Blog » IVA » IVA soportado: qué es y cómo calcularlo

IVA soportado: qué es y cómo calcularlo

El comienzo de una aventura empresarial está lleno de nuevos conceptos que los autónomos y emprendedores deben conocer para llevar su negocio a flote. Uno de los más comunes es el IVA soportado, un concepto que plantea muchas dudas en un principio, pero que realmente es muy sencillo de entender y calcular.

Todo lo que tienes que saber sobre el IVA soportado lo encontrarás en este artículo: ¿En qué consiste?, ¿qué relación tiene con el modelo 303 del IVA?, ¿cómo calcular el IVA soportado?, ¿es un impuesto deducible?, ¿qué diferencia tiene con el IVA repercutido?, ¿y la cuenta contable?. Sigue leyendo y resuelve estas y otras dudas.

En este artículo aprenderás:

¿Qué es el IVA soportado?

Cuando alguien realiza una compra de un producto o servicio, es muy probable que con ello esté pagando IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido), un impuesto indirecto que se aplica en la mayoría de bienes y servicios de consumo. El IVA soportado es el IVA que pagamos cuando compramos un producto o servicio para desarrollar una actividad económica. Es decir, es el impuesto que se abona en los bienes y servicios que compramos para poder hacer nuestro trabajo.

Por ejemplo, si un carpintero compra un kit de herramientas por 100 euros, con ello estará pagando también el IVA correspondiente del 21% (21 euros). Estos 21 euros son la cantidad de impuesto que el carpintero ha tenido que pagar y “soportar” para hacer su trabajo, es decir, el IVA soportado de ese gasto de su actividad.

La buena noticia es que los autónomos y las empresas pueden comunicar a la Agencia Tributaria cuál es el IVA soportado en los gastos de su actividad profesional, de forma que más adelante pueden deducirlo en sus declaraciones del IVA.

La relación del IVA soportado con el modelo 303 de IVA

El modelo 303 de IVA es el formulario que los autónomos y empresas deben rellenar para declarar a la Agencia Tributaria sus operaciones con IVA, lo que también se conoce como “liquidar el IVA”. Este documento se rellena cada trimestre para comunicar las operaciones sujetas a IVA de nuestra actividad y así conocer el importe de IVA que toca pagar a Hacienda (o solicitar devolución, en algunos casos)

Cuando un profesional se dispone a presentar el modelo 303, tendrá que declarar cuál ha sido la cantidad de IVA pagado en los gastos de empresa (el IVA soportado), así como el IVA cobrado en los ingresos de cada venta (IVA repercutido).

🔗 Ampliar información: Si quieres saber más sobre cómo rellenar el modelo 303 de IVA paso a paso te recomendamos que leas nuestro artículo específico.

¿Cómo calcular el IVA soportado?

A la hora de calcular el IVA soportado de un trimestre (necesario para presentar el modelo 303) es importante, en primer lugar, reunir todas las facturas de los gastos realizados en ese trimestre. Aquí es importante asegurar que no nos dejamos ningún gasto de ese periodo en el tintero.

Si tenemos facturas con distintos tipos de IVA, es recomendable agrupar las facturas en función del tipo del IVA aplicado (21%, 10%, 4%). Así, podremos calcular el IVA soportado por cada grupo de facturas según su tipo de IVA, de forma que ya lo tendremos todo preparado para presentar el modelo 303 más adelante.

Una vez que tenemos a mano todos los gastos (agrupados por tipo de IVA en su caso), el paso definitivo para calcular el IVA soportado de un trimestre es sumar todos los importes de IVA de las facturas de gastos. Si todas las facturas detallan el importe de IVA correspondiente, este paso podemos hacerlo sumando todos los importes con una calculadora. Sin embargo, si tenemos distintos tipos de IVA en las facturas de gastos, entonces lo recomendable es aplicar por cada grupo de facturas la siguiente fórmula de cálculo del IVA soportado:

Importe total de los gastos * Tipo de IVA (21%, 10% ó 4%)

De esta forma, primero obtenemos el importe de IVA soportado de las facturas con IVA general del 21%, después con las del 10% y las del 4% (si las hubiere) y así nos será más fácil indicarlo en el modelo 303.

Ejemplo de IVA soportado

Ahora que ya hemos visto el proceso para calcular el IVA soportado, vamos a materializarlo con un ejemplo para que quede todo más claro. Para ello, volvemos al caso de nuestro amigo el carpintero (llamémosle José), que se dispone a rellenar el modelo 303 y conocer el IVA soportado en los gastos de un trimestre.

En el pasado trimestre José ha realizado los siguientes gastos para desarrollar su actividad como carpintero: un kit de herramientas (100 euros), una prenda tipo mono de trabajo (30 euros) y también ha impreso 300 tarjetas de visita (20 euros). En total se ha gastado 150 euros, de los cuales ha tenido que abonar una parte de IVA, el IVA soportado, que ahora quiere calcular para deducirlo en su declaración con Hacienda.

