Comidas y cenas de Navidad, “el amigo invisible”, postales, y Lotería de Navidad, las típicas tradiciones navideñas que vuelven cada mes de diciembre.

A punto de cerrar el año, las empresas aprovechan para organizar la fiesta de Navidad para disfrute de sus empleados, y que ayude a fomentar un buen clima laboral. Tanto grandes como pequeñas compañías aprovechan estas fechas, en las que todos estamos con el espíritu navideño activado, para estrechar los lazos con los trabajadores. Para ello, las actividades lúdicas que rompen con la rutina son prácticas cada vez más extendidas.

Ideas para la fiesta de Navidad en la empresa

Si todavía no has organizado nada para tus empleados, o eres el encargado de montar la fiesta de Navidad, todavía tienes tiempo. Por ello, te damos algunas ideas para que paséis una jornada divertida y diferente con tus compañeros de trabajo.

Decoración en la empresa

Puedes empezar por decorar la empresa con motivos navideños. Contagia a tus compañeros del espíritu de estas fiestas, para que ayude a olvidar las rivalidades y las diferencias entre compañerosLa decoración ayudará a romper con la rutina y transformará la oficina en un ambiente más relajado, y mejorará el ambiente de trabajo.

Horarios

No todos los trabajadores pueden cogerse vacaciones durante estos días. Por ello, y una forma de premiar a los empleados por el duro trabajo de todo el año es flexibilizar los horarios durante estas semanas, hasta que acabe el año. Empezar una hora antes y poder acabar la jornada antes de lo normal es una medida que tus trabajadores agradecerán enormemente.

Proponer juegos

Los juegos son la mejor forma para socializarse y conocerse mejor. El “amigo invisible”, aunque es algo muy típico, es uno de los juegos más populares que ayudarán a romper el hielo y conocerse mejor. Puedes realizar el sorteo días antes de la fiesta de Navidad, y repartir los regalos ese mismo día.
presentar impuestos telematicamente

Actividad Outdoor

Las actividades al aire libre, aunque no están al alcance de todas las empresas, son muy comunes entre grandes corporaciones dotadas con mayores presupuestos.

Un viaje fuera de la ciudad, un plan para hacer una excursión de fin de semana, incluso un spa, son actividades perfectas para que todos los trabajadores se conozcan entre sí, en un ambiente distendido, rompiendo con la rutina del trabajo.

Comidas o cenas de Navidad

Es la opción más habitual en las empresas. Y no importa si es un gran evento o algo más sencillo. Es una buenísima opción para mejorar el clima interno y fomentar los lazos del equipo.

Las comidas y las cenas de Navidad son una forma de fortalecer los vínculos con los demás compañeros de trabajo, es decir, es una forma de conocer mejor a aquellos con los que compartimos tantas horas.

Una variante suelen ser los almuerzos navideños, que también son muy efectivos, puesto que los empleados suelen sentirse inclinados a ir ya que se desarrollan durante la jornada laboral.

Obsequios a los trabajadores

Si además de la fiesta de Navidad, quieres tener un detalle con tus trabajadores, los obsequios son siempre bien recibidos y suelen guardarse durante largo tiempo.

Y son mejor valorados si los regalos son solidarios, que vayan en beneficio de alguna institución.

Lotería de Navidad

¿Qué hay mejor que regalar alegría? La frase, que podría ser sacada del anuncio del Sorteo de Lotería de Navidad, viene a resumir algo que ya hacen muchas empresas, donde nadie quiere quedarse sin su número, por el “¿y si toca?”.

La empresa puede regalar un número de lotería para todos dividido en participaciones, con lo que, si toca, todos los trabajadores de la empresa saldrían ganadores.

Pero, con tantas personas a repartir, pueden surgir algunas dudas como: ¿qué hago si toca?, ¿cómo se reparte el premio si tengo participaciones? ¿qué impuestos debo pagar si toca la lotería?

Pues bien, vamos a responder algunas de estas cuestiones para que, si tienes la gran suerte de que te toca algún premio del décimo de la empresa, sepas cómo actuar.

¿Cuánto tengo que pagar si me toca la Lotería?

Lo primero que debes tener muy, pero que muy claro es que, si eres uno de los agraciados con un premio superior a 2.500 euros, deberás pagar impuestos.

Los premios superiores a esta cifra deben ser cobrados en alguna de las entidades financieras que colaboran, por ejemplo, el BBVA, CaixaBank o Santander, o en las delegaciones comerciales de Loterías.

