¿Qué es un ERTE? Cómo se aplica y cómo afecta a los trabajadores.

El Estado de Alarma decretado por el gobierno por el coronavirus obliga a la paralización de numerosas actividades comerciales. Se trata de una medida extrema que tendrá repercusiones inmediatas en la economía.

Ante esta situación, muchas empresas tendrán que iniciar Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) ante las caídas de sus ingresos y la imposibilidad de sostener a sus trabajadores en sus plantillas.

¿Qué es un ERTE y cuál es la diferencia con un ERE?

Un ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) es una suspensión de los contratos de carácter temporal, aunque también se puede utilizar para una reducción de la jornada. Lo regula el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores. Por otra parte, el ERE ( expediente de regulación de empleo) está definido en el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores (ET) como “despido colectivo”.

¿Que tipos de ERTE existen?

Existen tres tipos de procedimientos, en lo dispuesto por el Real Decreto 1483/2012, de 29 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de los procedimientos de despido colectivo, de suspensión de contratos y reducción de jornada.

¿En qué situación quedan los trabajadores afectados por un ERTE?

Los empleados afectados por un ERTE deben ser readmitidos una vez termine el plazo temporal que se ha estipulado, pero al ser suspensivo y no extintivo no recibirán ningún tipo de indemnización. Tanto si se trata de una suspensión como de una reducción de jornada, podrán solicitar la prestación por desempleo, a la que tendrán acceso si han cotizado más de 360 días o cuando sus rentas no superen el 75% del salario mínimo interprofesional.

¿Cuáles son las causas de un ERTE?

  1. Causas técnicas : Por ejemplo, cambios en los métodos de producción de una fábrica.
  2. Causas organizativas: Cambios en los sistemas y métodos de trabajo del personal o el modo de organizar la producción.
  3. Causas productivas: Variaciones en la demanda de los productos o servicios que la empresa pretende comercializar.

En estos 3 casos  se deberá realizar un periodo de negociaciones de un mínimo de 15 días.

ERTE por fuerza mayor: Situación de alerta por Coronavirus.

Los ERTE que se inicien como resultado de la epidemia del Coronavirus, se fundamentan en motivos de fuerza mayor, en este caso, por el contagio masivo, que recoge el artículo 31 y siguientes del RD 1483/2012 de 29 de octubre.

En estos procedimientos no es necesario desarrollar el periodo de consultas. La existencia de fuerza mayor debe ser constatada por la autoridad laboral.

¿Por cuánto tiempo se puede establecer un ERTE?

No existe un plazo mínimo.  Como en la situación actual de incertidumbre no sabemos bien cómo se desarrollarán los avances de la pandemia, lo razonable y práctico parecería ser establecer un periodo más amplio que los 15 días de estado de alarma para que la empresa tenga un poco más de margen en caso de que la situación se extienda.

Si llegará el caso de que la situación se resuelva antes de lo previsto, el empresario puede pedir a los empleados que se reincorporen antes del plazo máximo que se establece en el ERTE.

 

 

2 comentarios en “¿Qué es un ERTE? Cómo se aplica y cómo afecta a los trabajadores.”

  1. Muchas gracias por compartir la información. En el estado en el que nos encontramos todo trabajador debe tener claro sus derechos y obligaciones y cómo se ve afectado. Las asesorías tenemos un papel muy importante para ayudar a que todo esté bajo control y se cumpla con lo prometido.

    Responder

Deja un comentario

autonomo trabajando

¡Suscríbete a nuestro boletín de noticias!

Para estar siempre al día sobre todas las novedades para autónomos y pymes.

¡Te has registrado con éxito!