En este post te explicamos dos conceptos básicos, y sus características más importantes. ¿Las conoces todas?

Un gestor certificado de Quipu te ayuda a presentar tus impuestos
Pedir Gestor Quipu

Crédito y deuda

Estos dos conceptos, basan su importancia, en que nos ayudan a calcular si una empresa ha obtenido ingresos acumulables o deducciones fiscales. Hay que recordar, que sin estos conceptos, los ingresos y deducciones, no podemos calcular el resultado fiscal, aspecto fundamental de un empresa.

¿Qué es el crédito?

Este término se refiere al “derecho que tiene una persona acreedora a recibir de otra deudora una cantidad en numerario…”. Es decir, nos indica que una persona puede prestar dinero a otra, con la obligación de que este último la devuelva en los términos y condiciones que se han acordado previamente. Hay que tener en cuenta, que no todos los supuestos que tienen estas características son considerados crédito. Los supuestos excluidos de este concepto son:

  • Los que se imputan a personas físicas y no vienen de sus ejercicios empresariales.
  • Los que provienen de socios o asociados, que son personas físicas o sociedades que habitan en el extranjero.
  • Los créditos que son a cargo de empleados y funcionarios.
  • Los pagos eventuales de impuestos.
  • Los títulos de crédito que indican la posesión de bienes.
  • El dinero en caja.

¿Qué es la deuda?

Este término se refiere a “cualquier obligación en numerario pendiente de cumplimiento”. Es decir, es una obligación entre dos personas o entidades, por la cual una de ellas debe una cantidad de dinero (deudor) a otra (acreedor). Es importante indicar que al estar contemplado en la ley cobra una obligación formal y, por tanto, es fundamental que tenga las siguientes características para poder estar 100% protegidos:

  • Ante notario: se le llama deuda notarial ya que se realiza su formalización bajo la protección de este.
  • De forma privada: en este caso se realiza a través de un contrato privado entre las partes, de esta forma, aunque tiene menos peso que el anterior, también tiene una protección legal.

Hay que tener en cuenta, que la deuda es un concepto muy importante en una empresa, ya que si se llega a un sobreendeudamiento puede significar el cierre de la empresa.

Prescripción de la deuda

Aunque es un supuesto muy excepcional, la ley contempla la posibilidad de que esto pueda suceder. Básicamente la legislación contempla un tiempo determinado, que una vez pasado, el deudor quedará exento de pagarla. Aunque también hay la posibilidad de que la deuda no se pague por insolvencia del deudor.

Los plazos que contempla la ley para la prescripción de la deuda son:

  • Plazo de 5 años: solo para deudas que no indiquen plazo de prescripción, situación que no suele suceder.
  • Deudas hipotecarias: el plazo es de 20 años.
  • Prestamos bancarios: prescriben a los 5 años. Los intereses generados de este préstamo, también caducan a los 5 años.
  • Deudas de pensión, pago de la luz y agua, y alquiler de inmuebles: caducan en 5 años.

Aplicación o interrupción de la prescripción de las deudas

Por supuesto, para que se empiece a realizar la cuenta del tiempo límite, se tienen que dar unos requisitos. Estos supuestos, tanto la aplicación de la prescripción como la interrupción de ésta, se producen previo a estos requisitos:

  • Que el acreedor no haya iniciado acciones legales, como por ejemplo acciones extrajudiciales.
  • En relación con el deudor, que no haya aceptado la deuda que le indica el acreedor, o, que no haya recibido carta judicial sobre la deuda.
Con Quipu tendrás los datos de tu negocio en tiempo real
Conocenos

Conclusión

Aunque son dos conceptos muy básicos y muy conocidos por todos, es importantes tenerlos completamente claros, ya que nos sirven para poder entender el ajuste anual por inflación. Que es el concepto que ayuda a calcular el resultado fiscal, indicador fundamental de una empresa para entender su estado anual.

Además, no olvides que tenemos este post para evitar clientes morosos. Que te ayudará a no tener deudas por impagos de tus clientes.

Jesús Galván
Responsable de contenido. Al día de todas las novedades para poder ayudar a empresas y autónomos.