Blog » Facturas » Pagar un recibo devuelto ¿Cómo hacerlo?

Pagar un recibo devuelto ¿Cómo hacerlo?

Ya sea porque en su momento decidimos devolverlo nosotros de forma errónea, o bien porque nuestro banco se vio obligado a devolver un recibo al no encontrar fondos en nuestra cuenta con los que pagarlo, es muy probable que a lo largo de nuestros años como autónomos nos veamos varias veces ante la necesidad de pagar un recibo devuelto.

El principal problema de los recibos que han sido devueltos es que nuestro banco ya no puede ayudarnos, puesto que ha perdido la capacidad de abonarlos al no tenerlos ya en su base de datos. Hay ocasiones en las que las empresas vuelven a pasar el recibo una segunda vez, pero… ¿sabrías lo que hacer si esto no ocurre?

En este artículo aprenderás:

¿Puedo pagar un recibo ya devuelto?

Sí, en la mayoría de las ocasiones es posible abonar un recibo que ha sido devuelto. De hecho, cada vez son más las empresas que, al ver cómo uno de sus recibos no ha sido abonado, vuelven a remitirlo de nuevo unos días más tarde a la cuenta bancaria correspondiente.

Ahora bien, ni esto es generalizado ni se puede confiar en que vaya a ocurrir siempre, por lo que conviene tener claro con antelación cuáles de nuestros recibos podemos devolver sin problema una primera vez y con cuáles es mejor no jugársela, como ocurre con el recibo de la cuota de autónomos, que si bien puede abonarse tras una primera devolución, deberá hacerse al completo, perdiendo cualquier tipo de bonificación de la que pudieras estar beneficiándote, como la tarifa plana para autónomos.

¿Cuánto tiempo hay para pagar un recibo de este tipo?

Una vez más, no hay una norma impepinable que podamos aplicar a todos los recibos devueltos, sino que los plazos de pago varían en función del tipo de organización que nos los haga llegar.

Por norma general, dispondremos de entre 3 y 7 días para pagar un recibo que ha sido emitido por segunda vez a partir del momento de su recepción por parte de nuestra entidad bancaria. De nuevo conviene tener muy claro qué empresas nos permiten tardar un poco más y qué otras son inflexibles con los plazos de abono, ya que será esto lo que marque cuánto dinero debemos tener en la cuenta bancaria en todo momento.

Cómo pagar un recibo devuelto: paso a paso

Pagar un recibo devuelto puede ser un proceso sencillo o convertirte en una auténtica tortura. Por eso vamos a ver cómo tienes que hacerlo siguiendo unos sencillos pasos que te ayudarán a dejarlo todo cerrado cuanto antes y sin daños colaterales:

  1. Lo primero es tener claro por qué se ha devuelto el recibo: ¿ha sido de forma voluntaria? ¿La causa es que no teníamos liquidez en el banco? Solo así podremos solucionarlo de forma ágil y efectiva.
  2. Podemos esperar a ver si la compañía u organización a la que se ha devuelto el recibo vuelve a pasarlo por segunda vez, pero es mucho más apropiado contactar con ella para ver si todo está bien y en qué términos se producirá el envío, o incluso si puede agilizarse si nuestra intención es pagarlo cuanto antes.
  3. Como quieres pagarlo, entendemos que has solucionado cualquier problema de cuantías que pudiese haber. De ser así, necesitarás tener el dinero necesario en tu cuenta para poder pagar el recibo devuelto.
  4. No tendrás que preocuparte por nada más, ya que, con el dinero necesario en el banco, será la propia entidad la que se encargue de abonar el recibo que fue devuelto en cuanto vuelva a entrar.

Procura no meter en la cuenta el dinero justo, nunca sabes si en el transcurso del tiempo necesario para que llegue el recibo devuelto puede llegar otro cobro, como un nuevo recibo de otra empresa o una comisión bancaria, por poner dos ejemplos.

Asegúrate de que no habrá problemas, ya que de ocurrir una segunda devolución del recibo podrías tener que enfrentarte a una demanda por impago o incluso a ser añadido a una incómoda lista de morosos.

¿Hay que pagar recargos en un recibo que ha sido devuelto?

Existen recibos que pueden generar recargos al ser devueltos, mientras que otros simplemente vuelven a pasar por el banco para intentar el cobro por segunda vez. Este es el motivo de que debemos tener bien identificados con cuáles se puede tener un poco más de manga ancha y cuáles deben ser abonados a la primera, ya que de otro modo podremos vernos obligados a tener que hacer frente a sobrecostes que no estaban previstos en un principio.

Es decir, dependiendo de su tipología, un recibo devuelto puede ver incrementada su cuantía o no.

¿Qué medios hay para pagar un recibo devuelto?

Lo normal, como decimos, es que los recibos vuelvan a ser enviados a nuestro banco unos días más tarde de haber sido devueltos, un mecanismo con el que las compañías intentan asegurarse de que hemos atravesado el posible bache que nos ha podido llevar a no pagarlos.

Sin embargo, los recibos de la Seguridad Social, o de Hacienda, son diferentes. En vez de pasar una segunda vez por nuestro banco, si han sido devueltos somos nosotros los que tenemos que solicitar hacer el pago, que a su vez puede realizarse de dos maneras:

  • Por vía telemática: Hay que ir a la web de la Agencia Tributaria y seguir la siguiente ruta – Todos los trámites > Otros servicios > Pago de impuestos. Eso sí, asegúrate de tener instalado el certificado digital en tu navegador o, en su defecto, de tener Clave PIN o DNI electrónico.
  • Por vía telefónica: También es posible abonar cualquier tipo de deuda con Hacienda a través del teléfono, aunque para ello esta no podrá superar los 18.000 euros.

Ya has visto que pagar un recibo devuelto no solo es posible, sino que resulta relativamente sencillo si tienes claro cómo hacerlo. Ten presente que lo mejor, sobre todo si hablamos de instituciones públicas, es no devolver recibos, pero a su vez ten presente que siempre hay una forma de arreglarlo. ¡Cuando se trata de pagar siempre suele haber un camino para hacerlo!