¿Sueles acceder a tener plazos largos de pago para que te paguen las facturas? En este post te presentamos sus problemas y algunas soluciones para evitar sus consecuencias.

Un gestor certificado de Quipu te ayuda con tus facturas impagadas
Pedir Gestor Quipu

Los problemas de las facturas impagadas o vencidas

En España, este tema es uno de los mayores problemas de las pymes. Por supuesto, el tema de la morosidad es muy importante, pero desde este post queremos también poner enfasis en los plazos de pago de las facturas, una preocupación fundamental para las pequeñas y medianas empresas de nuestro país.

La empresa Intrum, ha elaborado el último informe Europeo de pagos, que indica que el 16% de las pymes, estarían dispuestas a contratar más, si se acortasen los plazos de pago. El problema radica en que estos plazos de pago se alargan por:

  • Los deudores no tienen intención de pagar dentro de los plazos acordados, y así cuentan con facturas vencidas para el cierre contable.
  • Los entes locales también alargan los plazos de pago, e incluso, acostumbran a ser los que más tiempo lo realizan.

La realidad, es que en Europa, somos los terceros con plazos de pago más largos (81 días), solo por detrás de Italia y Portugal.

A continuación explicaremos algunas soluciones que te ayudarán con estos dos problemas.

Soluciones para las facturas impagadas o vencidas

Como hemos explicado, estas situaciones provocan grandes perjuicios a las pymes españolas, tales como:

  • Imposibilidad de contratación.
  • Beneficios condicionados.
  • Pocas o ninguna posibilidad para invertir.

Las soluciones que te presentamos, te ayudarán a recobrar esta deuda y poder realizar estas 3 acciones, y así, mejorar tu empresa.

Deducirse la deuda

Una factura impagada no solo produce el perjuicio de no recibir el dinero, sino que también, produce problemas a nivel fiscal. Ya que, para Hacienda, la factura ha sido emitida y por tanto:

  • La factura esta registrada como un ingreso, por tanto, se va a declarar un beneficio mayor del que realmente tiene la empresa.
  • En la declaración del IVA del trimestre, también se producirá un error, ya que el IVA de la factura emitida, y no cobrada, se ha declarado. Y por tanto, se ha ingresado. Pero la persona que ha emitido la factura no la ha cobrado.

Para evitar los problemas de estas dos situaciones, hay dos opciones:

Recuperación del IVA de una factura no cobrada

Para poder realizar esta acción se deben de dar los siguientes requisitos:

  • Que hayan pasado 6 meses desde la expedición de la factura.
  • Que la expedición de la factura la haya realizado un empresario o profesional.
  • Que se haya realizado reclamación judicial o requerimiento notarial.
  • Y fundamental, que la factura se haya reflejado en los libros oficiales de IVA.

Para poder poder recuperar el IVA de la factura, se ha de realizar:

  • En los 3 meses siguientes a la finalización de los 6 meses antes indicados.
  • Realizar la factura rectificativa, con el importe en negativo, del IVA que se desea recuperar.
  • Comunicar a la AEAT, en el plazo de un mes, desde que se realizó la factura rectificativa. Se deben adjuntar el requerimiento notarial o la reclamación judicial.

 Deducir como gastos la factura impagada

Este supuesto es muy sencillo de realizar, siempre que se den los siguientes requisitos:

  • Que hayan transcurrido 6 meses desde el vencimiento de la factura.
  • Que se haya reclamado por vía judicial o requerimiento.
  • Que el cliente de la deuda, haya entrado en concurso de acreedores o en un delito de alzamiento de bienes.
Con Quipu tendrás los datos de tu negocio en tiempo real
Conocer Quipu

Consejos para evitar las facturas impagadas o vencidas

Aunque existen soluciones, como acabamos de indicar, la realidad es que deberíamos intentar evitar esta situación. A continuación, os dejamos unos consejos para no llegar a esta situación:

  • Información previa sobre el cliente: es importante, tener algo de conocimiento previo sobre como actúa y paga el cliente con el que queremos trabajar. De esta forma, podremos evitar este problema.
  • En el caso de que se haya producido el vencimiento de la deuda, es importante no dejar de lado esta situación. Enviar un recordatorio a las 24 horas del vencimiento, suele ayudar al pago de la factura, ya que se indica al deudor, que se tiene una buena organización en cuanto a este tema. No hay que olvidar que cuanto más tiempo pase, la deuda suele quedar en el olvido por parte del acreedor, priorizando otros aspectos sobre nuestra factura impagada.
  • Un aspecto muy importante, es saber porque el cliente no paga la factura. Ya que, entender su situación puede beneficiarnos para acuerdos futuros, y sobre todo, para llegar a un acuerdo amistoso. De esta forma el deudor, priorizará nuestra factura, al ver que solo queremos ayudarle.

Conclusión

Es importante, tener en cuenta este tema y conocer al cliente antes de realizar colaboraciones. No obstante, en el caso de que tengamos facturas impagadas o vencidas, existen soluciones y formas de mitigar esta situación, e incluso, de poder sacar beneficios. Lo importante, es tener en cuenta que los plazos de pagos de facturas pueden producir graves perjuicios a nuestra empresa, si no se gestionan correctamente.

Si quieres más información sobre reclamaciones de facturas impagadas, consulta este post.

Jesús Galván
Responsable de contenido. Al día de todas las novedades para poder ayudar a empresas y autónomos.