Y antes de que nos entreguen el premio, Hacienda ya se habrá llevado el 20% del premio que le corresponde. Y es la misma administración la que liquidará en tu nombre la parte correspondiente en la Agencia Tributaria.

Los premios superiores a 2.500€ en el sorteo de Navidad deben pagar impuestos Clic para tuitear

¿Cómo tributan las participaciones?

Cuidado con esto, porque si no se hace bien, te tocará pagar el impuesto de Sucesiones y Donaciones.

En España, existe la costumbre de entregar participaciones de un décimo entre familiares, amigos y compañeros. Y en este caso, si toca, es posible que Hacienda también se lleve una parte del premio, porque a efectos fiscales las participaciones no existen y lo que tributa es el décimo.

Por tanto, si toca un premio superior a 2.500 euros, se aplica la misma retención que hemos explicado, es decir, un 20% al premio del décimo premiado. Dicha retención se aplica el depositario del décimo, que será el encargado de repartir el premio neto entre los participantes.

Para hacer la repartición del premio, los asesores aconsejan que el décimo premiado se cobre a través de las entidades bancarias, de manera que en el propio banco se identifique con nombre, apellidos y DNI a todas las personas con quienes se ha compartido el décimo afortunado.

Cuánto me queda del premio después de impuestos

Por si sólo piensas en “El Gordo”, que sepas que hay hasta 17 premios diferentes en la Lotería Extraordinaria de Navidad, incluyendo el de reintegro.

Sabiendo que tendrás que restarle un 20% de impuestos por cada premio superior a los 2.500 euros, te decimos lo que te quedará neto si te toca:

El Gordo

El premio es de 400.000 euros por cada décimo, 20.000 euros por euro jugado. Una vez pagados los impuestos, el premio queda en 320.500 euros. No está mal, ¿verdad?

Segundo premio

Son 125.000 euros por cada décimo, que se quedan en 100.500 euros de premio una vez pagados los impuestos.

Esto es lo que me quedará del premio de la Lotería de Navidad después de impuestos Clic para tuitear

Tercer Premio

Con el tercer premio, a los afortunados les tocarían 50.000 euros por cada décimo premiado, pero después de impuestos, recibirás 40.500 euros netos.

Cuartos premios

Hay dos cuartos premios, dotados con 20.000 cada uno. Una vez pagados los impuestos, quedan 16.500 euros.

Quintos premios

Aunque la cifra es inferior, los ocho quintos premios repartirán 6.000 euros por cada décimo que, una vez restado el 20% que se queda Hacienda, recibiremos 5.300 euros.

La Pedrea

La Pedrea”, que es el conjunto de números premiados con 100 euros al décimo, puesto que el importe es inferior a 2.500 euros, y no has de pagar impuestos; te llevarías 5 euros por cada euros jugado.

¿Y qué beneficios aporta para las empresas las fiestas de Navidad?

Como parte de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), son muchas las empresas que organizan actividades para sus empleados, y lo hacen para celebrar las fechas y reunir a los compañeros de trabajo fuera del ambiente laboral, así como para aprovechar la oportunidad y encarar el año nuevo con más energía y celebrar un año más en el proyecto.

Estas prácticas aportan a las empresas notables beneficios, pues las relaciones laborales sanas están estrechamente ligadas con el buen funcionamiento en una empresa. Al fin y al cabo, son las personas las que hacen una empresa.

Las fiestas de Navidad organizadas por las empresas sirven para eso, para romper barreras, superar miedos y generar un buen clima de trabajo.

Estos momentos de cierta libertad, diversión y relax, son una ocasión inmejorable para “hacer equipo” o teambuilding.

Errores que nunca se deben cometer

Si tu intención es que tus trabajadores pasen un buen rato, evita que la fiesta parezca un evento de trabajo, puesto que el objetivo es hablar de otros temas diferentes a los habituales de la jornada laboral.

Si quieres que la gente socialice y se sienta cómoda (y no que sientan que están allí por cumplir), debes lograr que el ambiente se sienta lo más festivo posible.

Y por supuesto, los trabajadores deben implicarse ya que crear un ambiente de equipo requiere del trabajo por parte de todos.

Y entre fiestas y loterías, no olvides que en enero toca presentar impuestos. Si quieres evitar algún que otro disgusto, prueba gratis el software de facturación de Quipu. Verás que es más fácil presentar los impuestos de forma automática, que manual.

Laura de Quipu
Especialista en Redes Sociales y Contenido. Graduada en Publicidad y RRPP ha acabado su máster en SEO para despuntar entre las SERP.