Blog » Facturas » ¿Cuáles son las formas de pago más comunes en las facturas?

¿Cuáles son las formas de pago más comunes en las facturas?

De nada sirve tener facturas bien organizadas y rigurosamente emitidas si no se concretan formas de pago seguras y eficientes. Las formas de pago son uno de los elementos clave del proceso de facturación de servicios y/o productos. Es algo que no puede faltar. ¿Por qué? Simple. Porque, de no incluirla, no podrás cobrar por lo que haces.

Llegados a este punto, hay que tener claro que los consumidores necesitan facilidades para hacer los pagos. A ellos les ahorra tiempo, a ti te ahorra complicaciones. Por eso mismo, lo mejor es optar por usar las formas de pago de facturas más comunes y extendidas en la actualidad.

Y en eso te vamos a ayudar. Vamos a ver las 7 formas de cobro a clientes más populares y usadas en la actualidad. No nos quedaremos solo ahí, porque te vamos a explicar en qué consiste cada una y cuáles son sus ventajas, como también sus inconvenientes.

Las 7 formas de pago más comunes en las facturas

Dados los tiempos que corren, las formas de pago de facturas más comunes miran sobre todo a los procesos digitales. El uso de dinero en metálico, el pago al contado de toda la vida, se sigue empleando. Sin embargo, poco a poco va cayendo en desuso ante otras alternativas más cómodas, seguras y eficientes.

Efectivo

El efectivo es una de las formas de cobro a clientes más comunes que existen. Basta con ir a cualquier comercio o negocio de restauración para verlo. ¿En qué consiste? En exigir el abono en billetes o en monedas, en metálico.

Es el método más clásico de todos, y también el más popular. Para el profesional que emite la factura, tiene la ventaja de que obtiene el dinero de inmediato, sin intermediarios y al 100%. No obstante, también tiene como desventaja el hecho de que el cliente puede no disponer de liquidez en el momento de recibir la factura, o que se emplee dinero falsificado.

Transferencia bancaria

Las transferencias bancarias son otro de los pagos más empleados en facturas. Para ello, el autónomo o empresa tiene que indicar en la factura el número de cuenta bancaria en el que se debe hacer el ingreso. Por supuesto, también tiene que figurar la fecha de pago límite.

Es una forma de pago en factura muy segura y cómoda, fácil de rastrear al haber siempre un registro de la transferencia, y sin gastos adicionales. Los bancos no suelen cobrar comisiones por estas operaciones. Aun así, el proceso es algo más lento que el pago en metálico, ya que depende de la celeridad del banco y del propio cliente.

Giro bancario

El giro bancario es una forma de pago de factura similar a un cheque. Es un documento en el que figuran los datos del banco que lo emite, de la persona deudora, de la persona beneficiaria, la cantidad a pagar y la entidad bancaria que debe hacer el movimiento de dinero.

Para llevarlo a cabo, se debe pedir expresamente al banco del emisor y enviarlo al cliente. Este, a su vez, lo envía a su banco para que lo gestione. El proceso es lento y complejo, además de presencial. Sin embargo, es muy seguro y hasta recomendable en caso de operaciones internacionales.

💥 BONUS: La mejor forma de gestionar y controlar tus facturas es con un programa de facturación. A continuación hemos elaborado un Top 10 de los mejores programas de facturación online de 2022.

Tarjeta bancaria

De uno complicado a uno sencillo. Hay millones de personas que usan tarjetas bancarias a diario, por lo que es normal contemplarlas como una forma de pago en facturas. Es una auténtica rareza toparse con un cliente que no tenga una o no pueda usarla.

Es un método muy simple y fácil de llevar a cabo, aunque es electrónico. ¿Qué implica eso? Que hay un banco intermediario y que, esta vez sí, suele haber comisiones por la necesidad de contratar una pasarela de pago. Aun así, es recomendable porque el pago se hace al momento.

Domiciliación bancaria

La domiciliación bancaria es un método de cobro de factura casi opuesto a la transferencia. El profesional o autónomo que presta el servicio o vende el producto es el que debe solicitar al cliente el número de cuenta bancaria para hacerle el correspondiente cargo según el importe de la factura.

Se suele ver mucho en el cobro de impuestos, seguros, suministros o alquileres. Para el cliente es una comodidad, porque no tiene que hacer nada, aunque puede pillarle por sorpresa si no recordaba el pago.

PayPal

PayPal es una forma de pago que se está extendiendo enormemente, sobre todo para el cobro de productos o servicios prestados o comercializados a través de plataformas digitales. No necesita número de cuenta, solo una dirección de correo electrónico previamente registrada en la plataforma.

Es un sistema bastante versátil ya que, por ejemplo, si no ofreces opción de pago con tarjeta y el cliente no tiene PayPal, puede usar su tarjeta a través de PayPal sin problemas.

🔗 Ampliar información: Si quieres conocer las principales pasarelas de pago para un ecommerce te recomendamos que leas nuestro artículo específico.

Confirming

El confirming es una especie de cobro por adelantado. Al emitir la factura, el profesional puede recibir el dinero a través de una línea de crédito abierta por el cliente para este tipo de situaciones. Así, se exige el cargo directamente a la financiera. Una vez aprobada la factura y confirmada por la financiera, se puede esperar a la fecha de vencimiento de la misma o cobrar antes (en este caso, con una pequeña comisión).

Un método usado mucho por las PYMES, aunque requiere que los clientes tengan una línea de crédito. Si no es así, no se puede aplicar esta forma de cobro.

Existen otras opciones, por supuesto, pero apostar por estas es apostar por dar facilidades a tus clientes y por usar métodos extendidos y normalizados. En definitiva, es apostar por la comodidad y la seguridad.

¿Por qué debería usar un Programa de Facturación?

Ésta es la pregunta que más nos hacéis últimamente, y la respuesta la encontrarás en el siguiente vídeo, en el que te desvelamos las 5 claves por las que NECESITAS usar un Programa de Facturación 👇

👉 Puedes probar Quipu gratuitamente durante 15 días y empezar a facturar desde el primer día de forma correcta ✓