Los grandes retos de la mujer emprendedora siguen siendo una asignatura pendiente

La incorporación de la mujer al mercado laboral es ya una realidad indiscutida e indiscutible desde hace décadas, y la emancipación de la mujer en el ámbito laboral también ha alcanzado a sus cotas de emprendimiento. Y aunque siguen exsitiendo grandes retos para poder condicliar una carrera profesional y compaginar la vida laboral, ya hemos recorrido un largo camino.

Hoy comentamos cómo es su situación y cómo puedes optimizar tu tiempo para llegar a todo. Y es que cada vez son más los proyectos profesionales iniciados por mujeres así como mujeres que también tienen hijos a su cargo, hecho que complica, en gran parte, la situación de la mujer. Para ello, vamos a tratar de ofrecer algunos inputs para intentar hacerlo menos difícil a las madres o mujeres empresarias que desean emprender.

Particularidades en los negocios de las madres emprendedoras

Si bien la mujer y su rol en el ámbito profesional han cambiado mucho en los últimos años, aún hay demasiados obstáculos que debemos superar cuando se trata de emprender. Pero eso no es todo, si no que la situación se complica cuando ésta se convierte en madre. Esto no debería ser así, pues las madres deberían tener las mismas oportunidades de emprendimiento que un hombre, ser madre no debería ser un impedimento en ninguno de los casos. Pero todavía es un problema vigente de conciliación y, no solo para mujeres emprendoras – que por la inseguridad que puede suponer emprender es más difícil – sino también para las asalariadas. Y lo mismo ocurre que no es solo en mujeres, sino incluso para los hombres. Las políticas de maternidad siguen siendo la asignatura pendiente de España.

Avanzando hacia una sociedad igualitaria gracias a las madres emprendedoras

Muchas personas dirán que, en realidad, una madre tiene las mismas opciones de emprender que un padre y, obviamente, desde un punto de vista meramente técnico así es. Pero la realidad diverge de esta aparente situación de igualdad a la que todas las personas deberíamos encontrarnos, presentando discriminaciones por cuestión de género (entre otras). Y la situación se exagera cuando se trata de madres solteras con hijos a cargo.
La realidad práctica nos dice que el cuidado de un niño aún corre en gran medida a cargo de la madre y que, aunque el padre colabore plenamente en las tareas domésticas (que no siempre es así), el mero hecho de ser madre ya supone unas responsabilidades extra que de otra forma no existen.
Es la madre quien, en la mayoría de los casos, se ocupa del trabajo familiar doméstico, que incluye el cuidado y la atención de los hijos. De este modo, la gran cantidad de tiempo en la vida de una mujer va dedicado a las tareas de cuidado, de las cuales se aprovechan todos los miembros de la familia.

Pero cada vez, ni la maternidad ni el género en si, suponen un reto para que las mujeres emprendan o desarrollen su carrera profesional. Aquí tienes las 10 mujeres más emprendedoras de mundo. Y seguramente el problema no es emprender, sino hacer frente a la doble vida que supone por ejemplo, ser madre y trabajadora, hoy en día.

mujeres emprendoras y madres

Consejos para las madres emprendedoras

El primer consejo básico que se puede dar a cualquier madre que desee emprender es que en la medida de lo posible intente generar espacios personales y profesionales bien diferenciados apoyándose en la pareja, familiares, guarderías y demás para poder dedicarse libremente al emprendimiento sin que ello signifique renunciar a la faceta de madre, ni al revés.
Lo anterior no siempre es fácil de llevar ni de conjugar, y son muchas las madres que no tienen esos soportes externos o que aunque los tengan los mismos no son suficientes y les obligan a dedicar horas y horas a sus hijos e hijas limitando la capacidad de emprendimiento.
Para evitar lo que sucede en los casos anteriores, un buen consejo puede ser el de crear negocios basados en Internet, en la medida de lo posible, y no estamos hablando de que los mismos se puedan promocionar a través de Internet sólo, sino que hablamos de que estos puedan ser gestionados y desarrollados íntegramente a través de Internet, eliminando en gran medida la necesidad de espacios físicos, de desplazamientos, etc. pero generando diferentes negocios para mujeres, desde crear tu tienda online hasta cualquier tipo de servicio como de consultoría, gestoría, etc..

Así que sin duda alguna, el mejor consejo si estás pensando en emprender es acogerte a un trabajo como autónoma o freelance y ser una mujer empresaria. De la misma manera, que algunas empresas ya ofrecen serlo por proyectos, y no hace falta que montes tu propio negocio. Aunque puede ser complicado encontrar estas cualidades, cada vez es más común este tipo de profesión que nos da unas prestaciones mejores, como por ejemplo el trabajo en remoto, la flexibilidad y la adaptabilidad de horarios. Lo cual supondrá una pequeña ayuda para compaginar las obligaciones que tenemos.

Bonificaciones para madres emprendedoras

Aunque como comentábamos aún queda un largo camino para conseguir la conciliación entre la vida laboral y personal, así como las prestaciones que se ofrecen para ser madre, existe algun tipo de ayudas que pueden ayudarte a impulsar tu pequeño negocio, por ejemplo en la cuota para ser autónomo: 10 bonificaciones vigentes en la cuota de autónomos

De este modo, animamos a todas las mujeres que lo deseen, sean madres o no, a emprender. Ya que, a pesar de todos los impedimentos que se presentan, las posibilidades de tener éxito empresarial en un contexto social como el actual, basado en las nuevas tecnologías, facilitan las posibilidades de negocio para todos.

Lo que será indispensable en tu negocio para empezar con buen pie, es que controles la facturación desde un primer día y, quién sabe, quizá también es una idea de negocio para ti misma. Puedes descubrir de cómo hacer este control de facturación gracias a Quipu. Probar Quipu gratis.

kit autonomo

Júlia Areny Quipu
Responsable de comunicación. Puedes seguirme en twitter @juliadeQuipu o Facebook: juliaquipu ;)