Si eres un autónomo y estás pensando en poner en marcha tu propio negocio, un traspaso puede ser una buena opción, sin tener que empezar de cero.

Para aquellos que no conocéis mucho sobre el tema, debéis saber que el traspaso de un negocio es la cesión del  contrato de arrendamiento a un tercero, a cambio de una cantidad económica acordada por ambas partes. Y es posible que en algunos casos, el propietario del local deba dar su autorización.

Así pues, y antes de entrar en materia, deberás decidir si te interesa o no hacer un traspaso de negocio. Y si estás decidido a embarcarte en una nueva aventura profesional, sigue leyendo. Esto es lo que debes saber para hacer un contrato de traspaso.

Trámites necesarios para hacer efectivo el traspaso

Antes de iniciar la actividad, es necesario que acudas al Ayuntamiento y pedir la petición del traspaso de licencia de apertura del local, y hacer el cambio de titular. Esta licencia municipal es obligatoria para que puedas ejercer una actividad empresarial en el local, nave u oficina, ya que acredita el cumplimiento de la normativa.

Pero no todo es escoger un local y empezar el negocio que más te guste. Deberás realizar un análisis en profundidad para saber qué capacidad tendrá en un futuro para generar beneficios

Y lo más importante; debes conocer todos los impuestos asociados, que por norma general, se pagan antes de iniciar la actividad laboral.

Controla la facturación de tu negocio

¿Cómo pagar el IVA?

Si el negocio se transfiere en su totalidad, y además, la persona que lo adquiere continuará ejerciendo la misma actividad económica, ninguna de las dos partes debe pagar IVA ni impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP). En este caso, quien cede el local emitirá una factura con el importe del traspaso (sin IVA), al nuevo inquilino.

Si el dueño del local recibe un porcentaje por la cesión del negocio de su inquilino, estará obligado emitir una factura con el 21% de IVA al inquilino que deja el local.

En cambio, si los bienes del traspaso se vende por separado, sí que están sujetos al IVA, excepto los inmuebles, cuya transmisión junto a la de los vehículos están sujetos a ITP.

¿Debo tributar el IRPF en un traspaso?

La cesión de un negocio supone un aumento de patrimonio para la persona que cesa el negocio. Por tanto, deberá declarar la totalidad de la ganancia patrimonial en la declaración de la renta y aplicar los diferentes tipos según la cantidad obtenida.

Y por último, no olvides darte de alta como autónomo, y prueba Quipu aquí de forma gratuita para facilitar tus tareas de facturación. Recuerda que si no estás dado de alta, no podrás ejercer ningún tipo de actividad laboral en tu nuevo negocio. 😉

 

Júlia Areny Quipu
Responsable de comunicación. Puedes seguirme en twitter @juliadeQuipu o Facebook: juliaquipu ;)