Soy autónomo, ¿puedo contratar a un familiar? Requisitos y condiciones del autónomo colaborador.

La respuesta es sí. Si eres autónomo, puedes contratar un familiar, bajo la figura de autónomo colaborador. Si desconoces qué quiere decir esto, te explicamos qué características tiene y cuáles son sus obligaciones y beneficios fiscales.

¿Qué es un autónomo colaborador?

Un autónomo colaborador es un familiar del trabajador autónomo titular que convive y trabaja con él, pero no puede ser cualquier familiar. Debe ser el cónyuge del autónomo titular o un familiar hasta el segundo grado de consanguinidad. En ningún caso puede tratarse de un trabajador por cuenta ajena. En los casos en que ambos interesados sean pareja de hecho, actualmente no pueden funcionar como autónomos colaboradores.

Por otro lado, y esto es muy importante, están obligados a cotizar como autónomos colaboradores, dándose de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y en la Seguridad Social. Esto es obligatorio.

Los autónomos colaboradores deben darse de alta en el RETA y en la Seguridad Social Clic para tuitear

Requisitos para ser autónomo colaborador

Como hemos dicho, para contratar un familiar como autónomo colaborador se deben cumplir una serie de requisitos:

  • Ser familiar directo: Esto es cónyuge, descendientes, ascendientes y otros parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, (hijos, padres, hermanos, nietos, abuelos, cuñados y suegros), incluso por adopción.
  • Debe estar trabajando en su centro de trabajo de forma habitual. Por tanto, no puede tratarse de una colaboración puntual.
  • Que no esté dado de alta como trabajador por cuenta ajena
  • Ser mayor de 16 años.
  • Que convivan en el mismo hogar.

iva irp liquidar
Si se cumplen estos requisitos, podrá darse de alta como autónomo colaborador en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), lo cuál es obligatorio, así como darse de alta en la Seguridad Social. Para ello, deben presentar el modelo TA0521-2 (Familiar colaborador del titular de la explotación) junto con su DNI, libro de familia y una copia del alta de Hacienda del trabajador autónomo.

En principio, es posible mantenerse bajo esta fórmula, siempre que continúen existiendo las mismas circunstancias que en el momento en que se realizó. Ya que si cambia algo de los requisitos obligatorios, como la convivencia, perderías el derecho a figurar como autónomo colaborador.

Ventajas y bonificaciones de ser autónomo colaborador

Con el fin de acabar con la situación de aquellos miembros que trabajan en negocios familiares sin cotizar, los autónomos colaboradores tienen ventajas fiscales que deben ser tomadas en consideración.

En primer lugar, nos encontramos con que el colaborador está exento de exento de las obligaciones fiscales trimestrales, es decir, no tiene la obligación de hacer la declaración de IVA ni el pago fraccionado del IRPF. De ello se encarga el autónomo titular del negocio. Lo único que tiene que presentar es la declaración anual de la Renta, como cualquier trabajador.

Además tienen una bonificación del -50% de la cuota de autónomos a la Seguridad Social durante los primeros 18 meses y el -25% durante los 6 meses siguientes. En total, 24 meses de bonificación.

Para el autónomo titular, esta figura también puede tener ventajas fiscales para él, y no sólo como ayuda en el negocio. Por ejemplo, si le paga al colaborador las cuotas de la Seguridad Social, así como la nómina, el titular después podrá desgravarse ambos gastos en concepto de IRPF.

Requisitos y bonificaciones del autónomo colaborador Clic para tuitear

Obligaciones fiscales del autónomo colaborador

Como hemos dicho ya, el colaborador debe estar dado de alta en el RETA, y cotizar como autónomo, sin embargo su régimen fiscal es diferente. El autónomo colaborador tributa del mismo modo que un trabajador por cuenta ajena, es decir, como un asalariado. Percibe sus ingresos como un sueldo del autónomo para el que trabaja, y ha de declarar sus ingresos como rendimiento del trabajo (como cualquier asalariado), no como actividad económica.

No olvidemos que no tiene derecho al paro como un asalariado. Pero puede acogerse al paro para autónomos una vez haya cotizado 12 meses en el RETA.

Si estás pensando en contratar a un familiar para que te ayude en tu negocio, el software de facturación de Quipu te podría ayudar a tener un mayor control de los gastos. Podrás sincronizar tu cuenta de Quipu con mas de 40 bancos y te ayudamos a gestionar la tesorería de tu negocio. Además, podrás crear, ordena y categorizar todas tus facturas de ingresos y gastos en un mismo lugar para que no se te escape nada. ¿Por qué no lo pruebas durante 15 días gratis?

Laura de Quipu
Especialista en Redes Sociales y Contenido. Graduada en Publicidad y RRPP ha acabado su máster en SEO para despuntar entre las SERP.