La vuelta a la [Nueva] normalidad

Parece que en Europa y en España ha pasado la primera ola de la pandemia y con ello hay tres retos encima de la mesa:

  • Volver a cierto grado de normalidad lo antes posible
  • Adaptarse a posibles restricciones futuras a corto plazo
  • Invertir hoy para ser pionero en los cambios a 10 años vista

Con ello es importante no solo cambiar los procesos a corto plazo para operar hoy sino realizar cambios en nuestros negocios para tener un menor impacto de cara al futuro.

En este articulo hablaremos sobre qué podemos hacer para:

  • Reactivar la economía [especialmente la demanda] 
  • Proteger la salud restaurando los medios de vida [especialmente mediante la digitalización]

Contexto Económico

Partimos de un punto donde de media, en Europa, la economía se estima que se va a contraer un 10% al cabo del año.
Eso es que los negocios van a sufrir caídas de la facturación en esta media.
Esto ha sido en gran medida por un shock de la demanda [la gente no ha comprado] más que de la oferta [por ejemplo, no podemos producir por falta de material].

El paro puede subir hasta el 35% en países como España, afectando en el poder adquisitivo de las familias y con una recuperación que se estima que necesite de más de 1 año.

Las medidas de los gobiernos para mantener la capacidad adquisitiva serán esenciales ya que en Europa más del 26% de puestos de trabajo sufrirán ajustes permanentes o temporales.

También la capacidad de adaptarse a nuevos puestos de trabajo fruto de la digitalización será esencial para la reconversión. 

Los cambios en los puestos de trabajo en materia de digitalización tendrán impacto sobre los próximos 10 años, por lo tanto, la capacidad de adaptarse de los negocios y de los equipos será clave para generar nuevas oportunidades a escala macro y micro.

Activar la demanda

En este sentido, es importante buscar medidas que faciliten activar la demanda y con ello facilitar la forma de llegar a nuestro cliente potencial.

Eso es retener y cuidar al cliente actual y buscar nuevas formas de servir a nuevos clientes.

Adaptar el espacio de nuestras tiendas, dar servicios destinados a reactivar esa demanda, automatizar procesos con tecnología, utilizar empresas de reparto, buscar mecanismos de comunicación para servir al cliente y optimizar así la experiencia o simplemente fomentar el turismo local y atraer visitantes de proximidad, son algunas de las prácticas que deberemos llevar a cabo lo antes posible para activar nuestra demanda potencial.

Analizar la demanda que teníamos antes de la crisis, ver si tenemos capacidad de recuperarla y sino, buscar nuevas fuentes de generación de demanda nueva o bien buscar las vías para llegar a esa demanda que ahora no tengo accesible. 

La buena noticia es que si somos capaces de crear pautas seguras para que nuestros clientes puedan consumir nuestros productos y servicios, la reactivación de la demanda será viable.

Ecosistema saludable

Con ello es importante paralelamente generar mecanismos para mantener a nuestros equipos sanos y salvos para que no se rompa esta cadena y asegurar salud y seguridad a todos los implicados.

Para mantener nuestros equipos a salvo es esencial:

  • Definir una política clara y simple en el puesto de trabajo (de higiene y procesos)
  • Facilitar el trabajo remoto, las cuarentenas y las bajas por motivos de salud para minimizar el riesgo de contagios.
  • Crear una política de turnos consistente para minimizar riesgos.
  • Actualizar protocolos a menudo y comunicarlos.

En la medida de lo posible digitalizar los procesos en la empresa ayudará a mantener la seguridad entre el equipo y consecuentemente del negocio.

Facilitar el teletrabajo con pautas que mantengan la productividad es clave.

Incluyendo mantener la cercanía en la comunicación, formas híbridas de teletrabajo, rediseño del puesto de trabajo así como la ubicación de los centros de trabajo.

La digitalización

Los estudios en un contexto europeo muestras que las regiones digitalizadas han sufrido menos la crisis y tendrán una mayor capacidad de recuperación ya que facilitará la reactivación de la demanda y de los procesos de la empresa.

La digitalización nos permite una mayor productividad y un ahorro de costes en los procesos.

Herramientas como Quipu deben ayudar a trabajar en remoto, eliminar papel, automatizar procesos como la contabilización de facturas, mejorar la comunicación entre los empleados y con nuestro asesor y tener acceso a la información desde cualquier punto.

Cambiar los patrones de nuestro equipo administrativo y contable mediante la incorporación de un programa de facturación y gestión administrativa es solo un ejemplo de las acciones que podemos llevar a cabo para digitalizar nuestro negocio y minimizar el riesgo.

Automatizar procesos mediante el uso de Quipu ayudará no solo a los equipos financieros y administrativos de las empresas sino a sectores como el de la gestoría y asesoría que seguirán siendo esenciales pero que es necesario que eliminen parte de procesos rutinarios como la contabilización de facturas o la conciliación bancaria manual.

lector de gastos ocr

Incorporar herramientas como Quipu en las gestorías permite no solo automatizar el 70% del tiempo invertido en tareas repetitivas sino mantener una relación cercana con el cliente, siendo el proceso mucho más eficiente y cercano al cliente.

Se calcula que esta crisis en términos económicos es la mayor desde la segunda guerra mundial. Una acción coordinada entre Gobiernos, Empresas y consumidores puede facilitar la recuperación..

Buscar formas de activar la demanda y digitalizar nuestro negocio son los ejes claves para afrontar la crisis a corto y largo plazo.

informacion empresa en tiempo real

Deja un comentario

black friday quipu

Comienza hoy a tomar el control de tu negocio

Prueba Quipu gratis y aprovecha el 40% de descuento hasta el 30/11

Descubre las ofertas haciendo click aquí 👇🏻

*Tarjeta de crédito no requerida

You have Successfully Subscribed!