como inmovilizado material o intangible, y que hayan sido empleadas para la obtención de rendimientos. Las amortizaciones se consideran gasto deducible en el IRPF e IS, pero no es un gasto deducible a efectos de IVA.

Transporte público y gastos de viaje

Tanto del autónomo como de los trabajadores, cuando estos tengan que viajar a otras ciudades, países o en caso de desplazamientos dentro de la misma ciudad. 

Eso sí, tanto las dietas de manutención como las pernoctaciones tienen un máximo permitido a deducir, que se incrementa en caso de que el viaje haya tenido que ser al extranjero.

  • Dietas para comidas: 26,67€ en España, 48,08€ en el extranjero.
  • Pernoctaciones: 53,34€ en España, 91,35€ fuera de nuestras fronteras.

🔗 Ampliar información: Si quieres saber más sobre las dietas deducibles como autónomo.

Dotación de provisiones

Son deducibles los gastos por provisiones medioambientales, cuando estas correspondan a un plan formulado por el contribuyente y aceptado por la Administración Pública.

Vivienda

Cada Comunidad Autónoma tiene una política de deducciones propia. Sin embargo, deberías tener presente estos puntos:

  1. Los inquilinos con contratos anteriores al 1 de enero de 2015 pueden continuar deduciéndose hasta un 10,05% del total de mensualidades que han ido abonando durante el ejercicio.  Pero siempre que su base imponible sea menor a 24.107,20 euros anuales.
  2. Si compraste tu vivienda antes de 1 de enero de 2013, también puedes beneficiarte de deducciones.

Si ya no vives en la casa que compraste con tu excónyuge antes del 1 de enero de 2013 pero sigues pagando toda o una parte de la hipoteca y en la vivienda viven hijos comunes, podrás deducir parte de los pagos. Pasa lo mismo si la vivienda es de alquiler.

Compra de material formativo

Cualquier tipo de revista profesionales, libro o curso relacionado con la actividad económica formará parte de los gastos deducibles del IRPF para los autónomos.

Seguros de enfermedad

En este caso, los gastos deducibles en el IRPF para autónomos tendrán un máximo de 500 euros por persona en seguros de salud, pero le englobarán tanto a él como a su pareja y sus hijos, siempre que estos tengan menos de 25 años y continúen residiendo en el mismo domicilio.

Otros gastos fiscalmente deducibles

Existen otro tipo de gastos que resultan de lo más habituales para los autónomos, pero que en muchas ocasiones no se incluyen entre los gastos deducibles por miedo a estar cayendo en un fraude fiscal. Esto supone que muchos trabajadores por cuenta propia están perdiendo la oportunidad de ahorrarse miles de euros en impuestos al cabo del año, tributos que no tendrían por qué están pagando.

La inseguridad viene a causa de que se trata de gastos para los que hay que justificar el grado de relación con la actividad. Eso sí, si podemos demostrarlo documentalmente… ¡no aprovechar la oportunidad de ahorrar sería una locura!

Factura del teléfono móvil

La única forma de ahorrarnos problemas a la hora de incluir los de nuestro teléfono móvil profesional como gastos deducibles del IRPF para autónomos es teniendo dos líneas diferenciadas: una personal y otra exclusivamente dedicada a la actividad. De este modo, no cabrá duda alguna de que todo el gesto que se hace está dedicado al negocio.

Sede de alquiler o dentro de la vivienda personal

La mayoría de las actividades económicas necesitan un local o una oficina en las que desarrollarse, aunque también las hay que pueden llevarse a cabo desde un espacio en el domicilio particular del autónomo.

Si hablamos de un local de alquiler dedicado exclusivamente a la actividad, habrá que notificar a Hacienda sus condiciones a través del modelo 036 o el modelo 037

En caso de tratarse de una vivienda particular, habrá que seguir el mismo procedimiento, pero dejando claro qué porcentaje de la vivienda se dedica a la actividad. Ahora bien, los alquileres comerciales conllevan el pago de IVA, por lo que será necesario contar con dos contratos de alquiler diferenciados.

Gastos de viaje

A importes ya comentados en comidas y pernoctaciones (indispensable que se realicen en negocios dados de alta con actividad de hostelería y restauración), se les pueden sumar billetes de transporte público y parkings. Eso sí, conviene anotar siempre el motivo del desplazamiento, así como con quién nos hemos visto en cada momento.

🔗 Ampliar información: Si quieres saber más sobre los gastos de viaje deducibles.

Pagos relacionados con vehículos

Si utilizamos un coche para el desarrollo de nuestra actividad solo hay dos opciones, deducir el 100% de los gastos relacionados en el IRPF (solo apto para actividades muy concretas) o deducir un 50% si y solo si podemos demostrar que el uso está íntimamente relacionado con la actividad económica.

Hablamos de gastos en combustible, pero también de revisiones y cambios de piezas debidos al desgaste.

Vestuario profesional

En este caso, se incluyen el equipamiento de protección y los uniformes que incluyen el logotipo de la empresa.

Gastos fiscalmente no deducibles

Como ya decíamos al principio, no todos los gastos son deducibles del IRPF de los autónomos. Por eso, tan importante resulta saber cuáles sí lo son como los que no lo son bajo ningún concepto, ¡aquí te los dejamos!

  • Compra de joyas y artículos de lujo.
  • Sanciones, recargos y/o multas, tanto a nivel penal como administrativo.
  • El IVA soportado que sea deducible en las declaraciones de IVA.
  • Pérdidas derivadas del juego
  • Gastos en personal a raíz de indemnizaciones.
  • Donativos y liberalidades.
  • Gastos derivados de tratos con personas o entidades con sede en paraísos fiscales.

Impuesto de Sociedades (IS)

No son gasto deducible ni ingreso fiscalmente computable, tanto la contabilización del  impuesto como todo tipo de ajustes positivos o negativos. Tampoco la cuota del IS derivada de un acta de inspección.

Con esto te queda claro qué gastos son deducibles en el IRPF para autónomos y con cuáles es mejor no intentarlo, así que a partir de ahora podrás tanto ahorrar aplicando lo que te hemos contado como tomar decisiones más acertadas a nivel económico a lo largo de cada ejercicio, ¡aprovéchate de ello!