Os explicamos cómo afecta el Impuesto de Sociedades a los diferentes tipos de empresas.

El Impuesto de Sociedades, también llamado impuesto sobre la renta o el beneficio de las sociedades, es  un impuesto directo que se aplica sobre los beneficios de las empresas y sociedades. Recuerda que si quieres ampliar la información puedes consultar nuestro artículo donde explicamos más en detalle qué es el Impuesto de Sociedades.

En realidad, es algo así como el IRPF del autónomo pero en vez de gravarlo las personas físicas, grava a sociedades y entidades jurídicas. En concreto, si hablamos de sociedades, este impuesto afecta a las sociedades limitadas, unipersonales y, desde la reforma de 2014, también a las sociedades civiles, es decir, asociaciones, entidades deportivas o AMPAS escolares que hasta este momento estaban exentas si su presupuesto no llegaba a los 100.000 euros.

Tipo impositivo del impuesto de sociedades en 2016

Antes de la reforma de este impuesto existían diferentes tipos impositivos del Impuesto de Sociedades, que dependían del tamaño de la empresa y de sus beneficios. En 2014 las grandes empresas tenían que pagar el 30% de sus beneficios, mientras que las pymes y las microempresas, un 25%, exceptuando algunos casos concretos en los que solo pagaban el 20%.

A partir de 2016,  se rebaja el tipo general y se unifican estos criterios. A partir de ahora todas las empresas  (grandes, pymes y microempresas) pasan a pagar lo mismo; concretamente el 25%, independientemente del volumen de facturación. Así, las sociedades pequeñas se mantienen en un pago igual al que ya pagaban, y las grandes empresas se pueden aprovechar de esta rebaja.
"automatizar

Modelos tributarios del Impuesto de Sociedades

Para declarar el Impuesto de Sociedades estás obligado a presentar una serie de modelos tributarios:

– Modelo 200

Se trata de un modelo anual de la declaración del Impuesto de Sociedades. La empresa deberá presentar el modelo 200 una vez transcurridos 6 meses, desde el cierre del período impositivo, durante los primeros 25 días del mes que hace 7. Es decir, que si una empresa cierra el período impositivo en diciembre, deberá presentar el modelo 200 a Hacienda en julio, durante los primeros 25 días. Como la mayoría de las empresa van por año natural, hemos de tener en cuenta que el plazo máximo de presentación será hasta el 25 de julio. Y se debe presentar aunque no se haya tenido actividad durante ese ejercicio.

– Modelo 202

Sirve para presentar los pagos fraccionados del Impuesto de sociedades en los casos en que la última declaración del modelo 200 haya dado un resultado positivo. El pago del modelo 202  servirá como anticipo para el pago de la siguiente declaración de dicho modelo. Se presentará en octubre, diciembre y abril.

Consulta las instrucciones para el pago del modelo 202 en la AEAT.

– Modelo 220

Es similar al modelo 200 pero más extenso ya que cuenta con anexos especiales, como por ejemplo para las cooperativas. El plazo de presentación es el mismo que el modelo 200. Te dejamos las instrucciones para el modelo 220.

Las grandes empresas tendrán que pagar más

Hace apenas 15 días, el gobierno en funciones anunciaba precisamente lo contrario a lo que prometía durante la campaña electoral del 26J: una subida de impuestos para este año.

Sin embargo, en realidad no se trata de una subida en sí, sino que es un adelanto del pago para sanar las cuentas públicas. Mariano Rajoy pretende ingresar 6.000 millones de euros gracias a los tipos de la retención a cuenta del impuesto de sociedades, principalmente, para las grandes empresas para cuadrar las cuentas públicas.

Este incremento forma parte de un paquete de medidas que ha tomado el Ministro de Economía, Luis de Guindos, para cumplir con las peticiones de Bruselas y así evitar la multa por incumplimiento del pago de la deuda española.

Aunque Quipu aún no te da la opción de rellenar estos modelos tributarios, sí que te permitirá tener tu facturación, tanto de ingresos como de gastos, para que cuando necesites extraer datos de tu empresa, te resulte mucho más fácil y rápido. Además, podrás conciliar tus cuentas bancarias con Quipu en pocos segundos y crear facturas recurrentes para aquellos pagos periódicos que se repitan en el tiempo. ¿Quieres probarlo? Te animamos a que nos puedas la prueba gratuita y descubras qué puede hacer por ti.

Júlia Areny Quipu
Responsable de comunicación. Puedes seguirme en twitter @juliadeQuipu o Facebook: juliaquipu ;)