Todas las empresas tienen un organigrama. Pero ¿qué es y cómo se consigue un organigrama empresarial perfecto?

Un organigrama empresarial es el esqueleto de la empresa por el cual se definen las competencias de los diferentes departamentos, así como las relaciones que entre ellos se producen, definiendo el conjunto de relaciones jerárquicas.

¿Hay un arquetipo de organigrama para toda empresa?

Hay quienes piensan que el organigrama empresarial es una realidad única e indiscutible, pero la realidad es que esto no es así. No todas las empresas operan del mismo modo, ni se enfrentan a las mismas dificultades que presenta el entorno. De este modo, adoptando una posición más flexible, podemos determinar que no existe un organigrama empresarial único e ideal.

Así pues, el organigrama empresarial es propio y exclusivo de cada empresa. Es decir, cada empresa u organización debe construirlo en base a sus necesidades, de modo que le permita operar de forma óptima. De este modo, puede suceder que dos empresas que pertenezcan a un mismo sector no tengan el mismo organigrama empresarial, y ambas funcionen correctamente.

Bases para generar un buen organigrama empresarial

Como se ha mencionado previamente, cada empresa debe establecer su propio organigrama empresarial que le permita operar y le garantice el éxito. Aún así podemos mencionar una serie de rasgos o características comunes que permiten que funcione toda organización.

En primer lugar, y como rasgo más importante, debemos hacer referencia a la facilidad de comunicación entre departamentos. De este modo, unos enriquecen a otros, y las tareas y funciones fluyen entre los distintos miembros que los conforman. Además, una organización que favorezca la comunicación interna garantizan la fluidez de información, que permitirá resolver de modo favorable los problemas a los que la empresa se deba afrontar.

Otro hecho relevante que debes incorporar es la flexibilidad, es decir, lo fácilmente amoldables que los organigramas empresariales deben ser, haciendo referencia a la adaptación de la estructura según las necesidades de la empresa. Cabe decir que amoldables no significa ni mucho menos ausencia de un centro decisor y de poder fuerte o de un liderazgo, es más, ambos son necesarios para cualquier organigrama, promoviendo el trabajo en equipo y facilitando la organización de los proyectos.

Ambos factores, como son la comunicación y la flexibilidad, permitirán tener un equipo cohesionado que trabaje de manera conjunta y que se pueda enfrentar a las dificultades propias de la empresa.

Por otro lado, tratando los diferentes perfiles de trabajadores, podemos afirmar que las empresas de éxito suelen estar compuestas por equipos multidisciplinares y multiculturales. Por un lado, la constitución de un equipo multidisciplinar, permite dotar a la empresa de una mayor apertura y transversalidad, generando así más conocimiento. Por otro lado, mantener un equipo multicultural, permite conocer mejor las necesidades de tus usuarios o consumidores.

En definitiva, conlleva mucho tiempo y dedicación conseguir el organigrama empresarial perfecto y adecuado para tu empresa, lo cual te reduce el tiempo que puedas dedicar a la gestión financiera. Y para ello está Quipu, que te facilita los trámites de facturación y de gestión financiera, pruébalo aquí.

Júlia Areny Quipu
Responsable de comunicación. Puedes seguirme en twitter @juliadeQuipu o Facebook: juliaquipu ;)