Para calcular el IVA soportado del trimestre, José ha juntado todas sus facturas y las ha agrupado por tipo de IVA. Por suerte, todas las facturas de José tienen un IVA general del 21%. Como la suma de todos los gastos es 150 euros y el tipo de IVA es del 21%, la fórmula que José aplicó para sacar el IVA soportado es la siguiente:

150 * 21% = 31.5

En resumen, esta ha sido la operación de nuestro amigo José:

Kit de herramientas100€
Mono de trabajo30€
Tarjetas de visita20€
TOTAL GASTOS150€
TOTAL IVA SOPORTAFO (21%)31,5€

Siendo que el 21% de 150 es 31,5, el IVA soportado de José durante este trimestre ha sido de 31.5 euros, que es la cantidad de IVA que ha pagado con sus compras en ese trimestre, y que también será la cantidad que tendrá que añadir en el modelo 303.

En el caso de que José tenga gastos con otros tipos de IVA (10% o 4%), tendrá que hacer el mismo cálculo en cada uno de ellos para añadirlo en su casilla correspondiente. Sumando los importes de cada tipo de IVA, también podrá obtener el IVA soportado total de su trimestre.

¿Cuándo es el IVA soportado deducible?

El IVA soportado hace referencia a la cantidad de IVA que hemos pagado en todas las compras y gastos de nuestra actividad profesional. Sin embargo, no todo el IVA soportado es deducible, ya que no todos los gastos están siempre justificados para la Agencia Tributaria.

Para que el IVA soportado sea deducible tiene que estar bien justificado que son gastos de bienes y servicios necesarios para la actividad del negocio (materiales de trabajo, asesorías, software, desplazamientos de trabajo, etc). Por ejemplo, no serán deducibles las adquisiciones de uso privado o de uso mixto (profesional y privado), como puede ser un teléfono móvil donde también se hace un uso particular. Puedes aprender más sobre esto en nuestro post sobre gastos fiscalmente deducibles.

Por otro lado, para poder deducir el IVA soportado de nuestros gastos, será sumamente importante guardar las facturas originales de las compras, ya que Hacienda las puede requerir en cualquier momento. Además, es importante que los gastos estén registrados en nuestra contabilidad, una tarea que puedes hacer de forma sencilla con un software de facturación como Quipu.

Diferencia entre IVA soportado e IVA repercutido

La diferencia entre IVA soportado e IVA repercutido descansa en el tipo de operación (compra o venta), es decir, si se paga o se recibe el importe.

  • El IVA soportado lo pagan las empresas y los autónomos cuando realizan sus compras, pues se trata del importe que tienen que “soportar” para hacer su actividad (por eso puede ser deducible). 
  • Por otro lado, el IVA repercutido es el importe de IVA que los profesionales reciben por los bienes y servicios que venden, un importe que realmente no pertenece a los profesionales y que tiene que ser devuelto a la Agencia Tributaria.

¿Qué pasa si el IVA soportado es mayor al IVA repercutido?

A la hora de hacer la liquidación del IVA en el modelo 303, existe una última operación para saber si tenemos que pagar IVA a Hacienda o nos sale a devolver:

IVA repercutido – IVA soportado = Importe a pagar ó devolver

Si el IVA soportado es mayor al IVA repercutido , significa que hemos pagado más IVA del que hemos recibido, es decir, el IVA de nuestros gastos es mayor que el IVA de nuestros ingresos. En este caso, la cifra de la operación será negativa (-x) y entonces podemos solicitar a Hacienda la devolución de ese importe como parte de nuestra liquidación.

Para recuperar esta cantidad, podemos hacerlo de varias formas: o bien que nos devuelvan el importe a una cuenta bancaria o bien que quede pendiente para compensar futuras declaraciones trimestrales que te salgan con importe a ingresar.

🔗 Ampliar información: Si quieres saber más sobre cuál es el plazo que tiene Hacienda para la devolución de IVA te recomendamos que leas nuestro artículo específico.

¿Cuál es la cuenta contable del IVA soportado?

Una cuenta contable es una pieza de información crucial en muchas empresas. Las cuentas contables son documentos que muestran cuánto dinero se ha ganado, de dónde procede y qué ocurre con todas esas transacciones a lo largo del año, por lo que se utilizan para hacer un seguimiento de las actividades financieras.

En el ámbito de la Hacienda Pública, el IVA Soportado se declara en la Cuenta 472, “HP IVA soportado”, donde se recoge el importe del IVA que se ha abonado al adquirir de bienes y servicios para la empresa que sean deducibles.

Ejemplo de asiento de liquidación de IVA a pagar con el caso de José el carpintero:

  • IVA repercutido:  900 euros
  • IVA soportado:    150 euros
  • Resultado de la liquidación: 750 euros de IVA a pagar

Su asiento sería así:

900(477)H.P. IVA repercutidoaH.P. IVA soportado(472)150
aH.P. Acreedora por IVA(4750)750
  • Cuenta 472 “Hacienda Pública, IVA soportado: se utiliza para declarar el IVA que la empresa paga por los gastos de empresa
  • Cuenta 477 “Hacienda Pública, IVA repercutido: para contabilizar IVA que la empresa recibe de sus ventas 
  • Cuenta 4750 “Hacienda Pública acreedora por IVA: aquí se anota el resultado de la liquidación de IVA cuando es a pagar.