Hemos llegado a un punto en el cambio de las estrategias de compra, venta y promoción de productos que es casi imposible imaginar un negocio sin internet.

Incluso negocios familiares, como una pequeña tienda de productos artesanales, no puede encontrar su hueco en el mercado actual si no es vía un sitio web en el que presente sus productos.

Por ello, hemos querido contar con la colaboración de Canal IP, una consultoría especializada en ecommerce para que nos den su visión sobre el sector, y compartan unos consejos prácticos para mejorar nuestra tienda online.

Son muchos los negocios que han ido más allá y no sólo tienen un portal en la web como presentación online, sino que incursionan en la venta online de sus productos, experimentando con distintas formas, plataformas y mecanismos para ofrecer un buen servicio a sus clientes encontrados en el ciberespacio.

La facturación electrónica y la administración de las finanzas de un negocio que vende online son complejas, pero no representan el único desafío que se puede enfrentar al incursionar en el ecommerce.  Otro gran paso que hay que dar es darle reconocimiento y presencia en la web a nuestro sitio, y ello es un proceso bastante largo que muchas veces estresa y desconcierta a los nuevos emprendedores.

Presencia web

El marketing online abarca muchos factores y elementos que posteriormente permiten tener lo que genéricamente podríamos denominar presencia web. Ello quiere decir que nuestro producto o servicio será encontrado por quienes lo busquen, ya sea usando sus móviles o desde un ordenador. Y las preguntas se lanzan siempre hacia los grandes buscadores, entre los que el protagonismo de Google es abrumador.

Es por ello que el marketing ataca desde distintos costados esta problemática, buscando lo que se denomina tráfico orgánico, es decir, aparecer en los primeros puestos de las páginas de resultados de los buscadores para que las personas entren de forma natural a nuestro sitio web, y también recurriendo a la publicidad pagada, apareciendo como pequeños recuadros de anuncios en las mismas páginas de resultados.

Optimización

Pero ninguna de estas dos estrategias (conocidas como SEO y SEM en el mundo del marketing online) sirve si el sitio no está bien preparado para que los robots: esos programas que rastrean y detectan qué vende, qué contiene y qué presenta un sitio web. Preparar una página web para ser encontrada es un trabajo tan delicado y minucioso como armar una prenda de vestir. Las costuras deben ser suficientemente sólidas para mantener la prenda en forma, pero invisibles al exterior.

Este armado interno es lo que se conoce como optimización y es particularmente importante en un sitio de ecommerce. Muchos emprendedores deciden utilizar diversas plataformas que facilitan la administración de un sitio de ecommerce, y este tipo de soporte permite avanzar más fácilmente con la optimización, pero no hay que pensar que este trabajo puede automatizarse del todo.
ecommerce quipu
Es importante empezar con una labor puntual de selección de palabras clave tanto básicas como más competitivas (aquellas que permitirán una mejor ubicación en buscadores de nuestro sitio y nuestro producto) y en base a ello, pulir cada rincón de nuestra web.

La optimización abarca puntos tales como:

  1. Selección de palabras clave (básicas y long tail o de largo alcance) por las que pueda ser encontrada nuestra web.
  2. Corrección de detalles internos en base a estas palabras, siendo los más importantes los títulos, palabras destacadas en negritas, etiquetas. Todo ello podemos confiarlo al programador de nuestra web (si lo tenemos) o hacerlo nosotros si utilizamos una plataforma. La optimización en Shopify y otras plataformas de ecommerce es más intuitiva, pero no por ello desaparece. Que las palabras clave estén usadas en el código y en el contenido de la web, de forma natural, es la única forma en que el sitio sea detectado por los buscadores y por ende, los usuarios.
  3. Revisar el contenido duplicado. Un paso de la optimización muy específico que atañe a los sitios de ecommerce es la revisión de contenido duplicado. En un sitio normal, tener sitio duplicado ya es mal visto por los programas informáticos que constituyen el núcleo funcional de los buscadores. En un sitio de ecommerce, es penalizado al máximo. Porque es fácil tener descripciones de productos repetidas o incluso muy similares a los de la competencia. Una revisión profunda (automatizada y manual), es un imperativo en la optimización de una web de ecommerce.
  4. Revisión de una optimización más minuciosa. Que incluya la revisión paso a paso de la existencia de páginas vacías, errores, y todo detalle. Siempre fijándonos en incluir pertinentemente nuestras palabras clave (el esqueleto de toda optimización).

 

¿Suena complejo? En realidad no lo es. Es un trabajo detallado, pero que produce muchos beneficios a la larga y que además, pule la parte visible de una web al dejar la parte invisible lista para ser detectada por nuestros potenciales clientes.

 

 

 

Artículo elaborado en colaboración con Carla, responsable de contenidos de Canal IP.

Laura de Quipu
Especialista en Redes Sociales y Contenido. Graduada en Publicidad y RRPP ha acabado su máster en SEO para despuntar entre las SERP.